miércoles, 7 de abril de 2010

Oropesa: Pa-ra-pa-pan

Panificadora San Francisco
¿Cuál es el pan más rico? ¿El baguette dulce? ¿El francés recién horneado? ¿La focaccia con Sal de Maras? Pero aún ¿Qué características debería tener el mejor pan? Cuando era niño no había nada más rico que un pan francés con mantequilla. Luego me volví aficionado al pan de yema con jamón y queso. Y ahora después de tantos años los panes dulces son un invitado obligado en mis desayunos dominicales. Por eso cuando durante la ruta me hablaron de Oropesa, el pueblo del pan, elevé desmedidamente mis expectativas y decidí probar el mejor pan del Cuzco. Al menos según lo dice el artículo que me inspiró a hacer esta ruta gastronómica.

El famoso pan de Oropesa
Apenas lleguen al paradero de Oropesa una docena de personas se abalanzará sobre el bus para ofrecer bolsas conteniendo pan artesanal. La lógica me guió hacia la única panadería que podía ver, la Panificadora San Francisco, según una gigantografía varias veces premiada en el concurso Tanta Raymi. Personalmente no le encontré nada especial. Es un pan suave, dulce y con una que otra pasa perdida en la inmensidad de la masa. Por más que me esforcé no pude hallarle más virtudes. Decir que es el mejor pan sería una exageración. Sólo puedo recomendarlo si es que sienten curiosidad de probar un pan fresco y artesanal. Si no, continúen con la ruta.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Pan
de Gabriela Mistral

Dejaron un pan en la mesa,
mitad quemado, mitad blanco,
pellizcado encima y abierto
en unos migajones de ampo.

Me parece nuevo o como no visto,
y otra cosa que él no me ha alimentado,
pero volteando su miga, sonámbula,
tacto y olor se me olvidaron.

Huele a mi madre cuando dio su leche,
huele a tres valles por donde he pasado:
a Aconcagua, a Pátzcuaro, a Elqui,
y a mis entrañas cuando yo canto.

Otros olores no hay en la estancia
y por eso él así me ha llamado;
y no hay nadie tampoco en la casa
sino este pan abierto en un plato,
que con su cuerpo me reconoce
y con el mío yo reconozco.

Se ha comido en todos los climas
el mismo pan en cien hermanos:
pan de Coquimbo, pan de Oaxaca,
pan de Santa Ana y de Santiago.

En mis infancias yo le sabía
forma de sol, de pez o de halo,
y sabía mi mano su miga
y el calor de pichón emplumado...

Después le olvidé, hasta este día
en que los dos nos encontramos,
yo con mi cuerpo de Sara vieja
y él con el suyo de cinco años.

Amigos muertos con que comíalo
en otros valles, sientan el vaho
de un pan en septiembre molido
y en agosto en Castilla segado.

Es otro y es el que comimos
en tierras donde se acostaron.
Abro la miga y les doy su calor;
lo volteo y les pongo su hálito.

La mano tengo de él rebosada
y la mirada puesta en mi mano;
entrego un llanto arrepentido
por el olvido de tantos años,
y la cara se me envejece
o me renace en este hallazgo.

Como se halla vacía la casa,
estemos juntos los reencontrados,
sobre esta mesa sin carne y fruta,
los dos en este silencio humano,
hasta que seamos otra vez uno
y nuestro día haya acabado...

Renzo:

Perdona la extensión del comentario. Tengo entendido que Santa Ana es una pequeña localidad cerca del Cusco, ¿no sé cuál es su relación con Oropesa? En todo caso un pan universal.

Saludos,

A

Gabriela dijo...

El olor de pan recién horneado es uno de los más deliciosos del mundo. Hasta se me hace agua la boca de imaginármelo.
Cómo será de importante el pan que ha merecido un poema de mi tocaya (aunque sea de seudónimo) chilena.
Saludos.

Renzo dijo...

Estimada(o) A

Gracias por el aporte cultural. La poesía y yo aún mantenemos un relación a la distancia.

Muy interesante poema de Gabriela Mistral.

Santa Ana es un pueblo que está por la zona de El Espinar. Creo que está un poco lejos de Oropesa. En todo caso mi ruta se apartó muy poco de la carretera principal.

¡Saludos!

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Creo que nadie puede resistirse al sabor y olor del pan recien horneado. Sobre todo si es un pan francés crocante al que le puedes echar mantequilla y hmmmmm

¡Saludos!

@Suspiross dijo...

Hola Renzo:

PAN!!! ñuuummm deliii... recordar mis dias en mi Pisco querido cuando mamá llegaba con el pancito recien salidito del horno de la panaderia de "Don Mazuelo" (es el apellido eehh).. "pan de agua" asi se hace llamar en mi tierra natal.. ir corrieeeeeeeendo a untarle mantequilla... (iiiissshhhh se me hace agua la boca)...
Otro pancito que disfrutaba mucho era los panes de Moquegua... en cada viaje a Ilo a visitar a unos tios era infaltable comprar el "pan y la paltita"...

ouch! me dieron ganas de desayunar otra vez!... jajaja

Besos!

Renzo dijo...

Estimada Suspiross

Gracias por compartir tus recuerdos.

El pan se merece un post más largo del que he escrito. Hay tantas variedades y tantas formas de comerlo. ¿Cuántos panes con mantequilla habremos comido de niños?

Este fin de semana compraré manjarblanco para comer con pan francés. He dicho.

¡Saludos!

Gabriela dijo...

Manjarblanco con pan francés... mmm, qué rico. Pruébalo con pan de molde.
Saludos.

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

El manjarblanco cae bien hasta con ese pan de centeno alemán lleno de semillas ja ja ja

De niño yo moría por los extremos del pionono xq eran las partes q más manjarblanco tenían. Hmmmm...

Ya me fui por la tangente...

¡Saludos!

katiadocumet dijo...

Cuando yo era chica me pasaba igual, no habìa nada mas rico que un pan francès con mantequilla o mucho queso, luego estuve mucho tiempo enamorada de los mellizos de mantequilla que vendìan en la panaderìa Rose de por mi casa, eran con forma de baguette pero mas finitos y pegados de a dos, cada uno en el centro tenìa mantequilla..imagìnalos calientes recièn salidos mmm
Los caramanduca de Wong son considerados panes? jaja un vicio que durò poco por el resultado en la balanza.
Y mi engreìdo? el chancay!!
Los panes de provincia, por decirlo de alguna manera, tienen un sabor especial porque uno està de viaje y todo tiene otro sabor...recuerdo el glorioso pan de Pisac recièn horneado y con queso por dentro... un verdadero manjar!!
Saludos!!

Renzo dijo...

Estimada Katia

Que hambre me ha dado leer tus comentarios. Justo acabo de cenar una cheeseburger a mi estilo con pan francés y queso paria.

¿Qué más puedo decir de los panes recien horneados? Son lo máximo.

El karamanduka es un pancito muy bueno pero le han perdido el toque en los supermercados. Ahora es cualquier cosa.

¡Saludos!

Gabriela dijo...

Yo sigo muriendo por los extremos del pionono y del king kong, ja, ja.

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

¿Como pude olvidarme de los extremos del King Kong?

Sobre todo si es San Roque.

Hmmmmmmm... King Kong...

Anónimo dijo...

Hmm que rico!! Pan pan!!. Cuando tuve la oportunidad de ir al cuzco he probado su pan artesanal pero no me parecio gran cosa, y no lo tome como especial. Caso contrario me sucedio en arequipa, que sus panes de tres puntas si tienen sabor y que muy bien acompañado con su adobo arequipeño! Hmm.

Besos

Ll

Renzo dijo...

Estimada Ll

A una arequipeña no le voy a discutir qué pan es el mejor. Sobre todo combinándolo con ese plato tan rico que es el adobo.

Aunque no podrás que el baguette dulce de Belgravia no tiene competidor en todo el país...

Anónimo dijo...

es que no han probado el
PAN-REJILLA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ hecho en cusco-huacarpay ,la próxima visita al cusco búsquenlo no se arrepentirán ,pero ojo solo en huacarpay ,el sabor del lugar es único y mas recién echa y sacada del horno y así como en arequipa se acompaña el adobo con su pan en cusco el pan se acompaña con el carnero al horno o el lechón al horno ....................MARGOT