sábado, 1 de septiembre de 2012

Días relajados

Que mes tan pesado resultó agosto. Felizmente pude sacarle provecho a estos días libres durmiendo a pierna suelta, actualizando el diseño del blog (¿Les gusta la nueva plantilla?) y escribiendo varios posts que saldrán en las próximas semanas. Y obvio que también debía salir en busca de nuevos lugares. ¿Alguien pidió un huarique?

Café Tostado (Tempus fugit)
Aceite de oliva, ají de la casa, zarza de cebolla
Con mi horario de trabajo almorzar entre semana en un huarique es una tarea poco menos que imposible. Pero la Providencia es generosa con el blogger y el viernes pude planificar el día al minuto para visitar un local que hace tiempo tenía en la mira. Café Tostado cumple con todas las definiciones de huarique, no hay una carta y si bien cada día se sirve un plato único también ofrecen una especialidad de la casa. Atención que el ambiente es bastante sencillo, no hay mesas individuales ni mozos con uniforme. Pero sí encontrarán mucho cariño y el gusto de comer algo que ha sido preparado con pasión y no por negocio. Que aprendan esos chefs que cocinan con la calculadora en la mano.

Frijoles con apanado
Para comenzar ordené el plato del día, frijoles. De puro curioso me senté muy cerca a la cocina y pude mirar en la inmensa olla de cocción que utilizan tres variedades de frijoles (canario, panamito y negro) preparadas con ají mirasol y ajonjolí tostado entre otros ingredientes que no quisieron revelarme. Que frijoles tan buenos, cremosos, con una textura producto de una larga cocción y con una sazón ligera. Lo mejor, el gusto ahumadito que le dio el ajonjolí, algo que no he probado ni en los mejores restaurantes criollos. El apanado cumplió pero no es algo muy relevante porque los protagonistas eran los frijoles. Atención que ponen aceite de oliva, un delicioso ají amarillo casero y zarza criolla para acompañar.

Conejo a la naranja
El segundo plato fue la especialidad de la casa: el famoso conejo a la naranja, un plato servido en una porción generosa, digno de un huarique. Conté cerca de 10 presas de conejo fritas, acompañadas de salsa de naranja y camotes fritos. Es mi segunda vez comiendo este tipo de carne (la primera fue un escuálido conejo frito en Cajamarca) así que me falta experiencia para evaluar a fondo el plato. De todos modos puedo decir que estas presas estuvieron deliciosas, crocantes por fuera, jugosas por dentro. Remojar la presa en la salsa de naranja resultó un placer culposo. Es un plato para compartir, ni se les ocurra comerlo solo.

Me fui de Café Tostado con muy buen sabor de boca. No todos los días se puede disfrutar de una experiencia tan satisfactoria y me quedé con la miel en los labios de probar los demás platos. Lo anécdotico de mi visita fue que en la mesa adjunta había un señor bastante achispado en cuyo diálogo se mezclaron las arengas a un partido político (¡Palmas compañeros!), un resumen de la película Alien versus Depredador y un breve cover de "My way" de Frank Sinatra. Cosas de huariques.

Café Tostado queda en Nicolás de Piérola 232, Barranco.
Ticket promedio: S/25.00 por persona.
Teléfono: 2477133
Volvería: Sí, me quedé intrigado por los otros platos que sirven el resto de la semana.

Doña Paulina (Traducir, escribir, comer)
De como tres bloggers que disfrutan el placer de escribir se reunieron para compartir el vicio de comer.

Hace mucho que disfruto el placer de escribir este blog. Pero lo que más me gusta es leer los comentarios de mis seguidores. En este caso está Gabriela de Seis de enero y Cyrano de Columna 17 quienes me acompañan hace un buen tiempo con sus acertados comentarios. Para conocernos mejor y compartir nuestras experiencias como bloggers quedamos en disfrutar un suculento desayuno sabatino. El lugar elegido fue la chicharronería Doña Paulina.

Porción de chicharrón
Lamentablemente llegamos en un momento complicado porque nos pidieron regresar en media hora. El blogger tiene un defecto de nacimiento: la impaciencia y creo que sólo de ver mi expresión se animaron a preparar una mesa mientras terminaban de poner orden. Nos decidimos por una porción de medio kilo chicharrón sin pan y un tamal de cerdo para acompañar. Punto a favor, eran tajaditas de chicharrón sin hueso, pura carne con su correspondiente toque de grasa. De sabor cumplió pero nada extraordinario. Punto en contra, llegaron tibias a la mesa. No hay nada más desagradable que comer chicharrón frío y tuvimos que devolverlas a la cocina para que las recalienten. De acuerdo a su publicidad los tamales son maleños pero sinceramente a mi me parecieron idénticos a los que venden en el supermercado. ¿Debo agregar que también llegaron tibios a la mesa? Vamos, esos errores son de novato.

En fin, nunca conocí el local original de Doña Paulina pero esta sucursal no me convenció para nada. Un error que cometen muchos negocios es tratar de expandirse sin considerar el riesgo que implica seguir manteniendo la calidad. A mi parecer todo queda en buena intención pero tienen que enfocarse más en la atención al cliente y enfocarse en los detalles.

Dona Paulina queda en Alcanfores 715, Miraflores.
Horario: Domingo a jueves de 8 a.m. a 11 p.m. Viernes y sábado de 8 a.m. a 3 a.m.
Ticket promedio: S/.20.00 por persona.
Teléfono: 447-8457
Volvería: No. Comparado con el Kio's está al debe.

8 comentarios:

mividaenundulce dijo...

Me gusta el cambio, se ve como "refrescante", con más luz...ja,ja,ja...
Mi esposo me ha hablado de Café Tostado miles de veces, pero viviendo y trabajando en La Molina es realmente imposible ir a almorzar ahí, será para un día que lo tenga libre (sigo soñando). Me acuerdo que en un época mi mamá le ponía ajonjolí a los pallares, hasta que nos aburrimos y pedimos que nunca más lo haga, y es que las mamás a veces no saben cuándo es momento de cambiar la receta.
No sabía que Doña Paulina tenía un local en Lima, y que pena que no sea lo mismo que el de la carretera, aunque la verdad hace mucho tiempo que no paro por ahí a comer lo que siempre fuerob, uno de los más ricos panes con chicharrón.

Gabriela dijo...

Gracias por la mención y haber hecho el sacrificio de leventarte temprano una mañana de sábado. Al menos para mí, eso es todo un sacrificio.
Más que la comida, que estuvo regular como bien dices, lo que valió la pena fue compartir la mesa, las anécdotas y las historias.
PD: me gusta la nueva plantilla. ¿No afectó al contenido del blog? Por ahí he leído que a veces cambia más que solamente el aspecto.

Anónimo dijo...

Hola Renzo
yo he ido a café tostado en dos ocasiones en busca del menestrón, y creo que una vez comimos el famoso conejo,pero la verdad no me emocionó mucha que digamos.
Y ese plato de frejoles nunca lo vi.
Habrá que probar...

saludos
La Secta

Cyrano dijo...

Ahi estabamos, yo sentia un frio tremendo,pero los tres nos dimos el gusto de una charla muy amena. Pase un rato genial,los chicharrones se fueron al toque a segundo plano, cuando se inicio el intercambio de anecdotas. Gracias a ambos ojala se repita.

Renzo dijo...

Estimada MVD

Ya era tiempo de un cambio de look, ¿no? Aún falta aplicar otras ideas que tengo en mente pero estos meses vienen muy cargados.

Es complicado ir hasta Barranco pero haz un esfuerzo. Sí que valdrá la pena. Ojo que es un huarique, no te vayas a decepcionar por el ambiente.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Me alegro mucho de haber compartido este momento con ustedes y conocerlos un poco más.

Lamentablemente debo ser criticón pero eso está en mi esencia de blogger gastronómico.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada LSDC

Ojo que los platos son únicos de cada día, por eso tal vez no lo encontraste.

En cuanto al conejo no conozco otro sitio donde preparen un plato parecido.

Saludos

Renzo dijo...

Estimado Cyrano

Debemos escoger un sitio donde si cumplan con el horario. Eso es lo más importante.

Para mi fue un verdadero gusto conocerte y compartir ese desayuno.

Saludos