jueves, 29 de enero de 2009

Fragola (Válido por 72 horas)

A propósito de esa insoportable campaña de marketing puedo decir sin reparos que a mí no me gusta D’onofrio. Desde que la companía fue comprada por Nestlé los cambios no han sido positivos. Desaparecieron las marcas tradicionales, disminuyeron el tamaño de los helados y comenzaron a usar en sus envases el viejo truco de la etiqueta “sabor a” indicando que en la preparación de sus helados no utilizan insumos naturales. Creánme que existe una gran diferencia entre un helado “de” chocolate y otro “sabor a” chocolate. Quizá algún día me anime a escribir un largo post al respecto.

Para los fanáticos les recomiendo este helado de torta de chocolate. Es muy bueno y es la alternativa económica al helado “Francesca” del “Laritza”. Es compacto, tiene el típico sabor amargo del chocolate cobertura y viene con trocitos de torta de chocolate. Su calidad es insuperable. El único punto en contra es su tamaño pues deberían venderlo en envases más grandes. En mi casa, teniendo en cuenta que soy el único que come helado, sólo duró tres días en la refrigeradora. Pobrecito.

Existen más sabores de esta marca pero sólo he probado el de "Pye de limón” que resultó muy ácido para mi gusto aunque es ideal para combinarlo con otros postres más dulces. Pueden encontrar los helados Fragola en cualquier supermercado y por la relación precio-calidad verán que vale la pena pagar más por comer helado de verdad.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Renzo

Que buen dato! sobre helados, pues uno siempre acostumbra a comprar D'onofrio sin atreverse a probar otras marcas.
Haré caso a tu buen gusto y ya luego te doy mi opinión al respecto. Se ve rico!! Helado de Torta de chocolate!!hmm a mí que me fascina el chocolate ja ja ja.

Besos

Ll

iziar leugers dijo...

hmm... una especie de haagen dazs peruano! bravaso!
yo me quedo con el clasico "sandwich" de donofrio.

katiadocumet dijo...

Que tentación!! y coincido plenamente contigo en que cuando comenzaron a vender las marcas ya no es lo mismo, pasa lo mismo con las golosinas...recién estuvo mi mamá de visita por estos lares y me trajo entre otras cosas cuacuas, que desilusión total!! chatos, deformes y con un relleno distinto...ya me había pasado hace unos años con las princesas que ahora son de plástico y no se derriten nunca en la boca.
¿Por qué? es que la gente los sigue consumiendo igual o qué es lo que pasa que en lugar de mejorar se viene todo abajo?
Disculpa mi desahogo :)
Saludos
Katia

Renzo dijo...

Iziar
Esta marca es suficientemente buena para competir con Hagen dazs. Lo mejor de todo: los sabores son netamente peruanos.

Hola Katia
Sabrás que algunas marcas van de mal en peor. Es seguro que el motivo sea la reducción de costos pero con eso reducen sus consumidores.

Y cuando se trate de comida siempre puedes utilizar mi blog para dejar un comentario como catarsis ja ja ja