jueves, 18 de junio de 2009

Elio Tubino: La panadería extinta

Cuando era niño y salía con mi madre la parada obligatoria antes de volver a la casa era Elio Tubino. Aún recuerdo la caja del fondo donde me entregaban el añorado y minúsculo ticket blanco de letras moradas con el que podía hacer mi pedido. Aún puedo saborear en mi mente la empanada de queso, el enrollado de hot-dog y el misterioso pastel de queso, cuya diferencia con la empanada nadie supo explicarme nunca. Aún puedo ver a los dependientes sacar los panes de sus hornos inmensos y llenar las vitrinas para deleite de las personas que estaban esperando.

¿Cuántas veces habré comido una empanada en Elio Tubino? Tengo entendido que era uno de los pocos lugares donde se podía adquirir productos importados, aparte de la gran variedad de panes, postres y bocadillos salados que ofrecían. Comprar una empanada de queso, morder el hojaldre crujiente y sentir el queso derretido es un recuerdo que está grabado en lo más hondo de mi mente. Este lugar fue escenario de infantiles peleas con mi hermano porque no me daba la gana de compartir mi empanada o mi gaseosa. El resultado era siempre la amenaza, nunca cumplida, de mi madre: “La próxima vez no venimos”.

De adolescente cuando iba a jugar a las maquinitas pimball del Bing Bang y me daba una vuelta por Elio Tubino pude notar que ya no era el mismo local de siempre. En los polvorientos anaqueles los licores importados habían sido reemplazados por botellas retornables de gaseosas nacionales. En sus vitrinas, como último manotazo de ahogado, ofrecían impensables entremeses como choritos a la chalaca y papas rellenas para los hambrientos oficinistas de media mañana. Las cajas de chocolates importados descoloridas por el sol era mudos testigos de que se habían acabado los buenos tiempos. La decadencia de Elio Tubino era inevitable y lo peor (y en ese momento no lo entendí) es que parte de mi niñez se fue con esta panadería.

Tiempo después cerró y sólo quedó el local viejo y abandonado que puede verse en la foto. Cada vez que paso por la avenida Ricardo Palma es inevitable sentir algo de nostalgia. Tres minutos de silencio por esta gran panadería.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Que pena! por esta panaderia, nunca tuve la oporunidad de ir pero me imagino que en su tiempo fue la mejor :)
Y que gracioso eres de contar tus anecdotas de niño, me imagino como habras sido ja ja ja.
Bueno tu blog Renzo!

Besitos

Ll

Renzo dijo...

Ll.
Si, es difícil para mí pasar por la avenida y ver el local abandonado.

Tantas veces que comí en esta panadería y ahora sólo quedan los recuerdos

Saludos

Renzo

Anónimo dijo...

sabes habia un elio tubino en jiron de la union y el de miraflores,me encantaba el pan baguette y lo cortaban en 2 uhmmm delicoso..

Renzo dijo...

Estimada (o) Anónimo

Claro que me acuerdo de ese Tubino!

Hace muchísimo tiempo estuve por ahí con mi papá y me acuerdo que me compró una bomba glaseada con azúcar.

Gracias por hacerme evocar ese momento!

Anónimo dijo...

Estimado colega de mesa...
No estoy seguro, pero me parece que aun existe un local de Elio Tubino: en Javier Prado, una o dos cuadras antes de llegar a la avenida Brasil.

La otra noche pasé por ahi, y me sorprendió ver iluminado su cartel con la imagen tradicional de Elio. Lamentablemente no atiné a ver más.

Si vas, nos cuentas ok?
Lepanzon

Renzo dijo...

Estimado Lepanzon

Creo que esa es "Elia" es un restaurante de comida italiana. Aunque nunca lo he visitado no tengo buenas referencias de este local.

En Lima existía un Elio Tubino pero seguro ya fue convertido en galería comercial o pollería.

Que pena que desaparezcan los clásicos.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Realmente para mi es una tristeza, leer todo estos comentarios, sobre Elio Tubino yo pense que todavia existia,justamente hoy le dije a mi esposo que viaja este proximo mes a Lima que vaya a la panderia y se tome una foto, comiendo los pasteles tan deliciosos, y me traiga una baguete, pero me doy con la sorpresa que ya no existe, me parece mentira que hayan pasado tantos anos que no voy a mi Peru, el caminar por MIraflores era una obligacion tambien ir a mi querido Elio Tubino bueno estara siempre en mis recuerdos.

Renzo dijo...

Estimada anónima

Así es. A veces el progreso no necesariamente trae cosas buenas. La desaparición de Elio Tubino es un golpe difícil de asimilar.

Aun nos queda Belgravia, uno de los últimos baluartes de la panadería tradicional.

juan manuel dijo...

aun tengo la esperanza que algun dia regrese esa panaderia tan entrañable, quizas los hijos o un familiar se anime a revivir con las recetas originales de todas aquellas delicias que se comia desde la empanada hasta el oloroso baguette que salia a las 5:00 y mi padre lo traia a casa medio acabar.

Renzo dijo...

Estimado Juan Manuel

El pastel de queso de Elio Tubino no tenía rival en todo Lima.

Me atrevería a decir que las empanadas del San Antonio son un pobre remedo de lo que se comía en esas épocas.

Saludos...

Anónimo dijo...

Estimados,
Yo también lamento tanto el cierre de ésta panadería...lo que más recuerdo es que en navidad no veía las horas de comer el riquísimo e inigualable panetón Elio Tubino...hasta ahora ninguno lo iguala. Al igual que todos, espero que algún día alguien reabra la panadería CON LAS RECETAS ORIGINALES para volver a disfrutar tan ricos productos...ojalá llegue ese día.

Renzo dijo...

Estimado Anónimo

Tendré que hacer labor de detective para indagar lo que sucedió realmente con esta famosa panadería.

Si volviera con sus recetas originales le sacaría el ancho al San Antonio.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

No solo Elio Tubino tambien solari en pardo,y todas las e la avenida Arenales Cuneo,berisso ,malatesta levaggi,belgravia,cordano,alpina,aurelia y otros japoneses que hacian excelente pan y enpanadas, las colas que se hacian en la manana para comprar pan fresco solo en francia se ve eso, creci entre lince y miraflores. ylos aromas de todo fresco,enpanadas,butiffarras,helados,pastel de acelga, o un sandwich de lomo,imcreible. san antonio, Tanta.Y otra por ahi son una copia de todo esto. se extrana.de pan no se vive,y peor entre los 80s y 90s si estuvien en este momento,la situacion seria diferente, una chicha con una enpanada, que rico>

Octavia dijo...

Mi padre, ya fallecido, solía comprame las baguettes de esta emblemática panadería. Cuántos recuerdos y la nostalgia que tiene olor a pan recien horneado.

Anónimo dijo...

Aquellas bombas azucaradas eran una delicia. Nunca mas las encontre en ningun lugar. El baguette y el paneton Elio Tubino eran lo maximo.... Grande nostalgia al recordar aquellos anhos idos..... Lo bueno es que lo vivimos.

Anónimo dijo...

muy bien señores
elio tubino inrreemplazable panaderia yo tube la suerte d efrecuentar d eniño llevado por mi madre a aquella panaderia que si no me equivoco quedaba en lima jiron de la union y vendian unas bombas rellenas de crema pastelera d e lo mas delicioso y es verdad alli se encontraba todo lo bueno, recuerdo al buscar la discotienda hector roca en el centro de lima alrrededor de 1988 o 1989 ya estaba con 18 años y dije mie voy a comer un pastel por alli y estaba cerrada luego se convirtio en una enorme tienda de venta de ropas llamad ala 5 esquina. en miraflores llege a visitar la tienda ya en decadencia era un poco patetico ver al personal que atendia con os ojos llenos de añoranza viendo esta enorme local vacio.
ustedes recuerdan la antigua pasteleria alemana que quedaba en en la av tacna preparaban unos pasteles riquisimos hechos por un aleman afiancado en lima, el cual luego de fallecer le dejo a su pastelero el local. yo lo visite el año 2008 y luego se cerro.
y pasando por alli se acuerdan en tacna esa tienda que vendia ravioles y fideos al lado de chaide y chaide
lima era una lima con todas sus cosas
y no la lima de broster y pollos a la braza gracientos de hoy
gracias
marco antonio

Julio Villanueva dijo...

Tuve la suerte de gozar las delicatessen de esta panaderia en sus mejores dias, alla por los 70's y 80's. la familia Tubino vivía al lado de donde yo vivía, intersecciones de Diez Canseco con Paseo de la República. Salí del Perú a inicios de los 90s y regrese en el 98. Fuí a la panadería llevando esta vez a mi esposa. Reamente me invadió la nostalgia recordando mi niñez visitando esa panaderia quizas para comer sus delicias, y otras veces, sin dinero, solo para oler el aroma del baguette calentito saliendo del horno como a las 4 de la tarde. Salían varias tandas al día y la gente sabía ir a tales horas solo para encontrar el pan aún aromático. Tambiên me invadió la pena de ver este lugar tan importante de mi infancia, ya no acogedor sino frio, parco, con despachadores de mal carácter. Eran jóvenes y obviamente no habían laborado en la panadería en su êpoca de apogeo. Dudo que Elio Tubino vuelva a abrir sus puertas. Solo me quedo con el consuelo de haberlo gozado en sus mejores días

Jose Carlos Parra dijo...

Pues cada vez q saliamos a caminar x miraflores con mi mama y mi tia marcela era imposible regresar con el lonche en mano de elio tubino. Particularmente quedaba embobado cuando salian los panes de molde y mas aun cuando eran rebanados x aquella maquina tan antigua...ademas me gustaba mirar tras la luna los riquisimos pasteles y empanadas q se exhibian....lindos recuerdos de mi niñez....

Anónimo dijo...

Qué nostalgia!! mi madre laboraba allí en sus buenas épocas y siempre llevaba a casa algún postrecito, mi favorito era el relámpago... :'(
Ahora ella también quisiera saber qué fue de los dueños o sus descendientes

Hiermak Luís Retiz Ruiz dijo...

Me fui del Perú en 1992 y volvi a pasear despues de tres años y fui a comer mi empanada deliciosa de carne y lleve para casa el baguette mejor prepardo de Lima y la ultima vez que fui a Lima me dijeron que habia cerrado, pero pense que podria haber cambiado de dirección, una lastima que tenga que haber cerrado este local, solo resta guardar los buenos recuerdos en nuestra memoria y decir "todo tiempo pasado fue mejor"

Gladys dijo...

Elio Tubino, como no recordar su chocolates importados y sus deliciosos postres. hasta ahora no logro encontrar en ninguna pastelería, un pastel de moka que al comerlo era de una textura de mil hojas. Mi tía Victoria siempre nos lo brindaba en su cumpleaños, entonces era niña y solo sabía que me gustaba, de adolescente iba a Elio y señalaba a al dependiente el pastel q quería, craso error porque seguro tenía un nombre específico y es por eso que no logró conseguirlo en ningún sitio. Muero por volver a comerlo.!!!!

Anónimo dijo...

yo (mi padre) compraba alli el panavion - por la forma del pan. Alguien se acuerda ? (hablo de los años 1965 - 70)

jose luis oyardo dijo...

Ola mi padre fue el maestro pastelero y uno de los colaboradores mas fieles de elio tubino (30 años) quien sirvio a la empresa hasta el dia de su cierre. el era el encargado de elaborar esos baguettes tan recordados por uds. Les informo que pronto habriremos un local si dios quiere. les puedo pasar la direccion para q se acerquen.

Postada. Tambien era encargado de elaborar las famosas empanadas, panetones, panes roseta y de maiz.

Rosa Aguilar dijo...

Mi infancia pasé mirando con admiración la panadería Elio Tubino, era enorme, lindamente decorada. Exibía una serie de vinos italianos, algunos con cuello enorme, vendía enlatados importados y arenques, productos caros, solo entrar era un paseo... Yo modestamente comía butifarras, empanadas, bombas, en noches de invierno hot dog recién preparado, milhojas con chantilli...Mi infancia y adolecencia se fueron junto con Elio Tubino.

Claudia Santisteban dijo...

Hola! Abrieron el local? Me entró mucha curiosidad de probar el pan del que tanto hablan
Claudia

Richard Flores dijo...

Que pena! Y yo que pensaba ir a comprar mañana Sábado ese delicioso pan bagette y luego pasar por la avícola Santa Mónica, si es que aún existe, para comprar esos deliciosos y jugosos pescuezos de pavo.
Lo solíamos hacer cuando era niño. El sábado en la noche mi padre me mandaba a comprar en la panadería Elio Tubino, si mas no recuerdo, en el esquina de Jr. De La Unión y Moquégua, en el centro de Lima. Luego con mi hermano caminábamos hasta el Jr Roosevelt, para .tomar Los ENATRU que iban por la Av. Arequipa, y bajábamos a la altura del Hotel "El Dorado", la Avícola estaba en Petit Thouars.
Mañana haré lo mismo. Ojala tenga suerte, al menos con la avícola.

Alex Orbegoso dijo...

El pan baguette y la jalonada con verduras(pastel de carne) parada obligada en los 80's antes de ir a la playa los sabados

congar dijo...

Hace largos años que dejé el Perú, sin embargo , aún recuerdo el olor ala pan baguette de Elio Tubino.
Comerlo con mantequilla, era un placer inconmensurable.
Será acaso que de niños todo era más rico?
Es probable que sí. Pero no dudaría ni por un segundo volver a degustarla a esta edad que el paladar se vuelve cansino.