lunes, 22 de marzo de 2010

José Antonio (Hola Claudia)

Hace varios meses tuve la oportunidad de viajar a Suiza. Fueron casi diez días en los que conocí varias ciudades de este sorprendente país, comí chocolates Lindt hasta el hartazgo, probé la leche más rica que se puede tomar en este mundo y supe, por primera vez en mi vida, lo que era una temperatura de 0 grados. Este viaje fue una aventura extraordinaria y no hubiera sido posible sin la invitación de una persona muy especial, quien me alojó, me guió por todas las ciudades y puso a mi disposición (con todo el riesgo que implica) su refrigeradora. Este post, que se hizo esperar, está dedicado a ella.

Claudia es una de las personas más exitosas que conozco. Nacida en Arequipa, comenzó una carrera con mucho esfuerzo desde el primer escalón. Con dedicación, esfuerzo y disciplina ha avanzado a lo largo de estos años dejando en alto el nombre de nuestro país. Cuando Claudia me comunicó que regresaría al Perú estuve pensando durante varios días a qué restaurante podría invitarla a comer. Para mayor reto venía con Bernd, su novio alemán, una de las personas más amables que conozco. Decidí jugármela por el valor de la marca y escogí el José Antonio.

En la estación de entradas me topé con los clásicos cebiches, causas, papa a la huancaína. etc. Yo soy un aficionado al piqueo criollo por lo que de cajón me serví una porción de sangrecita. También incluí el mil veces recomendado choclito José Antonio. La verdad no le sentí nada especial porque es un choclo sancochado bañado en una salsa cuyos ingredientes no pude identificar. Las entradas estuvieron aceptables y fueron una buena introducción para lo que vendría luego.

En la estación de platos de fondo pueden encontrar los clásicos ají de gallina, arroz con pollo, cau-cau, entre otros platos. Ofrecen también lomo saltado pero considero que sólo puede disfrutarse si la cocción se hace al momento. En un buffet por el constante recalentado el lomo pierde su textura y sabor. Los platos estuvieron en un término aceptable. Algo que debo destacar es su sazón moderada, ideal para los turistas que no están acostumbrado a nuestra comida tan recargada. Lo que si me animo a recomiendar son los mini tacu-tacus. Tenían una textura crocante, como si hubieran sido horneados y combinándolo con el seco de carne me supieron a gloria.

A primera vista la estación de postres parece algo disminuida teniendo en cuenta que estamos en uno de los mejores buffet de comida criolla. Pero como dicen las abuelas: "de lo bueno poco" y cuando hice mi propia mezcla de los mousses de lúcuma y chocolate me di cuenta que era suficiente. En resumen fue un bonito almuerzo con buena comida, calidad y servicio aceptables. Me gustó mucho el ambiente amplio y la música criolla de fondo, ideal para turistas. Seguro alguién me preguntará qué le pareció a Bernd la comida peruana. Bueno, esa es otra historia que será revelada en el siguiente post. Ojo, no hay servicio de buffet los domingos y feriados.

José Antonio queda en Av. Primavera 505, San Borja.

6 comentarios:

Gabriela dijo...

No sabía que José Antonio tenía buffet. Pensaba que solamente servían a la carta.
Ya tengo una opción más, sobre todo cuando vienen amigos que viven fuera, peruanos y no peruanos.

katiadocumet dijo...

Que tortura hablar de comida en el primer día de dieta ;)) pero sarna con gusto no pica...
Hace muuuucho que no voy ahi, pero por lo que noto, fué todo "aceptable", nada emocionante para ser mas claros.
Aunque falta la opinión de Bernd como extranjero, la tuya quedó clarísima.
Saludos!

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Yo recomendaría probar la comida a la carta. Tengo la impresíón que de esa manera se puede evaluar mejor la calidad de este loca.

¡Saludos y gracias por el dato!


Estimada Katia

La verdad el blog casi se queda sin post por un desorden alimenticio que sufrí pero me recuperé a tiempo.

En conjunto es un buen restaurante pero no me impresionó. Estoy seguro que en los platos a la carta pueden encontrarse más virtudes.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Renzo, asi que aficionado a la sangrecita, la mejor que he comido fue en el Rincón que no conoces con un sabor ahumadito muy especial, ya vi tu crítica sobre dicho restaurant pero te recomendaría que le des una oportunidad, ojo que sólo a este plato, vale 10 soles e incluye unas yuquitas fritas en su punto.

Respecto al José Antonio hace tiempo que no voy, su comida no es de mi completo agrado por tener una sazón suave, pero coincido que es perfecto para llevar extranjeros. Y definitivamente mejor pedir a la carta que comer su buffet.

Saludos,

Jota

Renzo dijo...

Estimado Jota

El tema con el Rincón... fue la expectativa. Siendo la máxima exponente de la comida criolla esperaba comer algo extraordinario.
Por eso el golpe dolió tanto. Y peor cuando vía la cuenta!

Quizá vuelva un día pero sólo si me invitan.

José Antonio me pareció mucho mejor evaluándolo en conjunto. Ideal para los turistas.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Renzo!

Jose Antonio, es un bonito lugar y sobre todo acogedor.
Si he tenido la oportunidad de ir a este restaurante y he probado el buffet y no tiene nada de espectacular. Lo que si seria bueno es probar los platos a la carta, es ahi donde se puede evaluar mejor al restaurante. Ojala que a Bernd le haya gustado! yo creo que si pues la comida peruana no tiene pierde y los extranjeros les encanta! :).
Y que bueno que fuiste a Suiza! , yo también he tenido la oportunidad de viajar por alla y me trae bueno recuerdos, y lo recomiendo quien desee viajar a Europa. El plato que me gusto por alla es el famoso fondue! hmm delicioso! hace poco salio en el Comercio, que el Swissotel esta ofreciendo una variada y renovada carta de fondues de quesos en todos sus tipos y combinaciones, y sobre todo lo que mas te gusta el Fondue de Chocolate, hmm delicioso!! asi que me dare una vuelta.
Te envio el link si gustas ir

http://216-55-166-141.dedicated.abac.net/2010-03-22-novedosa-carta-en-el-restaurante-la-fondue-noticia_251861.html

Besos

Ll