miércoles, 26 de noviembre de 2008

La Bistecca II (No tiene pierde)

Lo acepto, cuando se trata de comer en La Bistecca me olvido de lo que aprendí en mis clases de catecismo para la primera comunión. Debo añadir que estudié en un colegio religioso hasta cuarto grado y creo que definitivamente algo me perdí porque nunca hicieron hincapié en los pecados capitales, sobre todo en lo que se refiere a la gula. (Santa gula) El post me queda corto para mencionar las bondades de este restaurante así que me limitaré a escribir una breve reseña de mi última visita.

En la estación de parrillas los mozos están dispuestos a servir la carne en el término de cocción y en la cantidad que uno elija. Por eso es recomendable compartirlo con otra persona o se llenarán al toque. Esta vez yo elegí la bondiola. Corte que viene del cuello del cerdo, muy suave y jugoso. En el plato incluí también un bife de chorizo, cocido en el término exacto y también un trozo de chicharrón muy cumplidor. Las papas fritas estaban calientes y crocantes. Punto fuerte: la inclusión del ají pollero en su estación de salsas. Para escribir este blog debo ser objetivo y tengo que mencionar dos puntos débiles que encontré en el buffet. En la estación de wok el cocinero estaba en un mal día pues a pesar de no haber mucha gente esperando puso demasiado fuerte la candela, se le pasó el punto de cocción y el saltado cogió un gusto amargo. 

El final feliz vino en la estación de postres pues debo confesar que la palabra mesura desapareció inmediatamente de mi cabeza. ¿Se imaginan lo que es disponer de chocolate cobertura de La Ibérica derretido en cantidades industriales? ¿Y tener a la mano trozos de brownie, mini churros, quequitos, waffles y barquillos? ¿Y poder combinarlo con diversas variedades de la fruta más fresca como fresas, piña, melón y uvas? Bueno pues esto no termina ahí pues el mozo también puede traer helado a solicitud.
Para un vicioso de los postres como yo La Bistecca es el lugar ideal dónde los límites no existen. Sigue siendo mi restaurante favorito y el que recomendaré una y otra vez sin dudarlo. No se olviden que en fechas especiales es recomendable hacer una reserva para evitar largas esperas.

La Bistecca queda en Av. Conquistadores 1048, San Isidro.
Estacionamiento: Valet Parking
Volvería: Sí. Para mí es el mejor buffet.

5 comentarios:

katiadocumet dijo...

Realmente tentador lo que describes y más con las fotos.
Todo eso y a ese precio es increíble! ¿El tema del vino cómo es? Una copa a elección, o cómo?
Nunca fuí a La Bistecca, ni en Lima ni acá, sé que los precios están muy parecidos, pero seguro voy a probar a ver si es tan bueno como el de Lima y después te cuento.
Hay que juntar hambre :)

Renzo dijo...

Katia
Este lugar es la apoteosis del buffet. Como hay tanta comida y tanta variedad todos salen satisfechos.

Cuando estuve en Buenos Aires por cuestiones de tiempo no pude ir tampoco a La Bistecca de allá

Buh...

Anónimo dijo...

El de san Isidro (Buenos Aires) esta muy bueno, especialmente las pastas. El postre es solo uno. Espero conocer el de Lima en febrero!

Maestro_RoShi dijo...

La Bistecca es bueno, pero como todo buffete, puede ser bueno en todo, pero excelente en nada, sobre todos en los postres.

Renzo dijo...

Maestro Roshi

Soy poco objetivo cuando hablo de La Bistecca por eso utilizo tantos superlativos.

Hasta la fecha no me han decepcionado y la única vez que fallaron fue en la pobre preparación de un lomo saltado. Felizmente el maitre estaba cerca y solucionó al situación en el acto.

Saludos