domingo, 4 de abril de 2010

Tipón: El cuy mágico


Vista del local
Luego de tremendo desayuno caminé un trecho para bajar la comida. Después de un buen rato disfrutando el paisaje tomé la combi hacia la siguiente parada. Si Saylla era el pueblo del chicharrón, Tipón resultó ser el pueblo del cuy al horno. Siendo un completo novato en la materia no tuve más opción que guiarme de los consejos de una lugareña y acudir a la cuyería Mónica y, por primera vez en mi vida degustar la más peruana de todas las carnes. Si antes no la había probado no era por un tema de prejuicio sino por desconocimiento de un restaurante donde la supieran preparar. Tal como lo mencioné en el post de introducción la mayoría de locales son bastante rústicos y sencillos, sin embargo está compensado por la amabilidad de las personas que atienden.

Cuy al horno
El cuy al horno viene acompañado de pastel de fideos, rocoto relleno de verduras y papas al horno. Les recomiendo que lo pidan bien caliente porque las mesas están al aire libre y el plato se enfría si no lo comen rápido. La presentación del cuy no es de la mejores pero el sabor cumplió mis expectativas. La carne estaba blanda y tenía suave sazón producto de las hierbas que había utilizado en su cocción. El pastel de fideos y el rocoto relleno resultaron acompañamientos bastante regulares porque no les encontré ninguna virtud que valga la pena mencionar. Lo mejor fue el sabor de las papas serranas, arenosas y perfectas para combinar con el ají de huacatay. Personalmente recomendaría que vayan a esta cuyería con expectativas bajas. Hay tantos locales en los alrededores que seguro habrá uno que prepare mejor este tradicional plato cuzqueño. Ese es el precio de la aventura.

5 comentarios:

katiadocumet dijo...

Tuve solo dos experiencias con cuyes.
Una hace muuchos años en casa de una tía y tenía buenos recuerdos, tampoco fascinantes. Luego, hace unos 10 años en un viaje a Ayacucho se me ocurrió parar en la carretera a comer,solo tenían cuy y fue una terrible experiencia ...estaba el animalito tendido a lo largo del plato con un aspecto de haber sido aplastado por algún camión al cruzar la carretera ..no pude disfrutarlo por que su cabeza y sus patitas me daban mucha impresión con algo de penita.
Saludos!

Anónimo dijo...

Renzo

¿Has probado chicha cusqueña? Hay una que tiene jora y fresa. Antonhy Bourdain estuvo encantado. La he visto; pero no me atreví.

Si regresas al Cusco asegurate de probar unas galletas hechas con harina de maíz. El lugar dond las comí es una panadería en la Plaza San Francisco, en la calle Santa Clara a unos pasos del arco de entrada con direción al mercado. Lo siento no soy de por esos lares. Estuve recientemente de aventura en Cusco y el Valle Sagrado.

Probé el cuy pero me pareció que los precios, al menos en el centro, están por las nubes.

Saludos,

A

Renzo dijo...

Estimada Katia

Considero que la mejor presentación del cuy es aquella en la que no incluyen las patitas ni la cabeza. En este local si bien el sabor estaba aceptable no es algo que recomendaría.

¡Saludos!

Estimada(o) A

Todavía no he tenido la oportunidad de probar chicha. Generalmente la utilizo para cocinar un delicioso adobo de cerdo.

Gracias por los datos. Los tomaré en cuenta cuando regrese por el Cuzco.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Renzo!
En el sur de Perú, su especialidad son los tallarines al horno acompañado con su cuy. No es mi plato favorito por que me da pena el aspecto del cuy pero su carne es suave y deliciosa, pero si me quedo con los tallarines al horno! jejeje.
Besos

Ll

Renzo dijo...

Estimada Ll

Los tallariones al horno son muy buenos pero tienen que servírtelos recién hechos. Si no, se pierde el gusto y es cualquier cosa.

¡Saludos!