miércoles, 14 de abril de 2010

Cuzco I: La Chicha de Acurio

Canastita de panes
De vuelta en Cuzco me enfrentaba al mayor de los desafíos: ¿Qué lugar escogería para cenar? El cansancio y algunas malas experiencias que tuve en esta ciudad me aconsejaban ir al Bembos y comer una simple hamburguesa. Pero el hemisferio derecho de mi cerebro (activado por los varios cursos que he llevado en ESAN) me decía: "¿Volver a Cuzco sólo para comer hamburguesa? ¡Andaaaa!" Es así que olvidándome de planes y de números decidí visitar el novísimo restaurante de Gastón Acurio: Chicha.

Chicha es un restaurante muy elegante y sofisticado. Mesas de mantel blanco, anfitriona en la entrada y mozos listos para atender con su mejor sonrisa. Me llamó la atención que la mayor parte de comensales eran turistas vestidos con gruesas casacas, jeans desteñidos y zapatillas Hi-Tech llenas de barro. (¿Me dejarían entrar vestido así al Astrid y Gastón?). De entrada pusieron unos pancitos con mantequilla de hierbas. Estaban calientes y blandos como recién horneados y fue un placer degustarlos con la mantequilla que se derretía dentro del pan. Excelente introducción.

Pollo de corral
Después de revisar largo rato la carta lo único que me llamó la atención fue un Pollo de corral: Pechuga de pollo cocinada en ají panca y maní, acompañada de carapulcra y peras confitadas. La pechuga estaba cocida al término perfecto, crujiente por fuera y jugosa por dentro. La carapulcra estaba muy buena pero le faltaba más textura, Además sólo pusieron dos cucharadas en todo el plato, ni que fuera tan costosa. No justifica que sean tan amarretes al servirla, a menos que quieran cobrar en la carta "porción adicional". Sobre la audaz combinación de peras y zarza de cebollas no tengo nada que decir porque no me animé a probarla.

Para terminar la jornada me alcanzaron la carta de postres. No esperaba encontrabar el pye de aguaymanto de Lucre pero tampoco imaginé que cobrarían 20 soles por una simple ensalada de frutas. Lo siento Gastón, ese precio lo pago en restaurantes de hotel. Chicha es un restaurante recomendable para los aficionados a las diminutas porciones de la comida fusión. Para los que deseen algo más contundente vayan prevenidos.

Chicha queda en calle Plaza Regocijo 261, Cuzco.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Renzo

Sabes? ese plato al que le has tomado foto, que pobre!! que? estan jugando a la comidita?...
Cuzco tiene tantos lugares misticos y muy buenos!! como para pasarlo MUY BIEN!. Siento que en ese restaurante te han estafado. Hace un par de años que fui al cuzco, recuerdo que unos tios muy queridos me llevarón a un restaurante de primera que se llama " Jose Antonio" un lugar elegante, bonito, comodo y el buffet espectacular, y sobre todo se presento un grupo folcklorico tocando quenas y zampoñas, los turistas y yo quedamos muy complacidos!! Asi que eso si valia la pena pagar, y eso que no estaba tan caro hmm.
Para una proxima que regreses, pues avisame para que no te estafen y puedas realmente disfrutar de un buen viaje.
Besos

Ll

Renzo dijo...

Estimada Ll.

¿Qué le vamos a hacer pues...?
Ese es el estilo fusión donde el plato tienen un nombre interminable pero cuando te lo sirven puedes comerlo con mondadientes.

Ni modo, es cuestión de gustos pero particularmente sólo volvería a Chicha si me invitan.

¡Saludos!

Sofia dijo...

Hola Renzo...yo fui a Chicha y la verdad q me gusto todo! Comimos entre dos: un pastel de choclo buenisimo, recien preparado y unos rollos primavera de lomo saltado...muy rico todo.
Y los panes y la mantequilla delis!! No pedimos platos de fondo porque nos llenamos con las entradas!!
Tambien fui al restaurante del MAP...muy bueno, rico y caro...pero valio la pena.

Gabriela dijo...

¡Si! Qué manía esa de servir como para jugar a la comidita, y a la hora de cobrar la cuenta parece la de todo el restaurante, ja, ja.

Renzo dijo...

Sofía
Honestamente yo también volvería sólo por las entradas porque los precios de los platos de fondo estaban por las nubes.

¡Saludos!

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Yo lo hice para sacarme el clavo de tanta publicidad que le hacen. Pero decir que comí algo extraordinario ni a de balas.

No es el tipo de restaurante para mi gusto.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Renzo,

Estuve allí en enero. El lugar no es nada espectacular es un segundo piso de una casona vieja. Lo atractivo de los panecitos es que vienen calientes. La vez que fuí tenía ganas de comer pescado. La carta tiene una buena selección de platos cuyo ingrediente central es el pescado. Desafortunadamente, no había ni uno de pescado, ni para muestra. La excusa fue que no les había llegado el pescado de Lima.

Las entradas que pedimos creo que fue una variedad de cosas para compartir, ocopas entre ellas. Nada de otro mundo. De plato central, opté por un adobo arequipeño. Me pareció exagerado lo que me sirvieron. Creo que seis personas pudieron haberse servido de la cazuela en que me pusieron al frente. Para decirte la verdad no me gustó. Mis tres acompañantes pidieron Lomo saltado, nada especial sólo la presentación, Pollo al horno ( no el que tu pediste) que si estuvo delicioso y un sanduich de chicharón, hay mejores en sabor, el tamaño también fue una exageración.

Los postres nada espectacular excepto un cream brulee con mazamorra morada, lo curioso de este postre no fue el sabor sino la contextura que dejo pensando en la técnica ya que la mazamorra se hierbe y la creme brulee se prepara al horno y el punto de ebullición de estos dulces es distinto.

Creo que Chi Cha tiene uno que otro plato que si vale la pena; pero no todos. Más que nada trata de ser el lugar de moda. Irónicamente la vez que fui estaba vacío, creo que sólo había una pareja además de nosotros y un par de jóvenes bebiendo en la barra del bar.

Otro lugar muy cerca de allí para comer es el restaurant del hotel Picoaga, éste tiene una buena carta.

Hablando con un guía nos mandó a un restaurancito (¿un huarique?), en la esquina de la calle Mesón de la Estrella y Garcilaso, muy cerca de la Plaza San Francisco y de Chi Cha. Nos sorprendieron los precios super baratos y la comida muy exquisita, puedes creer el menu ejecutivo por 7 soles, el familiar 5 soles. Tienen una crema de esparragos muy buena. Una trucha frita para chuparse los dedos, y por supuesto platos tradicionales como sopa a la minuta, arroz con pollo, tallarines saltados, chaufa, etc. Nos dijeron que el dueño es el ex chef de del Hotel Macchu Pichu Santuary Lodge. No sé si sea cierto esto.

Después de comer en Chi Cha, el Picoaga, Pucara y otro que se especializa en cuyes, regresamos más de tres veces a este pequeño "huarique". El nombre no me acuerdo.

Renzo si todavía estás por el Cusco te dejo de tarea averiguar el nombre. El local es malísimo, tiene dos salones y desgraciadamente en los dos hay un baño casi al centro del salón, en el primer salón el de mujeres y en segundo el de hombres. Sin embargo el lugar estaba repleto de turistas latinoamericanos y europeos y por supuesto de gente lugareña.

Sigue con tus interesantes aventuras gastronómicas que son un placer leerlas.

Saludos,

A

Renzo dijo...

Estimada (o) A

Muchas gracias por tu apreciación del blog y por tu comentario tan vasto. Complementa varios detalles que había dejado de lado.

Es obvio que Chicha, a pesar de tener el respaldo del todopoderoso Gastón Acurio aún tiene que bregar duro contra la gran oferta gastronómica que existe en el Cuzco.

Prueba de ello es que hayas encontrado ese huarique donde cocinan tan bien.

Lamentablemente ya estoy de vuelta en Lima y sólo me quedan dos posts para terminar con el relato de la aventura en el Cuzco.

¡Saludos!

katiadocumet dijo...

Muy de acuerdo contigo en que no te pueden servir porciones ridículas y más aún cuando se trata de ingredientes como la carapulcra!!! Yo entiendo que en lugares como Bs As, donde ciertos ingredientes no se encuentran, son codiciados y carísimos, en fin, podría entender que las porciones sean chicas, pero en Cuzco!!!?? por favor!
Muy buena tu observación de los jeans y las zapatillas, serà que en Cuzco se da por sentado que todos son turistas que vienen de hacer los Caminos del Inca :)
Los precios...los precios... a veces no se justifican es cierto.
Saludos!!

Renzo dijo...

Estimada Katia

Asumo que es un mal endémico de todos los restaurantes fusión. Servirte la porciones en porciones extra-small.

Pero tal como tu dices es ridículo mezquinarte la carapulcra. Vamos, cuánto cuesta el kilo? Y ni que lka hubiera hecho con prosciutto.

Igual es parte de la experiencia.

Saludos

katiadocumet dijo...

Ayer mi esposo comprò dos porciones de cebiche antes de venir a la casa para sorprenderme...y si que me sorprendiò!
El sabor, obviamente, nunca nunca se podrà igualar a uno preparado en Perú pero lo que me indigestó fue el precio... 75 pesos cada uno!! aprox. 57 soles, sin camote, sin mariscos ricos ni nada.
Le agradeci mucho pero le pedí que trate de no darme mas sorpresas de ese tipo :))

Renzo dijo...

Estimada Katia

Ouch... Eso sí que dolió. Ni que fuera con esos pescados raros japoneses.

Mejor te hubiera llevado algo de Vasaliiiisa. Yyyyyy. Ja ja ja

¡Saludos y provecho con el cebiche de 14K!

Patty García dijo...

Mmm??? Cuándo fuiste? yo acabo de regresar del Cusco y no vi ese plato en la carta, quizá ya lo sacaron.
A nosotros nos fue bien, todo muy rico y las porciones para nada pequeñas, nosotros comimos un solomillo en kapchi de habas que estaba buenazo, y el postre preferido de la mesa fue el chocococo, muy rico con chocolate derretido en el medio.
Los precios no estaban mal, los platos de fondo estaban alrededor de los 30-40 soles, pensamos que estaría más caro por ser restaurante de Gastón.
He visto que tienen página en facebook, ahí hay fotos de algunos platos, por lo menos lo que comimos nosotros estuvo buenazo, contundente y muy parecido a las fotos.
Creo que han cambiado de chef desde enero, no sé si sea eso, yo sí lo recomiendo.

Renzo dijo...

Estimada Patty

Es común que los restaurantes de "marca" cambien la carta. De repente por eso ya no figura el pollo de corral. Igual no te perdiste de nada ja ja ja

El restaurante es recomendable para todas aquellas personas que disfrutan de los variados sabores de la comida fusión. Para los que tienen buen diente tal vez las porciones se les antojen pequeñas.

¡Saludos!

ROLANDO dijo...

Comí en Chicha en octubre del 2009. Pésima experiencia. Había un "jalador" a quien le preguntamos si había mesa, nos dijo que sí, subimos y el local estaba lleno, y tuvimos que esperar media hora. Ya sentados, pedí un plato que es una especie de sancochado, y luego de otro buen rato me dijeron que no tenían. Pedí entonces un plato de cerdo con miel de algo, y solicité que la miel me la traigan aparte. Igual me lo sirvieron con la miel bañando el cerdo. Nueva espera para que me traigan el plato como lo había pedido. Pésima experiencia. Por suerte, encontramos Brava, un restaurant de Portal Espinar donde preparan unos ñoquis de pasa con un lomo saltado de los dioses, y una crema de trucha al eneldo que es un bálsamo para la noche fría de Cusco.

Renzo dijo...

Estimado Rolando

Considero que no es suficiente usar un nombre para promocionar una marca.

Quienes hacen valer tu marca son la gente que atiende y si estos no saben cumplir con las necesidades de los clientes entonces tenemos un problema.

En el caso de Chicha no lograron convencerme.

Saludos

JavierN dijo...

Visite este local para cenar el 10 de Octubre de 2010. Fue una experiencia sublime, discrepando mucho de algunos comentarios leidos. Pasamos un rato fantastico. Pisco Sour, Solterito (maravillosa creacion), Aji de Galina y Lomo Saltado (correctamente elaborados) y de postre la recomendacion de chico que nos atendio, el Tiramisu de Lucuma (excelente). Fue una muy buena experiencia culinaria en todos los sentidos. Las porciones podria decir son muy abundantes, debiendo dejar comida en los platos (por la cantidad). La atencion fue inmejorable y corrimos con suerte, pues no teniamos reservaciones y logramos mesa inmediatamente. Pienso que vale la pena una visita.

Renzo dijo...

Estimado JavierN

Es muy posible que luego de varios meses el restaurante haya mejorado su atención y la calidad de sus platos.

Por el momento no tengo planeado un viaje al Cuzco así que me quedaré con la duda.

Saludos