domingo, 4 de febrero de 2018

¡Feliz día mamá!

Hoy es cumpleaños de mi madre, y nada mejor que dejar fluir al teclado para decir lo que siento por ella.

Querida mamá:

Hoy cumples un año más y yo sólo puedo agradecer a Dios que aún estás a mi lado. ¿Que palabras voy a dedicarte si tú fuiste la que me enseñó a hablar? ¿Qué platos te voy a preparar si todas las recetas del cuaderno casero son tuyas? Podría llevarte a mi restaurante favorito, que no es el tuyo, pero sabes que allí te harán sentir como una reina, que es lo mínimo que te mereces. Sí, yo sé que la cocina contemporánea es un terreno ignoto para ti, pero quién mejor que yo para guiarte y quien mejor que el chef para improvisar delante de sus fogones y prepararte algo especial.

Pero tú mereces ser festejada todo el día así que la pregunta de fondo es dónde iniciar nuestra jornada de celebración. Podemos comenzar el día con un buen desayuno, pero sabes que tu estricta dieta te ha alejado del café y mirarás con recelo mientras bebo una taza del invariable americano. Te invitaré a que pruebes un sorbo pero me lo devolverás con desagrado reclamando airadamente por qué no lleva azúcar. Vamos mamá, sabes que así debe tomarse el café, pero tú insistirás en que esas naderías quedan para los bloggers gastronómicos. Para comer me veré obligado a ordenar el tamal criollo que tanto disfrutas, pero que yo hubiera preferido omitir calculando las calorías que contiene. No importa, fingiré que me encanta, y también separaré la sarsa criolla para dejarte birlar un pedazo como quien no se da cuenta.

¿Qué le vamos a hacer mamá? Tu salud ya no es la de antes y no es fácil hacer concesiones. ¿Te acuerdas cuando de niño me prohibías tomar gaseosa y comer chocolate? Ahora, al mejor estilo de la familia Buendía, el mundo ha dado una vuelta completa y soy yo quien debe vigilar concienzudamente tu dieta. Si el plato tiene grasa, si lleva aderezo o si algún lácteo despistado ha logrado colarse en el plato. ¿No sería más fácil ir a un restaurante vegano? Quizá, pero ya sé que huyes del tofu como el diablo del agua bendita. Además, es tu cumpleaños y podemos tomarnos algunas licencias. Aunque no muchas.

¿Sabes que es lo más divertido mamá? Como a veces reniegas por dedicarle tanto tiempo  a este blog y, sin embargo, has olvidado que existe gracias a ti. ¿O ya olvidaste quién hace más de diez años me regaló una cámara digital? ¡Y el toque cáustico que a veces le imprimo a las reseñas es tuyo! Lo sé porque está comprobado que viene de familia materna. Así que, además de agradecerte por haberme traído a este mundo, también debo hacerlo por inconscientemente haber iniciado esta aventura.

Querida mamá, el tiempo está en contra nuestra y ambos lo sabemos.  Pero mientras sigas en este mundo yo estaré pendiente de ti ¿Acaso tú no vigilaste mis pasos cuando yo era niño? ¿Por qué yo no haría lo mismo ahora? No te diste cuenta, pero mientras decidías qué infusión acompañaría tu blindado clásico, yo estuve armando este post mentalmente. 

¿Podría regalarte algo mejor en tu día que unas palabras salidas de mi corazón? Lo dudo.

5 comentarios:

Lula Prai dijo...

Renzo esta es la mas bella publicación que e leido en todo este tiempo que te e seguido y solo refleja un corazón puro y autentico has sido enseñado por la autora de tus días y te enseño todo bien, creo que ya te lo dio todo Valores, Principios, Amor,no hay mas nada que agregar finalmente la grandeza de Dios a acompañado a tu Madre en todo este tiempo y el resultado eres tu,,,,Bravissimo.

Elena Malasquez dijo...

Que lindas palabras, tu mamá tiene un hijo que la adora. He leido cada una de las palabras de este post, son puro amor y denota a tu mama como tu primer amor. Que lindo que ella te inspire a escribir tan bello...Abrazos y cariños para tu mamá, debe ser un amor conocerla.

Gabriela dijo...

Qué bonito que la quieras tanto, y qué lindo que lo grites al viento.
Espero que tu mamá haya tenido un lindo día.

juan Llúncor dijo...

Estimado Renzo, tus palabras escritas son el resultado de lo que tu madre sembró en tu corazón.
Que hayan pasado un excelente día y le envió un saludo para tu mamá. Saludos y Bendiciones.

Mamá Ana dijo...

Renzo soy bastante mayor, recién descubro tu blog, perdona por decir la verdad. He leido sobre comida criolla y lo de tu mamá, lindos sentimientos, no soy quién para felicitarte, pero hoy viernes 4 de Mayo que descubrí tu blog es para mi, una fecha memorable. Saludos y éxitos