lunes, 1 de marzo de 2010

Sándwiches Palermo (La tradición manda)

Cuando estuve de viaje en Tarapoto conocí a un turista norteamericano que era la viva imagen de Indiana Jones. Vestía un traje holgado de color beige, llevaba el mismo sombrero con adornitos y algo me dice que en su maletín seguro llevaría escondido un látigo. Conversando con él me confesó que no le gustaba mucho viajar en tours donde todo estaba planificado ya que se perdía la emoción de la aventura. Muy orondo me contó que al día siguiente haría un recorrido en balsa con unos nativos por el río Huallaga.

Reflexionando un poco me di cuenta que en mi búsqueda de los mejores lugares para comer pocas veces me he aventurado a visitar lugares desconocidos. En consecuencia había dejado injustamente de lado, por razones obvias, a los mercados. Es así que con la asesoría de una despreocupada amiga planeé un aventura gastronómica por zonas desconocidas. Aventura que sin querer dio material suficiente para extenderse a lo largo de cinco posts.
La ruta se inició en la sandwichería Palermo. Cada vez que me dirigía a Lima pasaba por delante de este local y nunca me animé a bajar por mis pobres conocimientos de la zona. Pero esta vez olvidé mis remilgos y fui en búsqueda de nuevos sabores. Ante la mirada glacial de un par de atentos japoneses los dependientes preparan estupendos sándwiches de chicharrón, jamón del país y de asado. La forma de preparación es invariable, cortan un pan francés, ponen las tajadas de carne, un toque de sal, un poco de cebolla, ají o mostaza y listo. ¿Alguién puede creer que sea tan fácil?
El sándwich de jamón del país es buenísimo. Siempre he mirado de lejos esos falsos jamones que venden en los supermercados por su falta de sabor. ¿Cuál será el secreto que guarda el Palermo para convertir una simple pierna de jamón en tajadas de carne con un sabor tan delicioso? El sándwich de chicharrón también es un honorable competidor del Kio aunque se queda algo corto en la cantidad y la sazón. Igual considero que ambos sándwiches son muy recomendables y también les aconsejo no perder de vista su leche asada preparada al estilo tradicional. Es el postre ideal para complementar el antojo de media mañana.

Como última observación debo mencionar que el local es bastante sencillo y no existen mesas. Los sándwiches se comen en una barra donde hay servilleteros y pocillos con ají. Les aconsejo ir con el espíritu desenfadado de la aventura pero si prefieren más comodidad coman en el carro. Hay otros locales con el mismo nombre pero no los he visitado así que no puedo garantizar que encuentren el mismo sabor.


Sándwiches Palermo queda en Av. Palermo 270, La Victoria.

26 comentarios:

Gabriela dijo...

Para mí fue una sorpresa descubrir la cadena de Palermo. Es que cuando era chica había una heladería con ese nombre en Jesús María, a una cuadra de la Iglesia San José. Ahí supe que hay más sabores de helados que vainilla, fresa y lúcuma y chocolate.
Esteee, como que me salí del tema.
Ojalá algún día escribas un post sobre El Peruanito... je, je.

katiadocumet dijo...

Esta bueno eso de mandarse en huariques que tienten ya sea por el olor, la vista o algo.
Lo peor que puede pasar en ese tipo de aventuras es salir con la idea de no volver mas o con alguna molestia gástrica jaja
A Palermo es increíble pero nunca fuí hasta ahora...pendiente.
Saludos.

Maestro_RoShi dijo...

Es del mismo dueño del Palermo de Jesús María y Miraflores?

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Me parece que heladería Palermo es distinta de los sándwiches pero has hecho nacer en mi el deseo por ir a comer helados así que no te preocupes por el off-the-topic...

¡Saludos!

Estimada Katia
Yo soy extraordinariamente espeso en el tema de higiene pero te garantizo que esta ruta tuvo muy buenos resultados...

Y sí, estos sándwiches son otro lote.

Estimado Maestro Roshi
No puedo confirmar eso dato. He visto otros locales de Palermo pero nunca he comido en ninguno de ellos

¡Saludos!

Raulín Raulón... dijo...

Sí pues, de hecho, la heladería Palermo es algo más antigua que la sanguchería.

Y bueno, no sé si en el Palermo original venden también sanguchitos de ahumado y jamón serrano (no sé si este último tiene que ver con el jamón del país). El último lo probé hace unos años en Miraflores y era buenísimo.

Renzo dijo...

Estimado Raulín

Segunda persona que menciona la heladería. Como diría Philip Butters "¡Ya no puedo más!" ja ja ja

De este fin de semana no pasa que me doy una vuelta por ahí.

Creo que el otro sándwich que ofrecen en Palermo es el de asado. Lamentablemente para mí el único asado que existe es el que hacen en mi casa...

¡Saludos!

Cris dijo...

... continuando con el off-the topic... el helado de dos bolas: café y nata, era "fenómeno"! escribo "era" porque no sé si todavía lo hacen.
Que nostálgico estos recuerdos... Ahhhh... y "el helado con tongo" era una maravilla de tiempos idos!

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Cris

Me has hecho recordar al Sol y Sombra de Heladerías Alfa. Hace algunos meses escribí sobre tres lugares que ya no existen (Cafetería de Sears, Elio Tubino, Herbert Baruch)

Me doy cuenta que hay de sobra para hacer una segunda ronda: 13 sabores, Alfa... ¡Que tales helados!

Anónimo dijo...

Renzo

El local de Palermo en balconcillo lo conozco desde muy chiquita, recuerdo la primera vez que mi padre me llevo y ahí estaban los señores orientales en el mostrador, muy serios pero gentiles je je je. Me llamaba mucho la atencion la destreza de tomar los palitos chinos y preparar mi sanguche :). Al volver despues de buenos años, me emociono verlos nuevamente a estos señores, no han cambiado nada pero si con algunas canas jajaja, pero el local sigue siendo el mismo de los año 80, el estilo de la preparacion no ha cambiado, la calidad de los sanguches son buenisimos!. No he ido a otro lugar solo a este, no lo comparo con otra sangucheria, lo pasado siempre tiene lo mejor. Ah y su leche asada es buenisimo!. Recomiendo este lugar, hace honor a la calle palermo en balconcillo, y sobre todo que sus sanguches siguen siendo los mejores.

Besos

Ll

katiadocumet dijo...

La heladería Palermo es una de esas históricas precursoras de los helados italianos de calidad con sabores naturales. Ojalá siga así.

Renzo dijo...

Estimada Ll

Gracias por hacerme recordar el detalle de los plaitos chinos. Será ese el secreto del sabor?
Quizá... Al menos es garantía abosluta de higiene.

Que buena es su leche asada...

Estimada Katia

Ya que aumentan las menciones a la Heladería Palermo ojalá que el sábado pueda tener tiempo para hacerle una visita bloggera.

¡Saludos!

Cys dijo...

Creo que nunca has hecho un post sobre makis. No te gustan? Yo nunca pensé que me gustaria la comida japonesa, pero ahora que la probé me he vuelto una adicta!

Renzo dijo...

Estimada CYS

Como diría Chespirito: "estás en lo cierto".

Mis conocimientos sobre la comida japonesa aún están en nivel básico. Esa es la razón por la que no me atrevo a recomendar algún lugar todavía. Ten por seguro que en un futuro tendrá su lugar.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Renzo

El lugar siempre ha sido higienico, es un lugar pequeño, simple y acogedor. Me dio gusto ver de tiempo a los mismos señores orientales y con sus palitos chinos. El exito de los sandwiches Palermo, permitio abrirse en otros distritos exclusivos de la ciudad. Pero para mi este es el unico! el del Balconcillo, y esa misma opinión lo tienen amistades que ya no viven cerca del lugar. Lo recomiendo! quien desea aventurarse y conocer los buenos lugares de los años 80 y que siguen manteniendo su buena calidad!!.

besos

Ll

Gabriela dijo...

Y de El Peruanito... ¿no dices nada?
:(
ja, ja.

Renzo dijo...

Estimada Ll.

Nadie puede vencer a los clásicos y sobre todo cuando mantienen su buena atención y calidad a lo largo de los años.

¡Saludos!

Estimada Gabriela

¡También viene! Es cuestión de programarlo no más.

¡Saludos!

jca dijo...

Balconcillo tiene ESENCIA. Palermo es mi sitio por defecto para los sanguches de jamon (Kio lo es para el chicharron). Aunque La Antojeria copia la forma de hacer el jamon tambien va bien (el problema es que no tiene la rancia historia de Palermo). El triunvirato esencial para cualquier conocedor de ese barrio lo completa la raspadilla Garibay y las yuquitas de Palermo (de las que ya hablaste).

Renzo dijo...

Estimado JCA

Tu comentario es MUY preciso. Esa es la palabra clave que define este sitio: ESENCIA.

Muy buena tu apreciación acerca del triunvirato gastronómico.

He escuchado de las raspadillas Garibay pero creo que ya me ganó el verano.

¡Saludos!

Diego dijo...

bueno, yo vivo a media cuadra de este local, para mi este lugar es parte de mi vida pues conosco a los señores japoneses y tb vi como usaban sus palitos para preparan sus famosos panes, aunke siempre ke voy como mi pan con pollo, que para ser recontra simple, es el mas sabroso ke eh probado en mi vida... desde niño mi padre compraba cuando no hacian cena, y cuando llegaba las entregas de nota en mi colegio tb nos llevaba, ahora que tengo 24 años, me alegra tener un local como este tan cerca por ke me kita el hambre y de la mejor forma posible :D


ciao

Renzo dijo...

Estimado Diego

Has dicho algo muy cierto. A pesar de tener una preparación muy simple los sándwiches del Palermo tienen un sabor incomparable.

Ya quisiera el San Antonio tener el secreto de ese jamón del país

Saludos

Anónimo dijo...

no se pasen pues, hablan de sndwich palermo como si fueran un grupo de alemanes que estan explorando la luna de marte, esa sandwicheria es de las mejores y mas antiguas de lima, mas respeto por favor. no porque te fuiste un par de años a europa vas a venir a decir que no conoces lima.

Renzo dijo...

Estimado anónimo.

El local de Palermo en Balconcillo se merece el mayor de mis respetos. Ahora la verdad es que no mucha gente lo conoce, quizá por la zona movida en que se ubica.

Saludos

Anónimo dijo...

No hay duda que los sandwiches y en especial el de jamón son muy buenos, lamentablemente, el día de 27 diciembre fuimos al palermo de 28 de Julio Miraflores, fuimos 14 personas, de las cuales somos 6 los que hemos tenido problemas estomacales, yo y mis 2 hijas , mi hermana su esposo e hija, de los otros no sé nada porque eran invitados......comimos jamón del país y la pieza estaba entera, ni para decir que se malogró.........que ya estaba en las últimas......era una pieza nueva.....Qué lástima!!!!!!!!!!

Renzo dijo...

Estimado Anónimo

El post tiene un pequeño detalle: Sólo puedo recomendar el Palermo de La Victoria.

Aunque suene contradictorio pero allí están presentes los dueños, dos japoneses de mirada glacial que se nota, no perdonan una.

¡Saludos y recupérate pronto!

Greglim dijo...

Leyendo este antiguo post me gustaria decir algo en favor de los huariques y es que los huariques no son sinonimo de antihigiene como algunos sugieren. Huariques son lugares para comer generalmente no conocidos por la gran masa sino solo por conocedores. Lugares que se han hecho una fama por la calidad de su comida y que se van haciendo conocidos por la recomendacion de los comensales mas no por la publicidad mediatica. Son lugares que se venden NO por el lujo de su local, NI por la buena atencion NI por el parqueo seguro. Sino simplemente por la calidad de su comida. Esos conocedores dejan de lado todo eso y acuden a esos huariques solo por el buen comer. Conozco la Sandwicheria Palermo desde su apertura en 1972, cuando era solo un niño y me gastaba la propina del sabado en comerme un Sandwich de Jamon que siempre ha sido su fuerte aunque vendian tambien de hot dog, hamburguesa, chicharron, etc. Ya en esa epoca existian las populares Yuquitas de Palermo tres cuadras mas alla y la cevicheria de culto el Oh Calamares cuya fama sigue aun vigente y no ha dejado de ser huarique. Simplemente el que queria comer el mejor Tallarin Saltado de Pescado de la ciudad tenia que acudir alli. La cevicheria original del hoy conocido como Chef Wong que quedaba a solo 3 cuadras de alli era un sitio para novatos comparada con el ceviche del Oh Calamares en esa epoca. Para terminar, ese comentario de que se enfermaron varias personas en el Palermo de Miraflores es una casualidad que sucede en cualquier lugar. Hace unos años comiendo un piqueo con amigos en el Vivaldi de Miraflores, nos toco una lechuga agusanada. El año pasado comiendo en el Pardos Chicken de Miami, nos enfermamos todos los que probamos la ensalada. En fin, que recuerde nunca mas me ha pasado pero me ha pasado. He ido el año pasado (2011) al Palermo de San Borja y al de Miraflores y el jamon ha estado tan bueno como siempre y su chicha morada un golazo.

Verónica dijo...

Hace poco estuve pasenado por la zona de locales en palermo y probe un sawndich llamado asi "sandwich palermo" y realemnte... riquiiiisimo!!