viernes, 26 de febrero de 2010

Posts inéditos II

Aprovechando nuevamente la coyuntura publicaré algunas reseñas que se habían quedado en el tintero. A veces por la impaciencia en escribir acerca de un lugar muy bueno o presentar una ruta gastronómica dejo esperando a otros. En algunos casos había perdido la esperanza porque hasta las fotos ya habían sido borradas, en otros tal vez estoy siendo injusto por incluirlos en un post resumen pero considero que ya no pueden quedarse más tiempo en el olvido.

Macario (Av. Ayacucho 1339, Surco)
Perdóname Macario por incluirte en un post resumen. Se que me cayó pesado el mozo renegón pero eso no justifica haberte relegado tanto tiempo. Te merecías un post aparte pero el tiempo me ganó. Este clásico local tiene en su carta los tradicionales sándwiches de pavo, lechón y pollo que vende con mucho éxito. Pero yo debo mencionar en primer lugar su sándwich de jamón huaracino. Lo mejor es el sabor de la carne, ligeramente salada, con una sazón típicamente peruana. Es un deber probarlo porque no lo he visto en ningún otro sitio. Punto débil, deberían poner salsas en la mesa. Punto fuerte, curiosamente también saben preparar un pye de limón muy cumplidor. Eso sí, espero que tengan espacio para probarlo después de comer sus sándwiches.

San Joy Lao (Jr. Ucayali 779, Cercado de Lima)
Este chifa siempre se ha destacado por servir porciones muy generosas. De un menú para dos pueden comer tranquilamente tres personas y si le sumamos que la atención es mejor que el promedio pues estamos ante la típica opción bueno, bonito y barato. Pero ha resultado algo irregular las veces que he asistido, al extremo de que la extraordinaria sopa wantán que me sirvieron un sábado se convirtió en un caldo desabrido a la siguiente semana. Es complicado dar opiniones definitivas en el caso de las chifas así que sólo me limitaré a recomendarlo como una opción de termino medio.

Il Buon Mangiare (Calle Los Laureles 519, San Isidro)
Cenar en este lugar fue toda una sorpresa. No esperaba encontrar en una recóndita calle de San Isidro un pequeño restaurante donde preparan pastas al mejor estilo casero. Me sorprendieron con una deliciosa ensalada caprese, plato desconocido para mí pues siempre había desconfiado de su simpleza. Me noquearon con sus ravioles de verduras al pesto. Para mí la noción de pesto es espinaca, albahaca, queso freso y pecanas licuados para crear una salsa verde que combina con cualquier pasta. Sin embargo me encontré con una deliciosa salsa pesto preparada con los ingredientes picados. Estuvo demasiado buena. Vale la pena darse una vuelta por este restaurante. Se que tiene varias sucursales pero no las he visitado así que sólo puedo recomendar la original en San Isidro.

Hooters (Larcomar)
Confieso que la única razón por la que decidí comer algo en este lugar fue porque me regalaron un vale de consumo. La única referencia que tenía era la reseña de un programa de cable mencionando la especialidad de la casa: las alitas. Pedí una porción, que según la carta venían “con cualquiera de nuestras seis deliciosas salsas” pero la moza que atendía me dijo que en ese momento sólo tenían con o sin picante. Digo yo: ¿Para eso hacen tanta alharaca en su carta? En fin lo que me trajeron fueron algunas alas y muslitos fritos con un aderezo picante. Nada espectacular, nada que no se pueda encontrar en cualquier bar y para variar nada que justifique una visita. Completamente prescindible.

El Bolivariano (Pasaje Santa Rosa 291, Pueblo Libre)
Le doy el beneficio de la duda sólo porque el motivo de mi visita fue un almuerzo de despedida a una compañera de trabajo. Le quito ese beneficio por la impresión que me dejo de ser un lugar más adecuado para tomar licor que para comer. De entrada sus precios excesivos me dieron la impresión de estar en el típico y sobrevaluado restaurante “turístico”. El sabor de sus platos no me impresionó y el ambiente bullicioso me hizo entender su reconocida fama de lugar para “tonear”. Todavía me tomaré un tiempo para volverlo a visitar y dar mi opinión definitiva.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

antes de escribir sobre el buen o mal comer deberias estudiar un poquito mas.
leer los blogs de gente que se ha pasado la vida comiendo , estudiando y luego escribiendo sobre ello para que la gente pueda aprender, descubrir, avanzar.
lo tuyo es solo un relato subjetivo y personalisimo, basico en extremo que parte de tus precarios y muy sesgados conocimientos culinarios. osea nada.
salvo que en algunos casos podras ser muy injusto, porque en eso de opinar segun lo que uno cree, en un mundo tan ancho y ajeno como la comida, puede ser eso. un arma muy injusta.

Renzo dijo...

Estimado anónimo

La verdad hubiera preferido que critiques que es lo que no te gusta del blog. Criticar mi opinión es demasiado subjetivo.

Mi intención es crear un blog que hable de la experiencia del buen comer y los lugares que hay para hacerlo no escribir una enciclopedia ni la última guía gastronómica (ambas ya existen y con su fama bien ganada)

Y te comento lo mismo que le respondí a otra crítica sobre mis "conocimientos" culinarios: ¿Alguien podría definir que es realmente tener buen gusto?

¡Saludos!

Gabriela dijo...

Siempre tuve curiosidad con El Bolivariano, pero tu reseña me ha quitado las ganas.
Más bien el Macario suena como una buena opción.
Saludos.

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

En el caso del Bolivariano lo que me quitó las ganas fue ver un ambiente bastante desordenado por la gran cantidad de gente que va.

El Macario si es un point que recomendaría visitar, siempre y cuando no te toque el mozo gruñón ja ja ja.

Saludos...

katiadocumet dijo...

Bueno Macario es un clásico de toda la vida y por suerte parece mantenerse con el paso del tiempo.
Il Buon Mangiare tiene muy buena pinta, anotado.
Pensé que la única razón por la que decidiste ir al Hooters eran las chicas en shorts jiji... ya que el plato estrella sean alitas mmmm
Saludos,
Katia
PD; se ve que hoy se levantaron los energúmenos..a mi también me dejaron un comentario que dice que la comida peruana es un asco juaa

Renzo dijo...

Estimada Katia

La mayor virtud del Macario es mantenerse en buen nivel a través de los años. Pero me sorprendieron con el sándwich de jamón huaracino. Muy cumplidor.

En cuánto al Buon Mangiare toma tus precauciones porque he visto locales con la misma marca por toda la ciudad. No garantizo que tengan la misma calidad que el local de San isidro.

Ja ja ja es cierto. El Hooters es uno de esos sitios para ver chicas "piernonas" pero no acostumbro frecuentar ese tipo de lugares.

Saludos

PD: Hasta la fecha sólo he recibido dos críticas con el mismo tenor. A una crítica por año creo que vamos bien.

Raulín Raulón... dijo...

Tengo muy buenos recuerdos de Macario porque cuando trabaja por La Capullana, iba con la gente de la oficina por un huaracino que (con cierta diferencia) es soberbio. Eso sí, la mayoría de mosaicos de ahí son señores algo cejijuntos, pero de noche no tanto.

A Hooters van sólo los hambrientos, por favor. ¿Las franquicias internacionales cuentan?

Si no eres abogado y/o si no te caen los funcionarios judiciales, NO TE ACERQUES AL BOLIVARIANO. Hace mucho que dejó de ser un restaurant, ahora es un chupódromo y zona de conspiraciones, puesto que el legendario Arturo del centro cerró meses atrás. Es más, me atrevería a decir que hasta para chupar es inadecuado por precio.

Renzo dijo...

Estimado Raúl

Gracias por compartir tus recuerdos. Creo que el sandwich de jamón huaracino no tiene competencia.

Bueno, has dicho exactamente lo que tenía en mente y no puse por falta de pruebas. Si pude percibir un tufillo a organismo público en este restaurante.

¡Saludos!

Jesus dijo...

Definitavente deberias darle otra oportunidad a el Bolivariano.

El chicharron de pescado, la jalea, el arroz con pato y el seco de cabrito son todos una fiesta

Y trata de llegar a eso del mediodia

Suerte.

Renzo dijo...

Estimado Jesús

Será cuestión de tiempo que vuelva por ese restaurante. Muchas personas me han hablado de su buffet dominical.

Muy bueno tu consejo de llegar temprano, así se evitan las aglomeraciones de gente.

Saludos

La secta del tenedor dijo...

no te pases pues Renzo..
no jusguez con los ojos cerrados.
Si vas al Bolivariano de noche obvio te encuentras el ambiente de chupodromo...pero si vas a la hora del almuerzo la cosa cambia.

La comida es muy buena, el seco de cabrito no sabes lo que es...el arroz con pato...el adobo...slurp..se me cae la baba... es muy bueno, para mi el mejor.

Te recomiendo visitarlo a la hora del almuerzo.

Saludos

Anónimo dijo...

La verdad que he comido en el Il Buon Mangiare de Surco, y es riquisimo y algunos amigos de la oficina me han dicho igual que el de san Isidro, creo que la calidad no cambia asi tengas varios locales........ Macario tambien es riquisimo

Renzo dijo...

Estimado Anónimo

Yo desconfío de aquellos resturantes que comienzan a abrir franquicias indiscriminadamente de un momento a otro.

Pero si me dices que sirven buena comida en el local de Surco entonces me das una excelente noticia.

Saludos