viernes, 11 de abril de 2008

Las Nereidas (Bubblegum Crisis)

Actualización 16.10.09 
Este restaurante ya no existe. Felizmente. 

Alguna vez me dijeron que cuando los mariscos se pasan del punto de cocción adquieren la textura del chicle. Lamento decirles que ahora lo sé por experiencia propia. Decidí aprovechar una reunión con unos amigos del colegio para visitar este lugar y satisfacer mi curiosidad pues hace mucho (por lo visto, hace muchísimo tiempo) había celebrado una reunión de trabajo y sus platos me habían dejado una muy buena impresión

Chicharrón de mariscos
Para comenzar pedí el infaltable chicharrón mixto. Es un plato que salvo ligeras variantes es un clásico de cualquier restaurante de mariscos que se respete y la verdad no se necesita tener estudios en el Cordon Blue para saber prepararlo. Mariscos frescos, aceite caliente (y limpio) y salsitas para acompañarlo. Pero lo que me sirvieron eran algunos trozos de pescado y calamar empanizado sin sabor ni sazón alguna. Hasta ahora me pregunto: ¿Dónde quedaron los otros mariscos? ¿No que era chicharrón mixto? Y si hablara de la temperatura puedo afirmar que parecía recalentado en microondas. Para mayor inri la salsa tártara era una mayonesa aguada que no le serviría a mi peor enemigo.

Arroz con mariscos
El arroz con mariscos no ayudó a mejorar la situación. Lo que me sirvieron era un budín de arroz rojo con un remedo de salsa de mariscos. Para mayor desgracia los mariscos no se podían comer porque tenían una insufrible textura de chicle. Mariscos recocinados, ¿podría suceder algo peor? Sí, el arroz además de tener una textura llena de grumos no tenía nada de sabor. A lo más le habrán echado un sobre de Sibarita. De verdad un plato para deprimirse. El tercer plato fue un lenguado gratinado. Probé lo suficiente para darme cuenta que no tenía ninguna virtud que valga la pena mencionar. Al menos el plato en el que lo sirvieron estaba limpio.

No es necesario hacer comentarios adicionales. Este "restaurante" no lo recomiendo ni para sacarse el clavo. Confirma mi opinión el hecho de que siendo sábado a la hora de almuerzo casi la mitad de las mesas no estaban ocupadas. Completamente prescindible. 

Las Nereidas queda en Av. Javier Prado Este 5998. 
Volvería: Ya no existe.

4 comentarios:

Pollo especialista dijo...

Plop, pobre, sé a lo q te refieres!
ojo, si por ahí llevan mariscos a su casa (esto es, chicharrón de calamar) para comerlos después NI SE LES OCURRA calentarios en el microondas... eso sí q sabe a chicle y encima mascado!!!

Paciencia, ya hallarás un lugar mejor! (por mi parte, los mejores pescados y mariscos los he comido en EL lobo de mar en Cerro Azul!)

CUCHI dijo...

bueno si tienes razon le falta mas vida a ese platito de chicharron aunq igual se me antojo pero luego de leer el post ya no tato jajaj y eso q el nombrecito del lugar suena bastante particular no en fin yo prefiero comer donde jacintos un modesto restaurancillo por mi casa prepara una leche de tigre buenota... uy ya quiere probar una jaja

CUCHI dijo...

antes q se me vaya la idea para lo de los olores podria ser olores de lima u olores del peru y que se yo hablar de las costumbres como el sr de los milagros y el olor a incienso que existe en una procesion o bueno los malos olores tambien que hay en nuestra ciudad o derrepente el olor mar en algunas parte del litoral que se yo ... bueno luego leo el post de los tacos ...estoy esperando el de los dvds saludos

Cys dijo...

He ido un par de veces hace como 4 años y pedí la ronda de tiradito. Me encantó. Hay 4 o 5 variedades de tiradito y todas buenísimas. Me parece escuchar (si no me estoy confundiendo de lugar), que han cambiado de dueño, o se retiró uno de los socios y que desde ahí no es lo mismo.