miércoles, 2 de junio de 2010

El Bambino (Pasta pronta)

Hace algún tiempo me recomendaron El Bambino como un muy buen lugar para comer pastas. Cerca de mi trabajo abrieron un local pero lo que probé no me pareció nada fuera de lo común. Hay que ser justos y reconocer que la opción de menú ejecutivo que probé nunca superará el hecho de pedir a la carta. Además seguro han escuchado que nada es igual si no se prueba en el local original. Así que aprovechando que estaba por Lince decidí darle un vistazo a la carta de este restaurante. Lo más destacable es la gran variedad de platos que ofrecen. Pastas clásicas, lasañas y pizzas en todos los sabores y colores de salsas. Había que comprobar si la calidad era tan buena como la variedad.

Para comenzar pedí unos canelones Rossini: canelones rellenos de carne, ricotta y espinaca bañados en salsa de jamón, mozarella, champiñones y crema de leche. Aparte de estar gratinados al punto exacto no le encontré mayor virtud a este plato. Es algo que pueden cocinar en casa sin mucho esfuerzo. El segundo plato fue ravioles de carne al ragú. Descarté los ravioles de inmediato porque el relleno no me dio la impresión de estar muy fresco pues la carne tenía una textura muy seca. El ragú de carne estaba muy dulce, parece que habían abusado del truco de echar azúcar para bajar la acidez del tomate. Si lo comparo con otros restaurantes el Bambino sale perdiendo por goleada. Si lo comparo con un local de comida rápida como los que abundan por los alrededores entonces es una opción aceptable para salir del momento. Vayan con las expectativas bajas.

El Bambino queda en jirón Tomás Guido 124, Lince.
Teléfono 471-7754

Volvería: No. Es sólo para sacarse el clavo.

4 comentarios:

katiadocumet dijo...

Osea, el bambino todavìa tiene que crecer.
Dime una cosa, esto es lo que era Pasta pronta?? Recuerdo que hace años apareciò un local en el CCCaminos del Inca. Al principio era bueno por lo novedoso del sistema, pero luego uno se daba cuenta que no era mas que italian fast food.
Saludos,
Katia

Renzo dijo...

Estimada Katia

EL título hace referencia a que la calidad de la comida está más al nivel de un fast food que de un rstaurante.

Ojo, no es malo, pero no aguantaría comparación con palacios de la pasta como el Donatello y el Mavery.

A Pasta Pronta sólo fui una vez y juré nunca más volver. Ja ja ja

Saludos

Gabriela dijo...

No sé por qué, pero no vi este post en su fecha. Pero acá estoy lista para comentar.
Es cierto eso de los restaurantes que son casi al paso: si uno va con las expectativas altas, se puede estrellar feo.
Luego de leer tu post, creo que el adjetivo que le cabría a este bambino sería cumplidor.

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Gracias por volver en el tiempo para comentar ja ja ja

Creo que es el adjetivo correcto. Hacen lo que deben y hasta allí no más llegan.

Saludos