sábado, 6 de febrero de 2010

Rincón Chami (El rincón bueno)

¿Cómo es posible que hasta ahora no le haya dedicado un post al Rincón Chami? ¿Cómo es posible que lo haya dejado olvidado entre las más de cien páginas que componen el archivo general del blog? Rincón Chami, mudo testigo de mis primeras comilonas, te ofrezco una disculpa. Seguirás esperándome en esa tranquila calle de Miraflores con tus mesas de mármol, el pocillo de ají de la casa y la nunca probada zarza de cebolla. Los clásicos siempre perdonan todo.
¿Cuál es el mayor mérito de este local? Digamos que se levantan un día con ganas de comer un cau-cau. O un puré con asado o unos tallarines verdes con apanado (ojo, “verdes” no es lo mismo que “al pesto”) Digamos que quieren consumir un plato simple con el típico sabor de casa pero sin llegar al facilismo de los restaurantes de menú. No den más vueltas por Lima y diríjanse de inmediato al Rincón Chami. Sólo en este restaurant he podido encontrar la típica sazón de casa que les hará recordar los almuerzos dominicales en casa de la abuelita.

De entrada les recomiendo que pidan un tamal de pollo. Tiene un delicioso sabor que combina perfecto con su ají de la casa. Ojo con el tamaño, pidan uno para compartir o no les quedará espacio para el segundo. Mi plato favorito es el cau-cau. Ni en mi casa aceptaba el perejil pero aquí forma parte de una deliciosa combinación de sabores. También recomiendo pedir los tallarines verdes con apanado. El sabor es muy bueno, el apanado es regular pero les advierto que es una porción familiar. Es un plato para valientes.
Como verán soy asiduo concurrente de este restaurante pero también tengo una responsabilidad que cumplir como blogger y debo mencionar algunos puntos débiles. Su piqueo Chami (cau-cau, patita con maní, carapulcra y ají de gallina) es bueno en sabor pero comer cuatro platos que llevan papas puede hastiar. Deberían ceñirse a la esencia del piqueo criollo incluyendo olluco y sangrecita. Además, la última vez que fui el ají de gallina estuvo muy pobre. No sólo le faltaba sazón sino que también podía sentir algunos trozos de pan mal licuados lo que considero una falla garrafal. En todo caso ese plato no es su especialidad.
Les contaré un secreto: Su pionono es un postre delicioso. Un bizcocho de textura muy suave relleno generosamente de manjarblanco, preparado a la manera tradicional. Es tan bueno que siempre lo pido y hasta ahora no me he animado a probar los otros postres que ofrecen. Rincón Chami es definitivamente el rincón de la comida casera. No esperen encontrar platos de nombres rimbombantes ni decoraciones vistosas, aquí sólo se viene a disfrutar de una buena comida a precio módicos. Con una carta tan extensa estoy seguro que todavía tiene mucho por ofrecer.

Rincón Chami queda en calle Esperanza 154, Miraflores.

11 comentarios:

Sofia dijo...

Hola Renzo...ummm Rincon Chami, al menos una vez al mes almuerzo ahi. Quien me llevo fue Piru con su familia, ahi almorzabamos 1 vez a la semana. A mi me gusta de entrada la causa de pollo, la papa a la huancaina o la ocopa. Y de segundo, el cau cau, la carapulcra...platos que no preparo en casa. Y los postres!! me recontra encanta el pie de limon, es riquisimo y la torta de chocolate deli!!! No he probado el pionono.
Y los mozos son unos señores mayores, buena gente.
Lo malo q no puedes pagar con tarjeta buuu solo en efectivo.

Renzo dijo...

Estimada Sofía

De acuerdo contigo. De vez en cuando caigo por el Rincón CHami para darme un gusto. (Sobre todo el cau-cua que es odiado en mi casa buaaah)

Lo del pye de limón ya me abrió el apetito...

¡Saludos!

La secta del tenedor dijo...

hola Renzo
justo ayer fui a almorzar al rincon chami pero al local de benavides, te dire.. que me parecio malaso, ya he comido antes en el local de la esperanza, yo tambien iba relativamente seguido, hasta qe las ultimas veces ya no estuvieron buenas, pero igual quise ver si habia mejorado la calidad,pero tuve mala suerte.
De entrada me pedi una papa a la huancaina que no tenia sabor a nada, parecia una mayonesa, la chicha morada desabrida, le faltaba limon, de segundo me pedi un aji de gallina, tambien desilucion, me hizo pensar en un plato de casa recalentado de varios dias.. un fiasco...la verdad sali decepcionada. dije nunca mas!! dos platos malos en el mismo dia...demasiado.

Renzo dijo...

Estimada SDT

Oooohhhhhh lo del ají de gallina si te lo creo porque el que me sirvieron en el local de Esperanza estuvo hasta el guargüero. Puro pan. Uff.

¿No será que el local de Benavides es franquicia? Eso explicaría porque te sirvieron una comida tan mala. Mi última visita fue hace unas semanas y estuvo bueno como siempre.

Que pena lo que te pasó.

Maestro_RoShi dijo...

Yo he ido un par de veces. Es rico pero tiene un gran defecto, que para mi es importantísimo: el arroz es malazo. Si son especialistas en comida criolla deberían por lo menos vender arroz graneado.
Bueno, soy arrocero, así que en este punto puedo resultar muy duro; más aún si el precio que cobran justifica que puedan utilizar como insumo un arroz de calidad.

Renzo dijo...

¡Canastos! Parece que estos tipos se han relajado desde la última visita.

Un sitio de comida peruana que no sirva buen arroz es como restaurante japonés que no sepa hacer sushi.

Vamos a ver que pasa esta semana...

¡Saludos!

Diana dijo...

Renzo!

Rincon Chami!!! el rincon de mi ninez. La verdad, leer tus comentarios me hacen revivir mis visitas al Rincon Chami los fines de semana. Gracias!!!
y mas gracias porque ahora puedo pasarle los detalles a mi suegra, y algunos relatives que van a Peru. El Chami es un lugar donde todos deben hacer un stop :).

Diana,
Sydney, Australia

Renzo dijo...

Estimada Diana

Muchas gracias por tu comentario desde el otro lado del mundo.

Si pues, el Chami es uno de los restaurantes clásicos que aún sobreviven y que sin mucha pompa cumplen con servirte una buena comida casera.

Eso sí, no recomiendo el ají de gallina. Las últimas veces que he ido ha estado bastante regular.

¡Saludos!

Isaias Torino dijo...

Digan lo que digan el de miraflores se lleva de encuentro a todos a veces ni sillas corazon al rincon

cArLiToS dijo...

Disculpe usted señor Blogger, pero me veo en la necesidad de comentar acerca de una afirmacion suya, dice usted que es una falla garrafal que haya sentido algun trocito de pan y que le faltaba licuar. Sepa usted que el Aji de Gallina NO SE LICUA, el pan (preferentemente de molde y sin corteza) se remoja en leche y al momento de incorporarlo a la olla se le deshace con las manos, sino imaginese usted que sale de licuar leche, pan y aji amarillo? ya no seria Aji de Gallina sino Huancaina con hilachas de pollo. Recalco sin querer darmelas de sabio: el Aji de Gallina NO SE LICUA, la Huancaina SI, a menos que sea la de batan.

Renzo dijo...

Estimado Carlitos

No puedo debatir teniendo en cuenta que mi concepción del ají de gallina se basa en lo que comía de niño.

Mi crítica va más por el lado que ese ají de gallina tenía más pan que pollo deshilachado. Me imagino por una cuestión de costos pero no va por mi gusto.

Saludos