jueves, 24 de diciembre de 2009

¡Feliz Navidad! (Actualizado)


En esta fecha tan especial quiero desear a todos mis seguidores y comentaristas que celebren una Feliz Navidad en compañía de su familia y seres queridos, que sus hogares sean bendecidos y que aprovechen la oportunidad de compartir sus mejores sentimientos de amor, paz y armonía. Obvio que también es la oportunidad en la cual los peruanos hacemos las peores combinaciones nutricionales pero ese es un tema que se lo dejo a los expertos. Seamos honestos ¿Quién puede resistirse ante una taza de chocolate caliente y una tajada de panetón? El pavo nunca ha sido de mis favoritos y como mi familia es pequeña terminaba comiendo sándwiches de pavo hasta marzo. Ahora prefiero comprar un enrrollado de cerdo y gastar más en los acompañamientos.

Si hablamos de navidad, queramos o no, tendremos que hablar de regalos. Escribir una diatriba sobre lo comercial que se ha vuelto esta fecha sería muy largo, lo principal es que no se pierda el sentido de la celebración: el nacimiento de Jesús. Los regalos son meros accesorios pero a quién no le gusta recibirlos. Tuve la suerte de que esta navidad recibí los mejores regalos relacionados con mi vicio número uno: chocolate, chocolate y más chocolate. Eso sin contar el polo oficial Nike con el logo de Roger Federer que no tiene punto de comparación.

El blog se despide hasta el próximo año con varios temas pendientes de ser publicados. A pesar de haber publicado un resumen de posts inéditos todavía tengo mucho por contar. Vienen nuevas rutas gastronómicas en provincias, una visita fugaz a un par de mercados y un encuentro internacional con una amiga blogger. Por fin estará reseñado el mejor sándwich de chicharrón de Lima, también un restaurante que le hace honor a la palabra perfección y otro donde probar la mejor comida regional sin salir de Lima. Y como siempre las infaltables recomendables de los mejores lugares para comer así como de aquellos que deben tachar de su guía personal. ¡A todos mis seguidores y comentaristas les deseo muchos éxitos para el 2010!

lunes, 21 de diciembre de 2009

Tierra: Rodizio

Después de haber estado en el cielo disfrutando al comida china del Royal tenía que volver a pisar tierra. Por eso recurrí al Rodizio, un buffet ambicioso en su oferta de carnes y que destaca por su buena atención y la gran variedad de acompañamientos. El almuerzo fue un pretexto, lo que importaba era disfrutar el momento de celebración. Ojo que esta reseña se refiere sólo al local de La Molina.

Estación de ensaladas
El Rodizio ofrece por un mismo precio catorce diferentes cortes de carne, estación de ensaladas y estación de acompañamientos calientes. El sistema es bien simple: en la mesa tienen una señal de dos colores. Póngalo de color verde y les ofrecerán los cortes que salgan de la parrilla en ese momento. Utilicen el color rojo y tendrán derecho a una pausa muy necesaria para recuperar aliento y continuar con la aventura carnívora. No está garantizado que logre probar todos los cortes. Obvio, para el negocio sería un desastre que todo el mundo pida lomo fino al mismo tiempo. De todos modos uno puede servirse todo los acompañamiento que quiera, el truco está que así se llenan más rápido y comerán menos carne. Pequeño detalle.

Esta vez probé cordero, picaña, cuadril y asado de tira. Como traen el trozo entero uno puede escoger la parte que tenga el punto de cocción que más le guste. Por la sazón tengo la impresión de que lo cocinan "a la argentina", sólo echando sal parrillera lo cual ya es una ventaja pues permite disfrutar el verdadero sabor de la carne. En cuanto a las ensaladas hay gran variedad a disposición para satisfacer todos los gustos. Tienen buenos acompañamientos calientes (arroz con choclo, lasaña, tacu-tacu, etc.) pero recomendaría que se sirvan porciones muy pequeñas o se llenarán muy rápido. Debo mencionar que los mozos son muy solícitos, están pendientes de la mesa y listos para atender cualquier pedido especial.

Lastimosamente el buffet también tiene algunos puntos débiles. Las papas fritas son un desastre. Tienen textura de haber sido recalentadas y se siente el sabor del aceite. Tampoco tienen buenas salsas para las carnes. El chimichurri daba pena porque era un poco de orégano remojado en aceite y el ají pollero estaba al nivel de una pollería cualquiera. Para compensar al menos había frascos a discreción de salsa barbacoa Hunt's. En fin, recomiendo el Rodizio para almuerzo familiares, ideal para esos domingos cuando uno no tiene ganas de cocinar.

Rodizio queda en Av. la Molina cuadra 11, La Molina.
Teléfono 349-8084
Volvería: Tal vez. Aunque no pasa de buenas intenciones.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Cielo: Restaurante Royal

Antes de escribir el post tengo que disculparme porque no hará justicia a todo lo que pueden encontrar en este restaurante. Yo tampoco le hice justicia al buffett porque después de probar su especialidad no quise comer nada más. Idea descabellada teniendo en cuenta que tenía a mi disposición cinco estaciones de platos calientes y fríos de la mejor comida china, exceptuando la olvidable estación de parrilla. Ya he comentado varias veces que no soy adepto a comer ensaladas ni platos fríos por eso pase de frente a la estación de entradas calientes. Elegí los clásicos wantan y siu kao fritos acompañados de una deliciosa salsa de tamarindo, agridulce y con la textura ideal para remojarlos. Alguna vez me dijeron “con eso te vas a llenar rápido” pero estos bocaditos estuvieron deliciosos y les recomiendo no prestarle atención a ese consejo. Eso sí, tienen que comerlos apenas los pongan en la bandeja. Cuando se enfrían adquieren una textura desagradable. Quien diría que no pasaría de dicha estación porque me topé con el mejor plato de todo el buffett. 

La persona que servía, muy atenta y cálida, me dijo que ese plato era la especialidad de la casa: el famoso cha siu o chancho asado al estilo chino. Yo lo he comido en casa de una amiga descendiente de chinos, y como sufría cuando su padre cometía la herejía de cortarlo en trocitos para echarlo en el arroz chaufa. El del Royal hizo que me olvide de esa escena porque ahora tenía a mi disposición la carne de cerdo cocida al punto exacto, crocante por encima, suave por dentro, con una combinación de sabores entre dulce y salado. ¿Se puede comer algo mejor en este mundo? Me serví tres porciones de lo mismo para convencerme que este plato no tenía punto de comparación. Probé otros saltados y guisos pero ya nada era igual. Para mí sólo existía el chancho asado. 

El almuerzo terminó con un largo recorrido por la estación postres. Dato: No dejen de probar sus tartas de lychee, de cereza y de durazno. Son una delicia y les aseguro que regresarán por una segunda porción. También hay postres chinos como el min pao dulce o el chintoy. En resumen hay demasiado para probar y una visita no es suficiente para escribir una reseña completa. Es más, habría que evaluar sus platos a lacarta para dar una opinión final. Por el momento sólo puedo hablar del buffet del Royal como una opción altamente recomendable gracias a su excelente servicio, gran variedad de platos y buena calidad de la comida.

Restaurante Royal queda en Av. Prescott 231, San Isidro.

Teléfono 422-9547
Volvería: Sí, por los platos a la carta.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Mar: Segundo Muelle


Hace un par de semanas decidí que mi celebración de cumpleaños sería a mi estilo: comiendo. Justo era viernes así que tenía tres días asegurados de parranda. O como dijo una amiga: Más que cumpleaños parece fiesta patronal. El primer día elegí Segundo Muelle para comer un plato que muchas veces he dejado de lado en mis aventuras gastronómicas: Chicharrón mixto. Generalmente se consume como piqueo pero más pudieron los recuerdos de aquellas jornadas universitarias en la Av. Rosa Toro. Los trozos de pescado, los calamares y langostinos estaban bien fritos,crocantes por fuera y con buena sazón. Hubiera sido ideal ver yuquitas fritas o chifles pero se quedaron cortos. Asimismo me parece que son muy tacaños con la cantidad de salsitas. ¿Un poco de tártara y un poco de ají? Vamos, estoy seguro que pueden hacer algo mejor.

El postre tenía que salvar la jornada así que pedí el que está reseñado en la carta como el preferido del dueño: Brownie de chocolate con doble bola de helado de vainilla D'onofrio. Es un brownie preparado al mejor estilo, con su corteza crocante y amelcochado por dentro. Me agrada comprobar que Segundo Muelle es los pocos restaurantes que reconocen en su carta el uso de helado industrial. No tiene nada de malo, al final cada quien con su gusto, aunque por temas de salud no recomendaría su consumo. Quizá el toque de salsa inglesa y ganache de chocolate puede ser un exceso los postres están para eso. Para recordarnos que la vida puede ser muy dulce. 

Segundo Muelle queda en Av. Conquistadores 490, San Isidro.
Volvería: No. Ya le perdí fe a las franquicias.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Pollos Don Tito: Pollo al horno

Quisiera saber cuántos lectores de este blog son capaces de ver un programa acerca del pollo a la brasa y no caer en la tentación de llamar a un delivery para ordenar uno al momento. El pellejo crujiente, la carne jugosa y las crocantes papas fritas son irresistibles para cualquier peruano. Después de ver un episodio de Aventura Culinaria sobre el pollo a la brasa me vino tal antojo por el pollo de marras. La Granja Azul queda bastante lejos de mi casa pero Pollos Don Tito está a menos de quince minutos, ergo no me costó mucho trabajo planificar un almuerzo “pollero” para el domingo.

Salsitas para el pollo
Fui al mediodía para comer en tranquilidad y no tener que soportar a familias completas esperando como postes a que desocupe mi mesa. Punto a favor, tienen salsas a discreción. El famoso ají pollero (aunque resultó algo desabrido) y el infaltable kétchup para las papas fritas. Pedí un pollo con papas y de inmediato separé mi parte favorita, la pechuga. Quizá la carne es más seca pero compensa con el ají. Debo confesar que no le encontré nada extraordinario a este pollo. La sazón es bastante fuerte pero todo el sabor se queda en el pellejo. La carne en sí no tendría sabor si no la acompañan con las salsas. Las papas estaban en la mesa para cumplir, no tenían nada que valga la pena resaltar.

Cuarto de pollo a la brasa
Satisfice mi antojo de comer pollo a la brasa pero tengo tres observaciones que hacerle a este restaurante. En primer lugar el ambiente es asfixiante. La falta de ventilación y la gran afluencia de gente hizo que entienda lo que le pasa al pollo cuando está en las brasas. Segundo, el servicio es pobre. Se demoraron cerca de 20 minutos en traer el pedido (¿qué tan difícil es trozar un pollo y llevarlo a la mesa?). Tercero, si bien el adicional de ensalada cuesta S/.2.50 eso no justifica que pongan en la mesa una fuente de lechuga muerta con dos rodajas de tomate y palta. En todo caso si van a servir eso mejor ni lo pongan en la carta. En pollo a la brasa los gustos son muy diferentes pero en cuestión de servicio no hay pero que valga.

Pollos Don Tito queda en Av. Aviación 3096, San Borja.
Teléfono 224-6968/ 475-6390.
Volvería: Algún día pero por el momento no me quita el sueño. 

jueves, 10 de diciembre de 2009

La guía de Gastón (Leer para comer)

Actualización 24.01.10
Sé que los tiempos han cambiado. Sé que ya no soy el niño que abría una cuenta para recibir su alcancía de chanchito. Sé que estamos en otro siglo. Pero ¿no se supone que una cuenta de ahorros sirve para que ganes intereses? Hoy quise retirar mis 500 dólares pero no pude hacerlo porque el dinero en lugar de crecer disminuyó. ¿Pueden creerlo? Sabía que los bancos eran unos tiranos pero esto ya es el colmo. Todo por la bendita guía.


Fiel coleccionista de todo aquel libro relacionado con el tema gastronomía no me tomó mucho tiempo separar unos 500 dólares para abrir en el Banco Continental mi cuenta ganadora (con 0.5% de interés anual no se a qué se referirán con "ganadora") y obtener La guía de Gastón Acurio. ¿Qué le vamos a hacer? A veces me dejo llevar por la propaganda.


La guía tiene 214 páginas dividida en dos partes: el índice de antojos y las aventuras de Gastón. La primera parte es como un pequeño diccionario y recorre en orden alfabético lo mejor de la gastronomía nacional incluyendo los datos principales de restaurantes, tiendas y puestos en Lima y provincias. La segunda parte es algo redundante pues repite los mismos nombres y datos con la diferencia que están agrupados temáticamente (la ruta arrocera, la ruta de las sangucherías, etc.) y luego por distrito (la ruta chorrillana, la ruta de San Isidro, etc.) Yo diría que más que una guía es una recopilación por escrito de todos los lugares que Gastón ha visitado en su programa de televisión.

La guía como producto es interesante pero no es definitiva. Ejemplo de ello es que incluye lugares como Dong Hai, un chifa de la avenida San Luis (algo así como la Rosa Toro de los chifas) dónde me sirvieron un arroz chaufa avinagrado y una salsa de tamarindo que parecía agua roja. También figura ese El Cántaro de Chiclayo con su remedo de arroz con pato (¿Cómo le pueden llamar a eso su "especialidad"?). Además encontré a La Patarashca, su comida podrá ser muy buena pero no están preparados para afrontar la gran demanda de comensales y al final sirven cualquier cosa. Si la adquieren recomiendo que tomen esta guía como punto de partida para elaborar sus propias aventuras culinarias. No se olviden de llevar un plumón rojo para tachar aquellos lugares que no valen la pena. Y por supuesto me lo cuentan para publicarlo en el blog.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Posts inéditos

En estos casi dos años de interminables jornadas gastronómicas algunos posts se han quedado en el tintero. Cuestión de tiempo o falta de inspiración, no sé cuál es el motivo, no me animé nunca a escribirlos. Ojo, no estoy diciendo que los restaurantes que visité fueron malos, sólo que no me convencieron y tampoco volví a comer por ahí por lo que mi opinión hubiera sido sesgada. Aprovechando la coyuntura escribiré algunos comentarios sobre estos olvidados restaurantes .

Mama Lola
Canelones Mama Lola
Sólo acudí una vez a este restaurante de pastas. Los platos que me sirvieron, canelones Mama Lola y ravioles a la bolognesa estuvieron ricos puyeden ser considerados comouna introducción a su carta pero en ningún suficientes para escribir una reseña final. En algún momento planearé otra visitar para evaluar sus especialidades. Estoy seguro que con la avalancha de franquicias podría ser un oasis en el desierto. Quizá sólo fui para sacarme el clavo de almorzar en un lugar cuyas paredes están completamente cubiertas de mensajes escritos con lapicero por todas las personas que han comido ahí.

Mama Lola queda en Jirón Diez Canseco 119, Miraflores.

El Huarike
Arroz con mariscos
Dicen que se ha renovado. Que ahora tiene una barra de sushis, una sucursal en Miraflores, una nueva imagen. Pero en el local de San Borja cada vez que iba me atendían de una manera distinta. (Algo así como una ruleta rusa, podías ganar pero tambien perder el gusto) Obvio que a nadie le gusta la rutina pero a mí tampoco me gusta que me cambien cada semana el estilo de cocción o el sabor de un plato al punto que era imposible anticipar si la comida sería buena o un plato para el olvido. Espero que en algún momento recuperen la constancia o estarán encasillados para siempre en el rubro de "restaurantes para ir con expectativas bajas"

El Huarike queda en Av. San Borja Norte 401, San Borja.

El Parquetito

Lomo saltado
En la prehistoria del blog era asiduo cliente de este restaurante. Me acuerdo que solía pedir su milanesa de pollo con papas fritas, casi una sábana que servían en fuente, y que disfrutaba aderezando con ají de la casa y ketchup. También solía pedir su lomo saltado. Sin embargo la última vez que lo pedí me sirvieron un poco de carne frita con papas y verduras cuyo sabor no mejoró ni con el ají especial que ponen en la mesa. De lunes a viernes para repleto de oficinistas hambrientos porque tiene tres opciones de menú para todos los precios. De sábado a domingo está lleno de jubilados acompañados de enfermeras. Sólo puedo recomendar su pechuga de pollo al grill. En cuanto a las otras opciones pídanlas bajo su propio riesgo.
El Parquetito queda en Diez Canseco 150 Interior 4, Miraflores.

Altamar  
Arroz con pollo
Típico restaurante para oficinistas. Queda en Miraflores y a la hora de almuerzo siempre estará lleno de empleados de una conocida aerolínea. Aparte de su oferta de pescados y mariscos tienen un menú ejecutivo nada barato pero que a veces puede resultar cumplidor. De las veces que he ido su tacu-tacu con bistec (ojo, bistec, no lomo) es bastante bueno. Claro, siempre y cuando no hayan cambiado de cocinero. Su especialidad es el arroz con choros a la chiclayana pero no está en la carta. Ideal para esos domingos en los que uno no tiene ganas de algo muy elaborado

Altamar queda en Av. Pardo 610 2do Piso, Miraflores.

Disfruta
Jugos de frutas
Por ahí lei que la dueña de esta franquicia adora las críticas. Bueno pues este blog es el lugar ideal para hacerle saber que tiene que darle unas clases de atención al cliente a sus empleados. Las tres veces que fui la actitud de los dependientes era estilo "odio-mi-trabajo", me atendieron con desgano y se demoraron en traer el pedido. Ofrecen una creativa opción: mezclar chocolate con frutas (lúcuma, guanábana y chirimoya). Demasiado creativa para mi gusto porque yo siempre me inclinaré por el chocolate de taza con leche aunque si está en la cata es porque ha calado hondo en el gusto de sus clientes. En cuanto a sus jugos no me sirvieron nada que no haya probado en otro sitio aunque se me antojaron muy espesos. Como para sacarse el clavo pero no esperen milagros. Eso sí, al momento de pagar la cuenta no será tan doloroso como visitar a la Gran Fruta.

Disfruta queda en Av. las Artes Norte 903, San Borja.

jueves, 3 de diciembre de 2009

¡100 posts! (IV)

Llega el final de la lista.

7
6.Plato criollo favorito
El cau-cau. Tan simple y tan bueno. Testigo en mi infancia de la primera vez que me serví tres platos de lo mismo. ¡Qué exageración! Ni siquiera con las salchipapas hice algo así.


77.Mi receta imposible III
La tres leches. Es tan fácil pero siempre algo me falla en el bizcocho.

78.Secreto de cocina III
¿Han intentado echar un chorrito de pisco al arroz con leche? Le dará un sabor menos infantil.

79. Cena navideña
Ninguna. Todo lo compro ya listo.

80. Literatura y gastronomía II
“Bebió también medio vaso de aquel vino tan economizado y que reconoció como ese horrible caldo de Montreuil, terror de los paladares educados” (Los tres mosqueteros)

81. La mejor comida regional en Lima
Huancahuasi. Además tienen el mejor servicio de todo Lima.
 

82. El mejor restaurante de comida china
Titi. Después de probar su comida se darán cuenta que han vivido muchos años engañados.

83. Mea culpa II
En secundaria no pasaba un día sin que engullera una bolsa mediana de chizitos picantes.

84. Mi almuerzo de cumpleaños
Ravioles rellenos de espinaca y como acompañamiento una buena tajada de asado.

85.Embutido favorito
El lomo ahumado de “Salchichería Suiza”.

86.Un licor
Bailey’s para preparar los postres. Echen un poco a cualquier postre con chocolate y verán lo que es bueno.

87.Reclamo IV
¿Por qué el Bembos desapareció su salsa tártara?

88.Receta favorita de postre
La crema volteada de quinua en versión "borrachita" con Bailey's.

89. La mejor crema de ají
Empate entre el ají “pollero” del Pardo’s Chicken, el ají de la casa de Wong y el Tarí de Gastón Acurio.

90.La mejor tres leches
Gourmet Deli. Cuando se es experto en algo el resto es silencio. Créanme, he probado suficientes para dar una opinión con sustento.

91.Infusión favorita
El emoliente preparado con la mayor cantidad posible de hierbas.


92.Gaseosa favorita
Coca Cola Zero.

93.Pregunta nostálgica IV
¿Alguien se acuerda de un local en la avenida Pardo que vendía fish fingers?

94.El mejor pye de limón.
El que hace la abuelita.

95.El mejor soufflé.
El de guanábana de Tortas Gaby.


96.Las mejores empanadas horneadas.
Desierto. Hasta ahora no encuentro una que supere a las de hojaldre que vendían en Elio Tubino. San Antonio hace un esfuerzo pero la nostalgia pesa más.

97. Sándwich favorito
El insuperable petipan de pollo deshilachado con trocitos de apio y un toque de leche. ¿Cuántos habré devorado de niño en las fiestas infantiles?

98. El mejor alfajor “alternativo”
Los Havanna bañados de chocolate. Es cierto que no son frescos pero la combinación de manjarblanco y cobertura de chocolate es deliciosa.

99.Confesión gastronómica IV
Odio cernir la harina.
 

100.El final de la lista.
La empecé pensando que era una tarea sencilla pero me llevó varias semanas completar todos los items. Espero que la hayan disfrutado  tanto como yo lo hice escribiéndola. No pensé llegar a esta meta y lo mejor es que todavía hay varios posts en cola esperando ser publicados. He notado que escribir un post es tan difícil como escoger un buen restaurante. Pero una vez que le agarras el secreto sólo es cuestión de ganas.

lunes, 30 de noviembre de 2009

¡100 posts! (III)

Para que comer para vivir si se puede vivir para comer.

51. Las mejores galletas
Belgas, Jules Destrooper de chocolate. Alemanas, Bahlsen en paquete surtido. Italianas, Amarettini de Virgina. Todas se consiguen en cualquier supermercado o en Il Pastificio

52.La mejor ensalada
Si es de restaurante la Emiliana del San Antonio. Si es casera la que preparaba mi amiga Claudia en Suiza. (¿Me das la receta por favor?)

53.Tres comidas prohibidas por mi dentista
Canchita serrana (muy dura y puede romper las curaciones), toffees (siempre queda un trocito entre los dientes) y caramelos (porque me gustaba morderlos).

54. Otra queja
¿Qué habrá sido de las galletas Coronitas originales?

55.Literatura y gastronomía
“El postre era nada para Juan Lucas porque detestaba todo lo que no fuera pastelería francesa, a las seis de la tarde y en París” (Un mundo para Julius)

56. La mejor hamburguesa
Sigo buscándola.

57. Un postre que extraño II
El queso helado. No conozco un lugar en Lima donde lo preparen bien y si existiera igual seguiría prefiriendo el de Arequipa.


58. El mejor chocolate: Lindt
Chocolate suizo en su máxima expresión y lo mejor es que lo pueden encontrar en cualquier supermercado. Recomiendo que prueben la variedad Swiss Thins. Los reto a que no se acaben la caja apenas prueben una de esas delgadísimas láminas de chocolate.

59. El mejor sándwich mixto
El mixto completo del San Antonio, el sabor del pan tostado en mantequilla, la yema medio cocida y el queso derretido me hacen evocar los mejores momentos de mi infancia.

60.Reclamo III
¿Pueden los supermercados dejar de vender ese bodrio llamado “Barra para preparar chocolate de taza”? ¡Esa absurda mezcla de azúcar, grasa vegetal y cocoa no puede llevar ese nombre!

61. Tres comidas que no tolero desde niño
Patasca, pallares y patita con maní.

62. El mejor buffet chino

No existe. La comida china se prepara al momento.


63. El desayuno que extraño
La tortilla de papa que preparaba mi papá.

64. Gaseosa que nunca deben probar
La de pomelo que venden en Argentina. Me ayudó a entender que a veces la vida puede ser muy amarga.

65. Un tiradito
El que hace Norio Takeda en Sushicage.

66. Mi receta imposible II
Ni en sueños he pensado en preparar lomo saltado.

67. Pregunta nostálgica III
¿Qué habrá sido de Antojitos Mejicanos de Amalia Aguilar?

68. Los mejores tacos
La Rueda. Siempre y cuando los pidan sin nabo encurtido, aunque es cuestión de gustos.

69. Las mejores empanadas fritas
Mavery. Siendo un restaurante de pastas sus empanadas no tiene igual. Mención honrosa para Mapy’s Mapy’s por su buena atención.
 


70. El mejor pan dulce
Por la tradición, el baguette dulce de Belgravia. Inmejorable e insuperable así pasen los años. Dato: Vayan a partir de las 2:00 p.m para comprarlo recien salido del horno. Cománlo con una taza de chocolate del Cuzco para que puedan sentirse en el cielo.

71. El mejor panetón
Desde que mi generosa amiga Rocío me regaló un panetón italiano ya no he vuelto a comer panetón nacional. Es un lujo que me permito dos veces al año y créanme, vale la pena.

72. Un restaurante de carnes
Tres opciones: La Carreta, El Charrúa, El Rincón gaucho. ¿Para qué más?

73.El mejor delivery
No existe. Siempre se demoran y tengo que calentar la comida en el microondas.

74. Confesión gastronómica III
Un tiempo se me dio por hacer tacu-tacu de cualquier comida que sobrara: Lentejas, quinua, locro, etc.

75. Mea culpa
Cuándo era universitario, pobre e inocente, disfruté de muchos almuerzos en las cebicherías de la avenida Rosa Toro. Tiempos en los que le daba más prioridad a la cantidad que a la calidad.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

¡100 posts! (II)

Sigue la lista con todo lo que implica vivir para comer.

26.El mejor arroz con leche
El que se vende en el parque Kennedy de Miraflores. Sabor casero, precio económico y una porción muy generosa. Por favor manténganse alejados de ese esperpento que sirven en “Manjares peruanos”

27.Extravagancia culinaria
Cuando cocino guisos escucho rock en inglés de los 80s pero cuando preparo postres siempre pongo música clásica barroca.

28.Un restaurantes de pescados y mariscos

Don Fernando. El resto es silencio.

29.Mi desayuno favorito II
Chocolate de taza con baguette dulce de Belgravia. Remojar el baguette dulce en el chocolate es uno de esos placeres que no tienen precio.

30.Una frase
“Si las personas no son capaces de un poco de brujería, no merece la pena que se ocupen de la cocina” (Anónimo)

31.Tres comidas que nunca he probado (ni pienso probar)
Sesos (aunque me digan que me hará más inteligente), chita al ajo (me da flojera comer el pescadote entero con espinas y todo) y zarza de patitas (paso).

32.Confesión gastronómica II
No sé mucho de vinos. Pero estoy aprendiendo.

33.El mejor pan con chicharrón
Kyo’s. Calidad, cantidad y sobre todo por ser uno de los pocos lugares donde no le ponen zarza de cebolla.

34.Mi queso favorito
El paria de Arequipa. Cómanlo con choclo sancochado y verán que en lo más simple pueden encontrar el sabor más delicioso. Sean creativos y utilícenlo para preparar un pastel de papas en el microondas con los ingredientes que deseen. El resultado es insuperable.

35.La mejor torta de chocolate en porción.
Nanka y su torta de cuatro capas de chocolate organíco 72% de La Orquída.


36.Secreto de cocina II
Uno muy básico para la crema volteada. Prepararla con 24 horas de anticipación para que “suelte” más caramelo.

37.Un chifa
Lamentablemente los chifas son muy irregulares para arriesgarme a dar una opinión definitiva pero hasta el momento el más constante es el Excellency (San Borja)

38.Jugo favorito (R.I.P.)
El de fresa con leche que preparaban en la desaparecida sanguchería atrás de la Universidad de Lima.
 

39.La mejor comida fuera de Lima
La arequipeña. Lugares buenos hay demasiados para mencionar sólo uno. Además pueden visitar los miradores para observar excelentes paisajes y tomar fotografías. Como Arequipa no hay dos.

40.Un postre que extraño
El King Kong San Roque. Sólo puedo comerlo en Chiclayo porque siento que los que venden en Lima no tienen la misma frescura.

41.Un postre que no extraño
Suspiro a la limeña. Demasiado empalagoso, sólo puedo consumir una cucharadita.
 

42.El mejor chancay
El que venden en La Baguette. Dulces, esponjosos y con la textura ideal para remojarlo en chocolate.

43.Golosina infantil que aún consumo
Marshmellows. A pesar que hoy no existe en el mercado una marca que pueda igualar a aquellos de Field que venían en una cajita blanca cuadrada. ¿Cuántas de esas cajitas habré devorado de niño?
 

44.Pregunta nostálgica II
¿Alguién se acuerda de las anticucherías y picaronerías de la Costa Verde?

45.Reclamo II
¿Cuándo aprenderán algunos restaurantes peruanos que el plato se llama ”Cordon Bleu” y no “Gordon Blue”?

46.Las mejores salchipapas
Tip Top. Seamos honestos, ni siquiera se llaman salchipapas sino salchichas picadas especiales con papas fritas. Que maestros para mantener la tradición.

47.El mejor café
Triple empate entre el mocaccino de Eggo, el capuccino Laritza y el capuccino del San Antonio. Cada uno tiene sus méritos indiscutibles.

48.La mejor comida casera
El rincón Chami. Comida criolla llevada a la expresión más simple pero con un insuperable sabor casero.

49.¡Makis!
Acebichado, Seiji y Furai de Edo. Mejor imposible

50.Mi receta imposible

No sé preparar brownies. Siempre me quedan con la textura de queque de chocolate. Bueno, no todo es perfecto en esta vida.

jueves, 19 de noviembre de 2009

¡100 posts! (I)

Cuando comencé a escribir este blog nunca pensé en límites ni en plazos. Quería escribir relajado, sin presión en cumplir fechas y dando lo mejor de mí para que con cada post los visitantes conozcan lugares donde disfrutar de una buena comida. He tratado de mantener un ritmo constante en la publicación de los posts pero a veces las circunstancias personales no lo han permitido. Sin embargo ya pasaron varios meses desde que mi humilde blog vio la luz y llegué por fin a una de las impensables metas: el post número 100. Lo celebraré escribiendo, a manera de recuento, una lista de 100 items dividida en cuatro posts. Como siempre agradezco a todos los que me visitan y comentan porque el blog es de y para ustedes.

1. El mejor buffet.
 
La Bistecca, ahora y siempre. Podrán existir buffets más caros, más variados y en ambientes más lujosos pero ninguno podrá superar todo lo que ofrece este restaurante.

2. Mi plato favorito para cocinar.
Empate técnico entre el ají de gallina y los tallarines a la bolognesa. Cuando cocino ambos platos siempre busco mezclar la mayor cantidad de ingredientes para lograr el sabor perfecto. Hasta ahora no lo consigo por más que mucha gente opine lo contrario.

3.Tres chocolates peruanos básicos.
Milky de La Ibérica, De leche con quinua de La Orquídea y Coconut Toffee de Helena. Para comer chocolate hay que concientizarse en que no existen la culpa ni las calorías.

4.Extravagancia gastronómica.
Me gusta comer torta tres leches con un vaso de Coca-Cola Zero. Sentir en la boca el burbujeo del gas por todo el azúcar que trae esta torta es una sensación inigualable.

5.Tres helados
Francesca de Laritza, Chocolate suizo de Delicass, y Brownie de 4d. Chocolate, chocolate y más chocolate.

6.Los mejores alfajores.
Sin discusión los de La Casa del Alfajor. El secreto está en el manjarblanco.

7.Los mejores panqueques.
 
En Crepes & Waffles de Miraflores pueden encontrar una gran variedad y buena calidad.

8.El mejor cebiche
El ceviche Nikkei de Sushicage.

9.La lista nunca elaborada
Una vez con una amiga fuimos en busca del brownie perfecto. Nos quedamos al final con Delisha por falta de mejores candidatos. (¿Todavía existirá el brownie “X”?)

10.Un restaurante para celebrar.
La Locanda del Swissôtel. Es el restaurante al que va el blogger en ocasiones especiales.

11.Los mejores postres con crema pastelera

San Antonio. Los relámpagos de chocolate (eclairs para los puristas) no tienen punto de comparación. La delicia de chocolate también es uno de esos postres que no se olvidan fácilmente.

12.El restaurante que más extraño
La cafetería autoservicio de
Sears. Testigo mudo de aquellos tiempos en los que pensaba que sería feliz comiendo salchipapas el resto de mi vida.

13.Tres ingredientes que no tolero
Arverjitas verdes, aceitunas y pimiento. Las arverjitas no tienen sabor a nada, las aceitunas son muy amargas y el pimiento sólo lo acepto para dar sabor a los guisos y nada más.

14.Secreto de cocina
Un toque de azúcar a la salsa bolognesa para bajar la acidez del tomate. En realidad es un secreto a voces.

15.Una torta entera
La torta de chocolate de Mariaté Pastelería Fina. Al menos es la que siempre pido para mi cumpleaños.

16.Una torta en porción
La torta rubia de
Gourmet Deli. Es bastante empalagosa así que sugiero comerla entre dos.

17. Un chifa.
Four Seas International House. Pidan la carta china.

18.Mi desayuno favorito I
Morcilla frita con tamal y pan francés. Lo como cada seis meses porque los excesos nunca son buenos. Que no se enteren los de la EPS.

19. Confesión gastronómica
No tomo pisco pero me encanta usarlo en la cocina para flambear la carne o para darle un toque a los postres.

20.El mejor turrón

Panadería San Martín. Si esta panadería no quedara tan lejos lo comería cada fin de semana. Canutos suaves y harta miel de frutas con un delicioso sabor hacen de este turrón un ganador absoluto. Olvídense de esos falsos turrones que venden en la avenida Tacna. Mejor aún, lo pueden encontrar todo el año. ¡Maestros!.

21.Placer culposo
Piqueo Snack de Frito Lays. Cuando en mi anterior trabajo celebraban los cumpleaños del mes tenía que hacer uso de todo mi autocontrol para no acabar con la bandeja.

22.El mejor pan
El francés recién horneado untado con un toque de mantequilla. Cada quien tiene su panadería favorita así que no puedo arriesgarme a nombrar una en especial.

23. Trilogía de la comida italiana

Donatello, si buscan un ambiente formal y una propuesta sofisticada. Mavery si buscan un ambiente más sencillo y precios asequibles pero con una excelente calidad y servicio. Dei Prati si quieren sentirse como en casa.

24.Reclamo I
¿Por qué los peruanos somos tan recelosos cuando alguien critica nuestra comida?

25.Pregunta nostálgica
¿Alguién podría explicarme la diferencia que había entre la empanada de queso y el pastel de queso de la panadería Elio Tubino?

domingo, 15 de noviembre de 2009

Restaurante chino: El indiscutible número uno.

Tallarín saltado de pollo
Hay posts que debería escribir con el tipo de letra Vivaldi (existe, pruébenla en el Word y entenderán a que me refiero). Hay posts que podría escribir sólo utilizando superlativos aunque sería todo un reto para mi objetividad. Hay posts que da tanto gusto escribir como el mismo hecho de haber visitado el restaurante y disfrutado de sus mejores platos. Y ha llegado el momento de escribir un post dedicado a uno de los mejores lugares en donde se puede probar comida china cantonesa. Por más esfuerzo que haga sé que me quedaré corto para describir sus virtudes y siquiera dar una idea de lo que ofrece su carta.

Chaufa especial Titi
La carta del Titi es bastante amplia y no que no les sorprenda si llegan a sentirse perdidos. Lo más recomendable es acudir con alguien de origen chino para que les puedan aconsejar aquellos platos especiales y no caer en el facilismo de ordenar platos harto conocidos en todos los chifas. Como siempre hago en las primeras visitas decidí irme a lo seguro y ordenando los clásicos pero también recurrí a la buena disposición del mozo quien ante mi pedido de un plato dulce me recomendío Kru-Yoc (carne de cerdo crocante en salsa de tamarindo). De acompañamiento pedí el clásico tallarín saltado con pollo y cerdo y un arroz chaufa especial.

Kru Yoc
El cerdo estaba delicioso. Tenía una textura crocante por fuera, jugoso por dentro y nada de sabor a fritura. La salsa de tamarindo estuvo insuperable, preparada con ingredientes naturales y muy alejada de la gelatina roja a la que nos hemos malacostumbrado por culpa de algunos malos chifas. El tallarín saltado tenía el balance correcto entre verduras y carne. Vale la pena destacar ese típico gusto ahumado de los saltados que no he visto en ningún otro restaurante, resultado del manejo experto en el wok. El arroz chaufa especial venía con todo tipo de carnes y su sabor era tan bueno que hubiera sido poco menos que una herejía echarle sillao. Aunque parezca una porción pequeña les aseguro que alcanza para dos personas. Vamos, tenemos que aprender a darle más prioridad a la calidad que a la cantidad.

Debo confesar que vine a este restaurante con algo de recelo pues su aura de exclusividad me hacía temer que encontraría la clásica respuesta: “Todas las mesas están reservadas”. Felizmente estaba completamente equivocado. En el Titi siempre los van a recibir con una sonrisa de oreja a oreja y harán lo imposible para que se lleven una experiencia memorable. Los precios tampoco son exagerados. Es obvio que si piden un plato especial (pato, gallina, langostinos) tendrán que pagar más pero en general la relación precio-calidad está completamente justificada. Un acierto completo y espero volver pronto. En lugares como este un almuerzo es una historia sin fin. Muy recomendable hacer una reserva.

Titi queda en Av. Javier Prado Este 1212, San Isidro.
Ticket promedio: S/.45.00 por persona.
Teléfono 224-8189

Volvería: Sí. Es el lugar ideal para probar lo mejor de la comida china.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Chifa: La felicidad ja ja ja

Le dedicaron un segmento en el programas "Aventura Culinaria". Apareció en un artículo de Etiqueta Negra donde lo referían como el chifa con la sazón más oriental de todo el Barrio Chino. Y cuando vinieron unos amigos de Europa no se me ocurrió otra idea más que almorzar con ellos en este chifa. Como en alguna parte leí la felicidad viene en trocitos pero a mí no me tocó ninguno.

Salón de la Felicidad es uno más de esos innumerables chifas que existen en el Barrio Chino. Es un local de dos pisos con ambientes amplios, la típica decoración china por todos lados y una clásica vitrina donde se exhiben gallinas y patos asados. Su carta es muy amplia con variedad de arroces, saltados y tallarines y también, como todo chifa popular que se respete, los menús para toda la familia.

Su arroz chaufa especial no paso de ser algo que se encuentra en cualquier chifa al paso. Basta una mirada a la foto y podrán notar incluso un grumo de arroz. Cumple con lo necesario por la cantidad de carnes que incluía, aunque nunca seré fan de los langostinos congelados. Quizá tiene como punto a favor que no estaba marrón de sillao como acostumbran servirlo. Es bien sencillo, si un chaufa está bien preparado no necesita echarle nada cuando llega a la mesa. Si le dan prioridad a la cantidad antes que a la calidad puede ser el plato ideal.

Luego pedí un saltado de pollo en salsa de ostión que se había pasado de cocción y parecía más una cacerola china. Fíjense en el exceso de líquido y en las verduras recocidas. Al menso tenía una buena porción de Ton-kú y wan yi, hongos chinos que adquieren la sazón del plato y son un delicioso acompañamiento. Tal como me lo habían comentado había bastantes personas de nacionalidad china comiendo pero esto no es ninguna virtud porque en los alrededores hay muchas empresas china. No losimagino comeindo menú de comida peruana. En todo caso si es que volviera sería con una persona que me recomiende las especialidades de la casa. Para comida cantonesa me quedan muchas dudas.

Salón de la Felicidad queda en Jirón Paruro 795, Lima.
Volvería: Sólo con alguien que me indique las especialidades de la casa.
Teléfono 426-4516

jueves, 5 de noviembre de 2009

Chifa al paso: A volar se ha dicho

Lo confieso. En mis épocas de universitario almorcé en un chifa al paso de Lima donde servían la comida en platos de plástico con una figura de Popeye (¿?). En mis épocas de practicante almorcé a diario en un chifa al paso viendo un infame programa de mediodía con una conductora gritona. Y cuando gané mi primer sueldo muy orondo llevé a mi familia a almorzar a Chifast sólo para usar un cupón de descuento. Muchos años han pasado y hay mucha diferencia entre el iluso que afirmaba que “podía comer chifa en cualquier parte” y quien escribe ahora. Pero fiel a mis recuerdos no podría dejar de mencionar un chifa al paso.
 
El Chinito Ke You comenzó en un local diminuto con dos cocineros chinos trabajando incansablemente frente a sendas hornillas. La pared estaba "decorada" con los nombres de los platos pintados en rojo y era atendido por dos chicas que anotaban los pedidos de innumerables comensales. Menciono estos detalles porque ahora este chifa al paso ocupa toda una esquina, existen seis cocineros (peruanos o chinos) y un par de mozos con camisa blanca y pantalón negro. Lo único que no ha cambiado es la cajera: la misma china que observa con expresión adusta a cada cliente luego de someter a una exhaustiva revisión el billete con el que uno paga. 
 
La especialidad de la casa es el "aeropuerto". Indescriptible mezcla de arroz chaufa y tallarín saltado y que para todo efecto servirá para saciar el hambre y las ganas de comer algo que tenga sillao. Este es el único chifa donde lo he comido así que no podría afirmar si es el mejor. Lo bueno es que se puede comer en otras versiones, que sólo se diferencian en el precio: mientras más se pague más tipos de carne le pondrán. Este chifa al paso ofrece otros platos pero nunca me he animado (ni creo que lo haga algún día) a pedirlos. Suficiente aventura ya es comer su aeropuerto. Una pequeña parte dentro de mí extraña aquellos días cuando comía feliz y contento en cualquier sitio.

El Chinito Ke You queda en Av. San Luis 1653, San Borja.

Ticket promedio: S/.15.00
Volvería: De vez en cuando para recordar viejos tiempos.

jueves, 22 de octubre de 2009

Mapy’s Mapy’s (MBA en empanadas)

Abrir un local para dedicarse sólo a vender empanadas parece una idea descabellada. Pero sí el objetivo es preparar las mejores empanadas de Lima entonces no hay de qué preocuparse. Por una casualidad del destino encontré este sitio dónde podrán disfrutar de once variedades de empanadas fritas preparadas al momento. Con ustedes Mapy’s Mapy’s, un pequeño local con algunas banquitas y un ambiente informal pero con gran voluntad de hacer el cambio.

Si de variedad hablamos este lugar ya alcanzó una posición diferenciada. Junto a los clásicos sabores: Jamón y Queso, Pollo y Lomo encontrarán logradas creaciones como la Parrillera (chorizo, morcilla y otras carnes), Mexicana (chorizo y frijoles) y Cantonesa (Carne de cerdo y verduras sazonadas con ingredientes orientales). Acostumbrado a comer empanadas horneadas quedé sorprendido ante el generoso relleno, textura crocante y muy buen sabor. Aún no he probado todas las variedades pero como carnívoro nato me quedo con la parrillera en primer lugar.

Vale la pena darse una vuelta por este local. La atención es muy buena y lo mejor es que las empanadas se preparan al momento. También pueden comprarlas para llevar, por ejemplo para un desayuno, pero en este caso recomiendo calentarlas en horno eléctrico para que no pierdan su textura crocante.

Mapy’s Mapy’s queda en Av. Faustino Sánchez Carrión (Ex Pershing) 1057, Jesus María
Teléfono 766-6869

viernes, 16 de octubre de 2009

Estadio Fútbol Club (Como el fútbol peruano)

Que optimista soy. Siendode las personas que detestan ver fútbol por televisión para qué canastos habré visitado un restaurante decorado hasta en el último rincón con motivos de fútbol. Quizá me dejé llevar porque en algún lado habré leído la fama que tiene su lomo saltado. Ya me he llevado muchas decepciones con este plato, incluso en El Grifo, para cometer el mismo error dos veces. De todos modos si resultaba un mal almuerzo podría olvidarlo comprando el delicioso turrón de la famosa panadería.


Pedí de entrada unos burritos peruanos, tequeños rellenos de morcilla acompañados de crema de rocoto. La experiencia me ha enseñado que cuando uno pide entrada es mejor hacerlo por “separado” de los platos principales para que no haya confusiones. Aparentemente ese día yo estaba hablando en urdu o tailandés pues ocurrió lo contrario: el mozo se apareció feliz con todos los platos al mismo tiempo. Le devolví la entrada pues no estaba con ganas de hacer experimentos mezclando los sabores, ni dejar que se enfríen los segundos. El administrador vino y pidió disculpas pero para mí era asunto cerrado. Por algo se pide la entrada con anticipación, ¿no?

De segundo pedí un José Díaz, el famoso lomo saltado, y un Lolo Fernández, tacu-tacu con apanado. El lomo saltado tenía el típico sabor ahumado, carne cocida en el punto exacto y un balance entre arroz, papas fritas y saltado. No me pareció algo extraordinario para decir que es el mejor de todo Lima. En cuanto al otro plato me pregunto cuándo aprenderán algunos restaurantes que tacu tacu no es sinónimo de revuelto de arroz y frijol. Nada que justifique el precio y completamente prescindible. El apanado tampoco ayudo mucho a mejorar la situación. Ideal sólo para los que prefieren la cantidad antes que la calidad.

Ahora me doy cuenta porque se llama Fútbol Club. Al igual que el fútbol peruano cocinan como nunca pero pierden como siempre. Y sí, tranquilamente puedo decir que este post lo he escrito con el hígado en la mano porque echó a perder un almuerzo especial a pesar que llegué a las 12:30, hora prudente en la que no hay muchos comensales y sólo se puede esperar lo mejor.



Estadio Fútbol Club queda en Av. Nicolas de Piérola 926, Lima.

viernes, 9 de octubre de 2009

Mistura (La feria del vicio)

En algún post he mencionado que no me siento cómodo entre la multitudes. Esa es la principal razón por la que no almuerzo en lugares que están de moda. Cuando un restaurante es muy concurrido uno se arriesga a que la calidad del plato disminuya, la atención sea mediocre y terminas llevándote la peor impresión. Existe una expresión coloquial que lo resume muy bien: todo se cocina “al champazo”. El año pasado no acudí a la Feria Gastronómica en el cuartel Bolívar pero este año, al tener un día libre y con el nivel de pesimismo reducido a su mínima expresión, no pude resistirme las ganas de ir a Mistura y probar todo lo que pusieran en mi delante. 

Sopa seca de Mamainé
De entrada compré un contundente plato de sopa seca en Mamainé. Las palabras no me alcanzan para describir lo delicioso que estuvo. Era una carapulcra hecha con papa fresca acompañada de unos fideos sazonados con ingredientes que no pude identificar. El solo hecho de haber probado este plato era suficiente justificación para visitar esta feria. Incluso estoy pensando en hacer cuanto antes una ruta gastronómica por Chincha. Para ayudar a mi endeble digestión fui a la carretilla de Claudio's para tomar un emoliente como lo preparan los maestros: una mezcla de hierbas, sabores frutados y esa textura ligosa típica de la linaza. Un pequeño vaso fue bajativo suficiente para continuar con el recorrido.

Luego en busca de algo más ligero pasé por el puesto del Mavery y sus famosas empanadas. El mismo Henry Oldani estaba preparando las empanadas al momento así que escogí una de ají de gallina. Para mí gusto le faltaba un toque de picante pero esa textura crocante y nada grasosa confirmaron que en cuestión de empanadas la gente del Mavery está muy cerca de la perfección. Después probé las famosas yuquitas de Balconcillo. Tengo un post aún sin publicar referente al tema así que sólo adelantaré que son un bocadillo dulce frito parecido a un picarón sin miel. Para mí no tienen nada de especial. 

Como plato principal pedí unos fetuchinis a la huancaína de El Grifo. Debo resaltar que a pesar de pagar la mitad del precio, el plato estaba muy bien servido y el sabor era el mismo del restaurante. La carne cocida en el punto exacto y una salsa huancaína con la textura ideal para que se mezcle con la pasta. Muy diferente fue la minúscula porción de arroz con pato que me sirvieron en el Fiesta Gourmet. Además fue una decepción porque el arroz tenía gusto a quemado. Inicialmente pensé que era el ahumado de la leña pero luego mordí un trocito de carbón y me di cuenta que todo quedó en el nombre. Tengo la impresión que no estuvieron preparados para atender tamaña invasión de comensales hambrientos. Demás está decir que su actitud tipo “Tome su plato y desaparezca de nuestra vista” también dejo mucho que desear. 

Para quitarme el mal sabor de boca no tuve mejor idea que pedir una porción de queso helado. Dos mujeres vestidas con traje típico de Arequipa hacían gala de su fuerza sobrehumana batiendo una y otra vez el recipiente donde la leche y otros secretos ingredientes se congelaban para conseguir un postre preparado al momento. Quizá por eso no estaba muy compacto, pero sirvió para endulzar la tarde. En resumen, asistir a Mistura fue una acierto completo. Sugerencias: El próximo año vayan un día particular, muy temprano y en grupos pequeños. Olvídense de ir fin de semana. Olvídense de ir con niños. Y sobre todo olvídense de los clásicos. Las carretillas de Pochita y Doña Grimanesa tenían unas colas más largas que las que se forman para sacar el DNI en época de elecciones municipales. Cuando se trata de comida el tiempo es oro.

lunes, 5 de octubre de 2009

Cajamarca IV (Perdido en la plaza)

Crema volteada
El mayor problema cuando uno llega a provincias es indagar qué restaurantes son buenos para comer. El dueño del hotel siempre recomendará el sitio donde uno de sus amigos sea eldueño. El guía hablará maravillas de aquel restaurante que le garantice una buena comisión. Admito que estaba de paso y no esperaba encontrar un restaurante Summum pero tampoco es bueno abusar de mi optimismo. Peor aún es cuando uno se deja guiar por el criterio de "si está cerca al hotel debe ser bueno"

La primera recomendación fue el Salas. Es uno de esos restaurantes multiusos que sirven desayuno, almuerzo y comida todo el día. Es harto concurrido y a pesar que hay una gran cantidad de mozos la atención deja mucho que desear. En este lugar pedí, ilusamente, medio conejo a la parrilla. Parece que era un conejo que murió de desnutrición porque no pude encontrar una sola hilacha de carne. Al día siguiente y fiel al castigo pedí otros platos y llegué a la conclusión de que de toda la carta lo único que se salva es su crema volteada.

En el Don Octavio la situación no mejoró. Típico restaurante al paso con una sola persona (que abuso) atendiendo todas las mesas. La experiencia me ha enseñado que en estos lugares mejor es ordenar platos ya listos para evitar esperas interminables. Por eso se me ocurrió pedir un jugo surtido y un tamal de pollo. Después de veinte minutos de espera pregunté a la dependiente que pasaba con mi plato. Me contestó de mala manera y advirtió que si quería quejarme lo haga con la cajera porque ella no tenía tiempo para escucharme. ¿Alguien le habrá explicado que el restaurante donde trabaja vive de los clientes? Que pena.

En fin, para que gastar más palabras, están sobre aviso respecto a estos dos restaurantes.

Restaurant Don Octavio queda en Jr. Del Batán 190.
Restaurant Salas queda en Jr. Amalia Puga 637

viernes, 2 de octubre de 2009

Cajamarca III (Made in Holanda)

Es increíble la capacidad que tienen los extranjeros para emprender buenos negocios en este país. Heladería Holanda es una raya más al tigre. Un holandés enamorado de esta ciudad decidió que con algo de capital, voluntad y una idea novedosa podía cautivar al pueblo de Cajamarca con sus helados. En este local venden helados hechos con frutas frescas de la región (mora, saúco, pushgay) cuyo sabor los alejas de los helados industriales que con los años y la publicidad nos hemos malacostumbrado a consumir. En el caso de los helados clásicos (ron con pasas, chocolate, straciatella) les han dado un toque especial que lamentarán no poder llevarse un litro en la maleta. Les dejo una recomendación: Prueben el enigmático “cielo cajamarquino” que, no podía ser de otra manera, es de color celeste.

Heladería Holanda queda en Jirón Amalia Puga 657, Cajamarca.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Cajamarca II (El buffet que no llegó a serlo)

Chicharrón de cerdo
Cuando llegué me di con la amarga sorpresa de que el local se llama Gran Buffet pero este no era su especialidad y tampoco lo sirven (mejor dicho: nunca lo han servido). Sin embargo hizo que me reconcilie con Cajamarca pues ofrecen gran variedad de platos típicos a precios asequibles en un ambiente sencillo y muy agradable. Vale la pena destacar la atención pues los mozos tienen la paciencia suficiente para explicar que contienen los platos y hacer recomendaciones

Más por la curiosidad del nombre que por el hambre pedí un plato de cecinas chilpidas. Consiste en tiras de carne seca de cerdo fritas con huevo, hierbas y ají acompañadas de mote. Si bien desde niño he mirado al mote con cierto recelo, en esta ocasión me animé a probarlo y descubrí que era un perfecto acompañamiento. No era como esos motes duros y resecos de Lima pues tenía una textura blanda y un sabor delicioso. La carne estaba un poco dura pero al ser cecina no podía esperar algo más. Igual tenía buen sabor, sazón moderada por lo que considero este plato como una opción muy recomendable.
 
Cecinas chilpidas
Pedí también una porción de chicharrón de cerdo que para mi gusto estaba en su punto exacto. Textura jugosa y con parte de hueso y grasa como cualquier chicharrón que se respete. Para terminar el banquete pedí unos fetuccinis a la huancaína que no resultaron tan buenos como esperaba. La carne estaba demasiado cocida y no creo que sea el lomo fino que mencionan en la carta. No sé qué receta habrán usado pero la salsa huancaína estaba demás. En fin, eso me pasa por ser desleal a El Grifo.

En resumen El Batán es una buena opción para almorzar en Cajamarca. Vi algunos turistas lo cual me deja pensando en la interrogante de por qué no es más conocido. Por eso lo incluyo en el blog para que ustedes no cometan los mismos errores que yo.

El Batán queda en Jr. Del Batán N° 369, Cajamarca.
Teléfono 076-366025

martes, 22 de septiembre de 2009

Cajamarca I (¿Qué es eso? ¡Queso!)


Variedad de quesos para la venta
Granja Porcón como destino turístico no les va ofrecer nada extraordinario. El recorrido incluye una visita por su mini zoológico que exhiben animales de costa, sierra y selva por doquier. Si bien los animales tienen jaulas muy ampliasestoy siempre podrá chocar a los amantes de la naturaleza. Lo bueno viene al terminar el recorrido pues encontrarán un stand con gran variedad de productos lácteos. Si son aficionados al queso es el lugar indicado para ustedes. Hay incontables variedades y se cansarán de probar una por una. Por mi parte recomiendo el queso Granja Porcón que viene con orégano. Resultó exquisito como ingrediente principal del pastel de papas que suelo preparar cada vez que regreso de un viaje. ¿Uno más? El provolone con un gusto ahumado que le irá bien a cualquier comida hecha al horno. Vale la pena llevar también una botella de yogur natural. Su sabor es muy diferente de esos industrializados yogures que estamos acostumbrados a consumir en Lima.

En La Collpa también tienen una tiendita donde ofrecen productos lácteos pero los quesos no son su punto fuerte pues no hay tanta variedad como en Porcón. Sin embargo les recomiendo que no dejen de llevar un pote grande del manjarblanco que fácil le haría la competencia al Bazo Velarde pues tiene esa textura arenosa que no suele conseguirse muy seguido.También venden un delicioso alfajor con miel de caña mucho más rico que el de La casa del alfajor. La textura crocante y el sabor a frutas de la miel hicieron que me arrepienta durante todo el camino por haber comprado sólo uno. Media docena hubiera sido lo indicado.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Intro: Cajamarca

Mi primera visita a Cajamarca estaba motivada por conocer, según me habían dicho, los mejores paisajes de todo el Perú. Al menos esa fue la razón principal para viajar a esta ciudad. Pero mi estómago es más exigente que mi cerebro y ya tenía en mente que no iba a regresar a Lima sin probar su comida típica. Problema número uno: ¿Existe comida típica en Cajamarca? Problema número dos: ¿Existe un lugar para comerla? Problema número tres: ¿Alguién lo conoce?

Vista de la ciudad
 Tengo la impresión que los cajamarquinos se han conformado con su campiña, sus aguas termales y granjas ecológicas para atender la demanda turística. ¿Pero no estamos acaso en el boom gastronómico peruano? Creo que ese “boom” no ha llegado a Cajamarca y están olvidándose de atender una demanda insatisfecha . Tal como en el post de Tarapoto les dejaré algunos tips de lugares para visitar. La Granja Porcón es una cooperativa agraria cristiana. Lo notarán por las frases de la Biblia pintadas en todos los dinteles de las puertas. Este lugar es anunciado como una oportunidad de interactuar con agroturismo, naturaleza e intercambio cultural pero la verdad es que la mayor parte del tour consiste en una visita al zoológico que tiene una gran variedad de animales de costa, sierra y selva. Lo mejor que pueden hacer en Porcón es comprar quesos pero eso merece un post aparte. 


Granja La Collpa
Cumbemayo es un bosque de piedras, ubicado a 20 kms. de Cajamarca, en donde van a necesitar una tarjeta de 4GB para la cámara fotográfica por los increíbles paisajes que pueden apreciarse. Es uno de esos lugares alejados de la civilización donde se puede estar a solas con uno mismo meditando y encontrando esa paz que hace tanto tiempo desapareció de Lima. Les recomiendo llevar zapatillas tipo Hi-Tech porque las caminatas son largas y en algunos sitios el terreno es muy agreste, además que para conseguir las mejores fotos tendrán que trepar sobre algunas rocas. 

El tercer lugar que visité es la granja La Collpa. Es una casa hacienda abierta para los turistas dónde podrán participar del ordeño de las vacas, comprar productos lácteos y apreciar excelentes paisajes. El sitio es tan apacible que da ganas de quedarse viviendo y si tienen suerte podrán tomarse una foto con el dueño. Acá también pueden apreciar la famosa ceremonia de la llamada de las vacas por su nombre. No quiero matar la ilusión pero vi que la pobres vacas avanzaban más por los latigazos que por hacer caso a la voz del llamador. 

Hecha la introducción: ¡Que comience el viaje!