domingo, 27 de octubre de 2013

Matria (Alma, corazón y vida)

No todos los días se puede encontrar un restaurante donde la carta refleje la pasión que siente una chef por cautivar a su público. Después de haber visitado Matria sólo puedo citar la balada de Ana Belén: "Para entrar en el cielo no es preciso morir..."

Hace algunas semanas, cortesía de Panuts Vinos Memorables, tuve la oportunidad de participar del un avance de la cena maridaje Placeres Culposos en Matria. Experiencia sublime poder conocer la nueva propuesta de Arlett Eulert, resultado de su experiencia de diez años trabajando en Perú y el extranjero. Sin embargo al blogger le esperaba una sorpresa adicional pues compartiría la mesa con expertos de la crítica como María Luisa Cornejo, Catherine Contreras, Javier Masías y Soledad Marroquín. Toda una cátedra para el blogger, no sólo aprendiendo sobre como debe ser un maridaje adecuado sino de todos los aspectos que debe cubrir la crítica gastronómica ideal. ¿Quién dijo que era sencillo ser blogger gastronómico?

Camarones flambeados y puré de pallares
Me extendería demasiado hablando de todos los platos que comí por lo que me limitaré a describir sólo el inicio y el final del menú. El shot de conchas negras y conchas de abanico con aïoli de palta, espuma de cebada y crocante de alga es una de esas entradas que no se ven todos los días. Las conchas negras de por sí son mariscos de sabor agresivo. Valga la pena los comentarios sobre el maridaje: fue un pisco mosto verde torontel Tres Generaciones. De acuerdo a los comentarios un maridaje "sólo para valientes". También destacó la cacerola de camarones flambeados en pisco estilo vietnamita y puré de pallares. Es un plato que enamora a primera vista por su presentación (fíjense en el detalle de la florcita sobre el camarón) pero que es todo un reto a las reglas de urbanidad porque la mejor forma de atacar estos  camarones que con la mano. La salsa vietnamita está hecha al estilo oriental combinando diversos sabores pero manteniendo un adecuado equilibrio para que ninguno destaque sobre otro.

Bloody "Yana Cacao" -bitter 70%
El postre es un candidato fijo en mi lista de los mejores del año. El Bloody "Yana Cacao" - bitter 70% con helado de coco, praliné de pistachos, salsa de granada y frutos rojos silvestres se saborea desde el nombre y dejaría al más fanático del chocolate con lágrimas en los ojos. La combinación de chocolate y frutos rojos es un matrimonio para toda la vida, pero si también le agregamos nueces como la macadamia y el pistacho me quedo sin palabras para seguir describiéndolo. Prefiero dejar que ustedes lo descubran a medida que lo vayan comiendo. Atención que el chocolate es exclusivo del restaurante y proviene del Cuzco, de la zona de Quillabamba. De acuerdo a los consejos de un amigo sommelier lo más recomendable es acompañarlo con un pisco acholado.

Todavía no me recuperaba de las sensaciones que me dejó la cena maridaje cuando recibí en mi correo una invitación de Pedro Olavarría, administrador de Matria, para disfrutar del resto de sus platos a la carta. En esta ocasión me ofrecieron aquellos los platos que se han convertidos en los favoritos de sus clientes habituales.

Tosa-mi de atún con chalaca de jalapeños
Esta vez comenzamos con un Tosa-mi de atún con palta fuerte, kiuri (pepino japonés) y chalaca de jalapeños al estilo samurái. El tosa-mi es como un tataki, un plato japonés en el cual se pasan trozos grande de atún rápidamente por la sartén para sellarlos y luego cortarlos en láminas delgadas. Esa untosidad natural del pescado combinaba muy bien con la salsita hecha con soya, togarashi y aceite de oliva picante. La chalaquita de jalapeños se la dejo de tarea, pueden llevarse una gran sorpresa. Luego como segunda entrada me sirvieron unas conchas de abanico "Indo-China" al carbón con mantequilla de curry amarillo y quinua pop. Por su alta calidad (Tamaño y frescura) estos insumos deben tratarse con cuidado para que mantengan sus sabores naturales. De por sí la mantequilla de curry amarillo le da otra dimensión a la entrada pero no le quita protagonismo a las conchas.

Entraña "Angus" con cremoso "Orzo & Kinuwa"
Para los platos de fondo comenzamos con una entraña "Angus" a la parrilla con cremoso "Orzo & Kinuwa" en salsa Funghi, Hongos Ostra, Zucchini y pomodoro. Toda una novedad para el blogger, el uso de orzo, pasta tradicional italiana con forma de granos de arroz y que cuando se cocina absorbe el sabor los ingredientes que lo acompañan. Si esta carne se acompañara, por ejemplo, con tagliatelle resultaría un exceso de carbohidratos. La segunda novedad fue la presencia de los hongos Ostra, un delicatessen que se usa en la cocina oriental y que debe consumirse fresco porque sino amargaría el plato. En cuanto a la carne, no hay sorpresas, el nombre Angus ya garantiza la calidad. Pero es relevante mencionar el uso del roner, un equipo que permite cocinar las carnes al vacío durante horas para que mantenga sus sabores naturales.

Panceta rostizada y mix de lechugas orgánicas.
Luego vino una panceta rostizada con especies, mix de lechugas orgánicas, tomatitos confitados y cáscaras de papa nativa Huamantanga. Aquí no sólo se trata de los sabores del plato, también de comer bien pues son dos buenos medallones de cerdo acompañados de una salsa dulce hecha con los sabores de la carne con un poco de miso y miel de chancaca. La ensalada sólo es un acompañamiento que le da frescura al plato pero tengan en cuenta el uso de insumos orgánicos, aspecto que muchos restaurantes dejan de lado por el costo que implica. Lamento que no aparezcan en la foto las cáscaras fritas de papa nativa, quizá lo más cerca que he podido encontrar a las papas en triple cocción de Nanka. Crocantes hasta decir basta.

Cheesecake de uva borgoña en costra de chocolate
No hay almuerzo completo sin postre y esta vez le tocó la oportunidad al cheesecake de uva borgoña en costra de chocolate y helado de butterscotch. Confieso que es difícil superar a sus postres con chocolate pero esta receta tradicional me dejó muy buen sabor de boca. La uva junto al queso es una reminiscencia del maridaje tradicional de vino tinto con quesos de sabores fuertes. Si bien consideraba al Gourmet Deli como el único sitio para comer el mejor cheesecake pues acá tienen un competidor de cuidado. Vale la pena destacar, y nunca me voy a cansar de mencionarlo, el uso de helado artesanal preparado en el mismo restaurante. Un detalle simple pero muchas veces descuidado hasta en los mejores restaurantes.
 
Vista de la terraza
La carta de Matria es corta pero asequible y refleja la experiencia de Arlett Eulert así como la frescura de su personalidad. Son platos que emocionan con la presentación, que conquistan el paladar con sabores nuevos e ingredientes de calidad y sorprenden con la aplicación de técnicas de alta cocina. En cuanto al tema del servicio, es muy correcto pues los mozos están atentos y saben hacer recomendaciones de acuerdo al gusto del cliente. Recuerden que el blogger siempre está "tomando examen" respecto a los ingredientes usados así como sobre la preparación de cada plato. Si bien no soy experto en el tema considero que la decoración del local se merecería un párrafo aparte por todos los detalles que uno encuentra, bastan dos ejemplos: el huerto vertical de la terraza y la araña del salón principal. Y eso que no estoy mencionando que en los servicios había un grabado original de Fito Espinoza.  El ticket promedio del restaurante no es elevado, hay una adecuada relación precio-calidad y tal como ven en las fotos las porciones son más que generosas. Cuando vayan a Matria se darán cuenta la gran diferencia que marca un restaurante donde existe pasión y ganas de hacer algo diferente.

Matria queda en calle Manuel Mendiburú 823, Miraflores.
Horario: De martes a sábado de 1:00 a 4:00 pm y de 8:00 a 11:00 pm. Los domingos sólo de 1:00 a 5:00 pm
Teléfono: 422-2784
Ticket promedio: S/100.00 por persona
Volvería: Sí. Todavía hay mucho por descubrir.

martes, 22 de octubre de 2013

Primera edición del Concurso Sabor Chef

Un nuevo hito en la historia del blog: mi debut como jurado de un concurso gastronómico. No habrán fotos del blogger por las condiciones de anonimato, característica esencial de mis aventuras gastronómicas. Sin embargo si se toman el trabajo de buscar en las páginas de las instituciones participantes quizá se lleven alguna sorpresa.

Bertrand Esnault evaluando a los equipos
Sabor Chef, concurso de alta cocina, tuvo lugar el día 21 de octubre en las instalaciones de la Universidad de Piura. Este evento fue auspiciado por la UFE Peru (Union des Français de l'Etranger - section Pérou), institución que busca promover las relaciones entre Perú y Francia, priorizando las acciones culturales. Cuatro parejas de estudiantes de cocina tenían como objetivo presentar un amuse bouche (abre boca) y un plato de fondo que serían evaluados por un jurado de ocho personas. El premio para los ganadores: una pasantía de dos semanas en el Institut Paul Bocuse en Lyon (Francia) incluyendo estadía en el castillo donde se encuentra la escuela así como los pasajes aéreos.

Los estudiantes trabajaron duramente toda la mañana para tener listos sus platos al mediodía y presentarlos para la evaluación. 
En la foto están los miembros del jurado preparándose para evaluar a los equipos participantes. De izquierda a derecha:
-Henri Belligand,Vice-Presidente de la UFE Perú.
-Jacques Benoît, Chef Instructeur.
-S.E. Jean-Jacques Beaussou, Embajador de Francia en el Perú.
-Bernardo Roca Rey, Presidente de Apega.
-Dra. Marie-France Cathelat, Presidente de la UFE Perú.
-Sr. José Medina, Director-Editor Paladar Absoluto

El sitio del blogger
Participar como jurado del concurso fue una experiencia muy valiosa para mí. Se evaluaron aspectos de cada plato como el sabor y textura, la cocción y temperatura, la sazón y la presentación. Es lo que hago en el blog hace varios años pero la gran diferencia es que ahora debía llegar a un consenso con los otros miembros del jurado. Labor nada sencilla porque el nivel de los participantes fue parejo y los detalles marcaron la diferencia. Por ejemplo, un exceso de condimento restaba puntos en la evaluación así como la creatividad en la presentación podía valer puntaje adicional. La evaluación de aspectos técnicos como higiene, organización y respeto de los insumos quedó bajo la responsabilidad de Bertrand Esnault, profesor del Institut Paul Bocuse, quien estuvo supervisando directamente a cada uno de los equipos. 

Luego de una larga deliberación fueron elegidas como ganadoras Miriam Silva y Diana Arraiza del Instituto de Educación Superior Ceturgh de Piura. Sus platos Tesoros Andinos con Ratatouille y Paiche Paupiette, no sólo despertaron la admiración del jurado, también el desempeño técnico de ambas en la cocina fue bien calificado. No puedo negar que el momento de la premiación fue muy emocionante al ver la alegría de las alumnas ganadoras. Ahora les toca aprovechar esta gran oportunidad y aplicar los conocimientos adquiridos en su desarrollo profesional. ¡Mis felicitaciones para ambas por este gran logro!

El momento de la premiación

sábado, 19 de octubre de 2013

Días ajetreados V

Ultimamente he estado visitando restaurantes con más frecuencia de la que suelo actualizar el blog. Si a eso le agrego que también he estado participando en eventos exclusivos para medios entenderán el por qué del título.

Sushicage (Itadakimasu!)
Los mejores restaurantes son aquellos que nunca dejan de sorprenderme.

La primera vez que visité Sushicage, el restaurante nikkei del Swissôtel, me ofrecieron que el itamae vaya sacando los platos de acuerdo a su criterio. Nunca había hecho algo parecido y para no perder tiempo leyendo y releyendo la carta buscando algo "a mi gusto" acepté encantado. La variedad de platos que pasaron por la mesa fue soberbia y me di cuenta que yo ni con asesoría del personal hubiera logrado algo así.  Luego aprendí que esta manera de pedir se llama Omakase (En japonés: "encargo" o protección") y que es común en los restaurantes de sushi. Es mi tercera visita a este restaurante y no dudé en ponerme nuevamente en las manos del itame. Sorprendentemente no repitieron ningún plato de las visitas anteriores ¡ni siquiera el postre!

Cebiche nikkei
Me extendería demasiado contando toda mi experiencia así que sólo reseñaré el inicio y el final del menú. Sublime comienzo con un cebiche nikkei. Aquí se trató de dar una vuelta de tuerca a este reconocido plato. Primero, la cebolla no esté cortada a la pluma sino picada como si fuera una chalaquita. Segundo, está servido sobre una camita de wakame (alga japonesa) que le da un toque crocante. Tercero, la calidad de los insumos: lenguado, pulpo, conchas de abanico y langostinos tan frescos que es como probar una cucharada de mar. ¿Necesito decir algo más? El toque divertido sucedió al final cuando una de las mozas se acercó con una cuchara para que se no desperdicie ni una gota de la "leche de tigre nikkei". Impecable e inesperado.

Rolls fritos y granizado de té verde
Cuatro platos de fondo después el almuerzo debía terminar con un postre. Esta vez en forma de un roll frito relleno de plátano, arroz glutinoso y dulce de frijol japonés acompañado de granizado de té verde. Es un postre que comí de a poquitos porque quería disfrutar lentamente el sabor de sus ingredientes y las diferentes texturas que lo componían.  Vale la pena mencionar que por las obras de construcción realizadas en la zona (la segunda torre del Swissôtel así como el nuevo proyecto del Centro Empresarial), Sushicage está ocupando un ambiente provisional en la terraza de Le Cafe. Si van al Sushicage pónganse en las manos del chef Norio Takeda, el les dará la oportunidad de conocer una nueva dimensión de la comida nikkei.

Sushicage queda en Vía Central 150, San Isidro.
Horario: Lunes a sábado de 12:30 a 3:30 p.m y de 7 :00 a 11:00 p.m.
Teléfono: 421-4400

Ticket promedio S/.120.00 por persona
Volvería: Siempre. Del Swissôtel sólo se puede esperar lo mejor.

El Bodegón (El blogger se rinde)
Imposible que pase una semana más sin hablar de El Bodegón. Imposible.

Sólo hay dos restaurantes que pueden presumir de haber logrado que yo coma aceitunas negras, un ingrediente que no soporto desde niño. Una vez fue en La Locanda cuando me sirvieron unos rigatoni mar y tierra que venían rellenos de crema de aceituna (¡Me las pagarán!). ¡Pero si el blogger odia la aceituna! Es que si la preparan tan bien no tengo más opción que aceptarla. Sin embargo, es mezquino reseñar un restaurante sólo por eso. En su pequeño local, acogedor y romántico, El Bodegón trae una pequeña carta con platos tradicionales de la comida mediterránea. Es un enfoque minimalista pero efectivo porque recuerden que una carta amplia implica tener una congeladora bien grande.

Pulpo al olivo
La cena comenzó con un simple pulpo al olivo. ¿Simple? Pero ya quisieran muchos restaurantes preparar algo así. ¿Por qué creen que no he probado antes este plato? Aquí el sabor de la aceituna era tan tenue que me olvidé de todos mis traumas infantiles. En cuanto al pulpo su textura suave y su sabor no daban lugar a dudas, era un insumo fresco. Sorpresa, la presencia de las pecanas, ingrediente que según he investigado no está en la receta original, pero que le dio un toque crocante. Punto en contra,  mejoren esa presentación porque la hoja de lechuga mustia y el pimiento picado no le hacen ningún favor. La segunda entrada fue la  tortilla española, una revelación para el blogger pues siempre he escuchado infinidad de leyendas sobre lo difícil de su preparación. Se las dejo de tarea para que ustedes la evalúen. Sólo puedo adelantarles que me dejó más que satisfecho.

Fetuccini a los cuatro hongos con prosciutto
Para los platos de fondo comencé con los fetuccini a los cuatro hongos con prosciutto. Blogger, ¿cuándo te cansarás de comer hongos? ¡Nunca! Es mi ingrediente favorito y cuando vienen en tal cantidad y variedad sólo puedo rendirme. El uso del prosciutto es un riesgo que no muchos restaurantes se atreven a correr por el costo y porque su calidad se nota al primer bocado. Ojo con la pasta al dente, ya depende de cada uno decirlo al mozo. El segundo plato fue un filete de corvina con portobellos y espárragos al balsámico. Plato que destaca por su simplicidad y al que no se le puede exigir mucho. Los ingredientes se defienden solos aunque la reducción de balsámico ya es un recurso muy básico pero efectivo.

Es conveniente mencionar que al ser un local tan pequeño lo más recomendable es hacer una reserva previa para evitar malos ratos. Punto flaco, ojalá que el servicio mejore pues los mozos podrían tener una participación más activa. ¡Y revisen las cartas porque me tocó una con restos de comida! "El diablo está en los detalles" me dijo una vez un gerente y el blogger siempre lo cuenta todo. Para bien o para mal.

El Bodegón queda en calle Tarapacá 197, Miraflores.
Teléfono: 445-6222
Ticket promedio: S/.70.00 por persona
Volvería: Sí. Me tomó bastante trabajo decidirme por un solo plato de su carta.

Señor Limón (Limón amargo)
¿Por qué viné por aquí? ¿Por qué?

Cuando veo que una marca presume de expandirse siempre me pregunto cómo se aseguran de mantener la calidad original. Algo así como Segundo Muelle y Embarcadero 41 Fusión, restaurantes que alguna vez tuvieron presencia en este blog pero que no visitaría más porque ya no creo en las franquicias. Sin embargo por circunstancias que no es relevante mencionar caí por Señor Limón, restaurante que presume en su web de haber desarrollado manuales de atención y de recetas pero cuya propuesta me dejó con un gran signo de interrogación. Miento, me dejaron con una clara sensación, no volveré.

Ceviche Señor Limón
Para comenzar ordené el Ceviche Señor Limón. Para que se llame igual que el restaurante debe ser algo así como la especialidad de la casa. Según la carta está hecho con trozos de pescado y mariscos "bañados en una salsa especial de la casa a base de erizo" A ver ¿Esto no sería más bien un tiradito? ¿Por qué ahogar al pobre pescado en esta crema de sabor indefinido e indefinible? Un ceviche es frescura del pescado y nada más, el resto sale sobrando. La presentación también deja mucho que desear, parece comida de rancho como si hubieran  preparado una cantidad inmensa para una tropa y el cocinero lo hubiera tirado con un cucharón en el plato gruñendo "¡el siguiente!". Prescindible.

Pescado Tusan
Ya había ordenado el plato de fondo así que no podía huir a otro sitio después de haberme ensartado con el cebiche de marras. Gran idea la mía, ordenar el Pescado Tusan, filete de corvina relleno con langostinos y bañado en salsa oriental con vegetales. Lastimosamente Señor Limón es de esos restaurantes que con espesar un poco de sillao y agregarle kión y frijolitos chinos piensan que ya tienen una  salsa "oriental" Dénle una revisión a sus manuales y cambiénle de nombre a "pescado con sillao y ajinomoto". Respecto a los langostinos tenían un olor y sabor muy fuerte por lo que deduje que utilizan este insumo congelado, tal cual se esperaba de una franquicia. Paso nuevamente.

En resumen, el almuerzo no pasó de ser una experiencia perfectamente olvidable. Tampoco esperaba una epifanía pero se supone que un domingo, el día más concurrido, pudieron hacer méritos y mostrar su mejor cara. Aproveché para darle un vistazo a su buffet y fue suficiente para concluir que tampoco hubiera valido la pena escoger esa opción. Sólo me quedó una duda. Teniendo en cuenta que recien habían abierto ¿Qué hacía toda una fila de botellas de gaseosa usadas en el segundo piso? ¿Parte de la decoración? ¿O también eso está en sus manuales?

Señor Limón queda en Av. Conquistadores 299, San Isidro.
Ticket promedio S/.50.00 por persona
Volvería: ¿Para qué?

domingo, 13 de octubre de 2013

¡Vamos por Miraflores!

Cuando estaba en tercer grado de primaria tenía un compañero que se apellidaba Oyague. Era el clásico gracioso de la clase, que siempre tenía la frase perfecta para coronar una broma. Ni yo me salvé porque a veces gritaba ¡Mira, Flores! y cuando yo volteaba me decía con una sonrisa de oreja a oreja "No te he llamado, sólo estoy diciendo el nombre del distrito" Mira, pues.

Dejando mis recuerdos escolares a un lado a veces tengo la impresión que uno nunca termina de conocer Miraflores. No sólo hay sitios turisticos, restaurantes de lujo y acogedoras cafeterías (por si acaso Starbucks no cuenta) también hay otros lugares que vale la pena conocer y pueden depararnos una agradable sorpresa.

Actualización 06.03.13
A la fecha Leyenda Café dejó de funcionar. Que pena porque era una buena alternativa en Miraflores.

Leyenda Café (No es leyenda, es realidad)
El blogger es invitado a conocer un nuevo restaurante en pleno Miraflores (¿Dónde más, pues?)

Cuando uno trabaja en horario de oficina la hora del almuerzo puede ser todo un reto. Enfrentarse a un concesionario implica un nivel de tolerancia extremo que aún no termino de desarrollar.  Para llevar lonchera hay que levantarse temprano a cocinar y a veces caer en el facilismo del atún con ensalada de palta. Felizmente existen restaurantes como Leyenda Café que no sólo ofrecen una propuesta de almuerzo a precios módicos sino también la posibilidad de hacer un after-office a la hora de salida.

Champiñones diablos
Para comenzar me sirvieron una limonada con hierbabuena, una bebida que alegraba el alma por su color verde. Me alegra encontrar algo diferente que vaya más allá de las eternas limonadas frozen. Tengan en cuenta que también pueden ordenarla en una versión con hierbaluisa. De entrada me sirvieron unos champiñones diablos, flambeados en vino blanco con ají limo y un toque de estragón. Entrada ligera, en una porción adecuada para compartir y acompañada con tostaditas. No se asusten con el nombre, el truco está en que tiene todo el sabor del ají pero no ese picor infernal que tanta mala fama le ha hecho a este condimento. Interesante, yo siempre tuve terror al ají limo pero por los champiñones soy capaz de todo.

Risotto de lomo saltado
Para el plato de fondo me trajeron un risotto de lomo saltado (Como se nota que estudiaron los gustos del blogger) Es una de las combinaciones más riesgosas que existe porque involucra dos platos que al menor descuido pueden convertirse en un problema. Es un saltado de lomo fino con un delicioso gusto "ahumadito", con la carne en un punto de cocción jugoso y rosado pero no crudo. El risotto se prepara con la receta clásica pero al final le echan el jugo del saltado y el resultado es una de esas fusiones que funcionan. Luego me sirvieron unos spaghetti con langostinos y tomate deshidratado. Un plato simple, ligero como para volver al trabajo satisfecho pero no con la modorra que a veces dan los mariscos. Acá no hay mucha ciencia, la clave del plato está en el uso de langostinos frescos y la mano del cocinero para darles el punto adecuado de cocción. Ya quisieran otros restaurantes tener un plato así.

Leyenda Café me dejó una muy buena impresión y muchas ganas de volver. El local es bastante amplio, ideal para esos almuerzos de celebración pero de noche se transforma en un ambiente más desenfadado ideal para un after-office. Considero que Leyenda Café todavía me guarda algunas sorpresas. Espérenme pronto.


Churrísimo (El churro más churro)
A mi buzón de correo llegó una invitación dirigida "al churrísimo blogger". ¿Creen que podía negarme?

¿Cuantos años de mi vida llevo comiendo los churros de Manolo? Manjarblanco, chocolate y crema pastelera. Manjarblanco, chocolate y crema pastelera. Tantos años con lo mismo y a nadie se le ocurrió hacer algo mejor. Eso pensaba hasta que conocí Churrísimo, una propuesta que ya existía hace mucho tiempo en el mercado (atendían reuniones privadas o corporativas) pero que ahora cuenta con un flamante local donde uno puede encontrar todas sus creaciones.

Churro zambito
¿Qué es lo que ofrece Churrísimo? La idea está clara: productos diferenciados hechos con los mejores insumos y preparados al momento. Basta un ejemplo, el churro zambito que viene relleno de fudge bañado en chocolate bitter y con topping de chocolate blanco. El uso de chocolate belga garantiza un producto de lujo que no necesita estar en ninguna lista porque su competencia no existe. Luego vino la prueba de fuego, un clásico relleno de manjar. Probar un churro frito al momento, calientito, crocante al extremo por fuera y suave por dentro, es una experiencia que les va cambiar la vida. Los churros se preparan en variedades clásicas bañadas en azúcar y canela con rellenos de frutas (fresa, mango, lúcuma, etc.) y los gourmet que vienen bañados en chocolate bitter o de leche, una apoteosis del chocolate.

Detalle del local
Algo que quiero destacar, porque se nota que lo han trabajado y pensado muy bien es que no se han conformado sólo con lanzar un producto nuevo. La decoración del local se merece un párrafo aparte porque es una de las claves que redondea el concepto de "ser churros". Como verán en la foto, las paredes tienen diversos mensajes y dibujos que juegan con la idea de "sentirse churros". Y cuando entregan los pedidos se dirigen a los clientes por su nombre anticpando la palabra "Churrísimo" Incluso hay un espejo al fondo donde también pueden encontrar un mensaje oculto. Yo me siento muy satisfecho de haber encontrado algo diferente pero también puedo afirmar que ahora me siento más churro que nunca.

Churrísimo queda en Ignacio Merino 469, Miraflores. (Frente a la anticuchería de Doña Grima)
Horario: Lunes a sábado de 4:00 p.m a 10:00 p.m
Ticket promedio: S/.5.00
Volvería: Sí, se han preocupado en desarrollar un producto que va más allá del churro tradicional.

Miscelánea dulces (En busca de la felicidad)
Para completar el post, una yapita miraflorina con sabor a chocolate.

Miscelánea Dulces, "pastelería artesanal y deliciosa" según dice ambiciosamente en su logo,  Un pasadizo largo que termina en un pequeño ambiente con una vitrina y mesitas de madera. La sencillez de la decoración contrasta con lo novedoso de sus recetas. ¿A ver en cuántos lugares se puede encontrar una trufas de macambo? ¿O un cheesecake de naranjita china? ¿O un pye de limón con hierbabuena?

Torta de chocolate.
Como parte de mi búsqueda pedí la torta de chocolate especial. Punto a favor, el uso de cacao orgánico de Piura al 75% que contrasta . Además viene cubierta con una mezcla de chocolate y dulce de leche como si fuera un chocolate artesanal, pero que no debe confundirse con el ganache del Chocomuseo pues es más blanda. Pequeño punto en contra, la masa no tenía la textura húmeda de rigor y por el tamaño terminarla fue un verdadero desafío. Les doy el beneficio de la duda porque quizá no me dieron una torta hecha en el día o no estaban suficientemente inspirados. Igual considero que el precio (S/.15.00 la porción) no justificó el resultado final. Tal vez si la hicieran más pequeña, como la de Dolce Capriccio o Mariaté obtengan un mejor producto.

Habiendo probado una opción es difícil que pueda escribir una reseña completa sobre Miscelánea Dulces pero sólo estoy en busca de la mejor torta de chocolate. Vale destacar el esfuerzo en presentar nuevas recetas y salir de lo que uno puede encontrar en cualquier pastelería. Recomendable para comprar y llevar.

Miscelánea Dulces queda en Calle Recavarren 316, Miraflores.
Ticket promedio: S/.10.00 cada porción de torta.
Volvería: Sí, me intrigan algunas de sus recetas.

martes, 8 de octubre de 2013

Blogger dominical

De como un blogger puede dedicar todo un domingo al vicio de comer.

Hace tiempo que tenía en mente hacer una ruta gastronómica por el Centro de Lima. Pero siempre encontraba una justificación y la dejaba pendiente para "una siguiente vez". Hasta que un domingo me levanté inspirado, realicé las búsquedas pertinentes en Google, planifiqué un horario al minuto y con mis fieles Hi-Tech, que literalmente me han acompañado por todo el mundo, decidí ir en busca de platos que no hubieran aparecido antes en este blog.

Tsukayama (La sopa del día)
A ver ¿Quién dice que el blogger no visita huariques?

¿Cuántas veces habré ido de niño a Lima acompañando a mi mamá al Mercado Central a comprar especias? ¿Cuántas veces habré pasado por este local sin prestar la menor atención a lo que servían? Pero el reto de una amiga blogger así como la curiosidad de probar la famosa sopa de rachi fueron motivos suficientes para visitarlo. Atención, existen dos locales: Yoshi y Tsukayama. La diferencia es que el segundo también ofrece sopas Udon y especial.

Sopa rachi con yuquitas
Llegue a las 12 en punto y sin perder tiempo ordené la especialidad de la casa. La sopa está hecha con rachi (panza de res), arroz, cebollita china y harto kión. El resultado, un caldo muy concentrado de sazón ligera, no exagero si digo que me recordó a una sopa de dieta y como que no justifica tremendo viaje hasta el centro de Lima. Y eso que le estoy disculpando el hecho que me hayan servido las yuquitas frías. En cuanto al ambiente no hay mucho que destacar, el típico huarique con mesas de fórmica y platos de plástico. Las mesas del primer piso están muy juntas así que probablemente tengan que compartirla con alguien más. Si desean mayor comodidad y privacidad hay una mezzanine.

Este part del post está dedicada a una fashion-blogger quien me retó a visitar un huarique. Estás servida, mi estimada bloggerita.

Tsukayama queda en jirón Ucayali 628, Lima
La sopa rachi con yuquitas cuesta S/.7.00 
Volvería: No, suficiente una vez para sacarse el clavo.

Wa Lok (En la variedad está el gusto)
Ir al Barrio Chino y pedir arroz chaufa es como viajar a Cuzco para comer hamburguesas.

No Mai Kay
Hagamos un mea culpa. ¿Cuántos de nosotros vamos a un chifa y nos animamos a pedir la especialidad de la casa? Para que se hagan una idea, a mi costado había un grupo de siete personas y nadió atinó a pedir otra cosa que no fuera sopa wantán, chaufa especial, tallarín saltado y enrollado de pollo. No tiene nada de malo, al final uno ordena lo que más le gusta pero se pierde la oportunidad de probar nuevos sabores. Esta vez, siguiendo los sabios consejos de una amiga, cambié los clásicos wantanes fritos por el no mai kay, bocadillo hecho con arroz glutinoso, pollo y salchicha china envuelto en hojas. Salvando las distancias imagínense un tamal hecho de arroz pero sin el ají ni la manteca de cerdo. Tengan en cuenta que debe pedirse con 20 minutos de anticipación.

Lo Hon Chai
El plato de fondo fue un verdadero descubrimiento pues lo había estado buscando acuciosamente durante años. Incluso le había preguntado a personas de origen chino pero siempre me respondían con evasivas. El Lo Hon Chai es un plato tradicional que se sirve en la cena de año nuevo chino para recordar que en la vida no todo es abundancia sino que también hay momentos de escasez. Opción ideal para los vegetarianos porque es una ambiciosa combinación de hongos y verduras chinas preparados a la cacerola con fideos fan si. Mi emoción al verlo fue tan contagiosa que incluso un señor se paró de la mesa contigua para rogarme por favor le dijera el nombre para ordenarlo también.  

Wa Lok tiene una carta demasiado amplia como recomendarles una sola opción. Sin embargo yo les aconsejaría fijarse exclusivamente en la parte que dice: " Especialidades de la casa" Tal vez, como yo, se lleven una gran sorpresa ¿Ya ven que no todo es arroz chaufa en la comida china?

Wa Lok queda en Jirón Paruro 878, Lima.
Ticket promedio: S/.45.00 por persona
Volvería: Me han recomendado su gau nam al curry.

Churros San Judas Tadeo (En busca del churro perdido)
Dicen que es el mejor churro de Lima. Dicen...

Con el tiempo he aprendido a no poner etiquetas a ningún plato (salvo el wantan frito del Titi que es el mejor del universo) pues los gustos son tan diferentes que encontrar algo que satisfaga a todo el mundo es una misión imposible. Sin embargo la aparición de una lista con los mejores churros de lima despertó mi curiosidad de blogger gastronómico.

Churro con crema pastelera
Los churros San Judas Tadeo son preparados de acuerdo a la receta tradicional que trajo un emigrante español hace muchos años y que ahora está en manos de una de sus empleadas. Es una masa frita de textura suave rellena de crema pastelera (también puede pedirse con chocolate o manjarblanco) y espolvoreada con azúcar. Como verán, es una bomba de calorías y lo más recomendable es compartirlo entre dos personas. Para mi gusto sigo prefiriendo los de Manolo, más que por costumbre por la calidad que tienen ya que estos no los sentí muy frescos. Lo anecdótico de la visita fue que como el stand de la entrada estaba vacío aproveché para tomarme una foto estrenando mi nueva faceta de vendedor de churros.

Churros San Judas Tadeo queda en Jr. Lampa 268, Lima.
Cada churro cuesta S/.1.50
Volvería: No, me quedo con Manolo.

Chocomuseo (Chocolate, divino tesoro)
Dulce objetivo del blog: encontrar la mejor torta de chocolate. Ya van las de Sofá Café, Dulce Ciudad, Capriccio, Mariaté Pastelería Fina y aún sigo evaluando candidatos.

Chocomuseo es una marca que ofrece productos con chocolate fabricados en los países donde se cultiva cacao. Iniciativa admirable teniendo en cuenta que en el Perú ya tienes tres locales (Lima, Cusco y Ollantaytambo). Chocomuseo también ofrece un espacio donde los visitantes pueden aprender el proceso de transformación del cacao así como llevar talleres de chocolatería al mejor estilo de "do-it-yourself"

Torta de chocolate
Que difícil fue escoger un solo postre porque en su carta tenían bombones, cupcakes y brownies hechos con chocolate peruano. Sin embargo no quería apartarme de mi búsqueda y me decidí por la torta de chocolate. A diferencia de las tortas tradicionales esta no viene cubierta de fudge sino con una generosa capa de ganache de chocolate bitter al 70%, un reto para los verdaderos aficionados al chocolate. Punto a favor, el queque tenía una textura húmeda natural, no como otros sitios donde lo remojan en almíbar. La porción de manjarblanco es suficiente aunque preferiría que utilicen uno casero, se nota el sabor industrial. Igual es una torta muy recomendable aunque no la incluiría como en un Top 5, sino como una mencion honrosa.

El Chocomuseo queda en calle Berlín 375, Miraflores.
Ticket promedio: S/.8.00 por cada postre.
Volvería: Tengo curiosidad por su terremoto de chocolate.
Para mayor información pueden visitar su web www.chocomuseo.com

miércoles, 2 de octubre de 2013

La Fondue (La perfección vuelve)

¡La Fondue está de vuelta! La mejor noticia que me pudieron dar en la segunda mitad del año.

Cada vez que entro a La Fondue siento el olor a queso, veo la decoración con motivos tradicionales y me imagino que estoy visitando un chalet en Gruyeres, Suiza. Es que para construir este restaurante se han preocupado hasta en el último detalle ¿Sabían que un carpintero suizo se encargó del diseño? ¿Sabían que varios elementos de la decoración (el cencerro, el reloj) hacen referencia a Schellen-Ursli, un cuento suizo para niños? Soy un cliente habitual de La Fondue pero este año el Swissôtel se ha esmerado en crear experiencias inolvidables (basta mencionar el Luxury Brunch de La Locanda)  y ahora participaría de una cena maridaje en cinco tiempos. Cabe indicar que mis breves comentarios sobre los vinos se basan en las notas que tomé.

La cena empezó con los saludos y la presentación del sommelier, Miguel Andrade. El narró la historia de La Fondue y explicó algunos detalles referentes a la decoración así como de los platos que servirían. Comenzamos con una ensalada Cervelat:  salchicha Cervelat, cebolla blanca, pepinillos, queso gruyere integrados con un aliño suizo de mostaza dijon, mayonesa y especias. Una opción ligera y fresca, donde los sabores están equilibrados. Tal cual, el maridaje fue un Viu Manent Estate Collection Sauvignon Blanc 2012 (Chile), vino con aromas de mandarina y naranja, sabores frutales y una sensación muy fresca que le iba a muy bien a la ensalada. 

La segunda entrada fueron las baby alcachofas horneadas sobre salsa de queso suizo al pesto, crocante de brioche, Mostbröckli (carne de res seca y ahumada) y rosa de Tete de Moine (es un queso suizo con denominación de origen) Según me explicaron las alcachofas son difíciles de maridar porque contienen cinarina una sustancia que amarga el paladar. Por eso eligieron el Colomé Auténtico Malbec (Argentina), vino que proviene de viñedos ubicados en zonas muy altas, condiciones geográficas que resultan en uvas de color rojo muy intenso y aroma más fuerte. Por añadidura el vino no pasa por barricas, de ahí su nombre "auténtico", Para que se hagan una idea, cuando el sommelier pidió que agiten la copa pude identificar el mismo olor que despide un zapallo loche cuando se corta. Sorpresas del vino que iré aprendiendo con el tiempo.

No podía faltar una fondue, servida en pan campesino y perfumada con cebollas salteadas y ajos tostados . (Alguien la bautizó en tono muy alegre como la fondue "Natalia Málaga") Lo novedoso y divertido de la presentación fue cortar un pedacito del pan para remojar en el queso. Obvio, es la especialidad de la casa y me alegra comprobar que mantienen su calidad, garantizada por el uso de insumos importados como el kirsch y el queso Vacherin. Para que se hagan una idea en otros "restaurantes" ofrecen este plato pero utilizan fondues congeladas de las que se venden en supermercados. El maridaje fue un Fontanafredda - Gavi di Gavi, Cortese 2011 (Italia) Es un vino proveniente de una zona fría con aromas sabores de frutas secas. Quizá una contradicción a la norma que los quesos deben consumirse siempre con vino tinto pero ahí radica la maestría del sommelier en descubrir nuevas posibilidades de maridaje.

Antes de seguir con la cena sirvieron un sorbete de manzana al kirsch, muy necesario para limpiar el paladar. El último plato de fondo fue el salmón a la mantequilla con espárragos salteados e hinojo horneado, puré de funghi mixto en salsa de azafrán. Un plato de sabores complejos que acompañaban un salmón en un punto de cocción adecuado. El maridaje fue un Finca Villacreces Tempranillo (España). La uva Tempranillo es una variedad que, su nombre lo dice, madura tempranamente. El resultado es un vino elegante con aromas de frutos del bosque (higos, moras y arándanos) Todo el mundo esperaba un vino blanco pero la idea era complementar los sabores del funghi y del azafrán.

La parte más dulce de la cena vino en forma de un nougat de frutos secos y Toblerone acompañado de sorbete de frutos rojos y salsa de chocolate bitter. El nougat es un postre muy parecido al turrón español, quizá un poco duro al tacto cuando uno intenta cortarlo pero no se preocupen porque se deshace suavemente en la boca. Un detalle muy especial fue que Guillermo Linares, sous-chef de La Fondue, salió de la cocina con un caquelon sirviendo chocolate bitter derretido sobre las fresas. Detalles que hacen la cena aún más especial. El maridaje fue un Grasparossa di Castelvetro Amabile DOC Lambrusco (Italia), un "sparkling-wine" con aromas de frutos rojos y ligeramente seco, ideal para combinar con el postre. 

En conclusión la cena fue una experiencia sublime en la cual destacaron las creaciones del chef complementadas por un maridaje innovador y audaz. Para los que disfrutan de tomar vino y tambien para los que desean aprender es una gran oportunidad. Vale la pena destacar el servicio, excelente en todo sentido. Da gusto ve como el personal está atento a las necesidades de los comensalres. De mi parte sólo puedo expresar mi gran reconocimiento al equipo de La Fondue y al sommelier del Swissôtel por una cena inolvidable, tal cual se esperaba de un hotel cinco estrellas. La Fondue es un rinconcito de Suiza en Lima donde no sólo creen en la pasión por la perfección sino en cocinar con el corazón.

La Fondue queda en Vía Central 150, San Isidro.
Horario: Lunes a sábado de 7:00 p.m a 11:00 p.m.
La cena maridaje cuesta S/.175.00 y se da de acuerdo a la disposición del hotel. Revisen su página web para mayor información.
Teléfono 421-4400