lunes, 7 de marzo de 2011

El Farolito (Se fue la luz)

Hace algunas semanas me levanté muy temprano porque tenía planeadas algunas diligencias por el centro de Lima. Quise empezar el día desayunando en mi querido Palermo pero una descoordinación en el horario hizo que me encuentre con el local cerrado. Me urgía encontrar un sitio para desayunar así que aprovechando la cercanía me dirigí hacia El Farolito incluido en varias listas por su maestría para preparar sándwiches de chicharrón. Mi primera impresión no fue muy agradable cuando vi como preparaban los sánwiches en la entrada. No quiero adelantar el resultado de mi visita pero he notado que exhibir una foto de los propietarios junto al cocinero más famoso del Perú no es una buena cábala paraelegir un restaurante.

Pedí el famoso sándwich de chicharrón y bastó una mordida para darme cuenta que el Kio mantiene su posición de supremacía absoluta. La carne de cerdo no tenía nada de sabor, parecía que la hubieran sancochado en agua y nada más. Tuve que echar sal una y otra vez para que fuera siquiera algo comestible. La porción también es más pequeña aunque el precio es el mismo. Quise mejorar la situación pidiendo un tamal pero su sabor fue tan mediocre que no vale la pena mencionarlo en esta reseña.

Hasta allí no hubiera pasado de una ser una experiencia medianamente olvidable pero algunos lugares sí que se esmeran en complicarlo todo. Pude notar que la persona que prepara los sándwiches en la entrada lo hace con la mano descubierta sin tomar en cuenta ninguna medida de salubridad. Había otra persona, sin uniforme, que atendía las mesas y aprovechaba el menor descuido para coger un poco de chicharrón del sándwich y llevárselo a la boca. Si hablamos de los baños, no esperaba grifería italiana pero tampoco que pusieran detergente para lavarse las manos. Y esto sin comentar el deplorable estado en que los encontré. Alguien me puede refutar diciendo que por comer en un huarique se puede obviar algunos detalles pero ese nunca será mi estilo. Si voy a recomendar un sitio quiero asegurarme que los lectores van a pasar una buena experiencia en todo sentido. Comer bien nunca se limitará a que te sirvan un plato de comida y nada más. Por mi parte fue debut y despedida con este lugar.

El Farolito queda en Prolongación Iquitos 1500, Lince.
Volvería: Para nada.
Estacionamiento:No.

10 comentarios:

Gabriela dijo...

Eso de que alguien agarre un trozo de lo que sea al mínimo descuido ya me dice mucho del sitio. Como para no probarlo, ni por curiosidad.

jca dijo...

Mucha grasa. Una vez compré ahí camote frito para llevar y éstos "bailaban" entre sí (por el aceite/manteca)

katiadocumet dijo...

Esto me hace recordar a una sangucherìa que pusieron enfrente de mi casa, muy lindo por fuera, con mucha onda, pero el dìa que decidì ir a probarlos, me di cuenta que los chicos que tenìan cofias y guantes no tenìan idea para que se los habìan puesto. Con los mismos guantes con los que preparaban los sàndwiches, cobraban y hacìan todo como si fueran meramente estèticos.
Criterio.
Saludos!!

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Cuando vi esa escena se me fueron todas las ganas de seguir comiendo.

El ambiente de los alrededores tampoco es muy agradable que digamos.

Saludos.

Renzo dijo...

Estimado JCA

La grasa es una de las razones por las que no hay muchas reseñas seguidas acerca de sándwicherías o restaurantes de carne.

La salud es primero.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Katia

Demontres.
¿Como se les ocurre hacer eso?

Hay algunos lugares que piensan que la higiene es un tema para hacer bromas y no un aspecto a tomar en cuenta.

Saludos

Anónimo dijo...

"Si hablamos de los baños, no esperaba grifería italiana pero tampoco que pusieran detergente para lavarse las manos" Jajaja...Mucho de cierto...Cuando fui a Macchu Pichu y despues de recorrer todo el camino inca, lo menos que esperaba encontrar en el Santuario era un baño decente...pero que decepcion...Con todo lo que se paga para entrar pense que por lo menos los baños estarian limpios.Osea, tanta promocion por ser un gran atractivo turistico, pero esos baños espantaban a cualquiera. La verdad creo que eso es un punto critico en el la mayoria de locales peruanos.

Saludos

Eliana

Renzo dijo...

Estimada Eliana

No porque algo sea humilde tiene que ser sucio.

Pregunta no tan inocente: ¿Por qué no enseñaron el baño durante el programa de Aventura Culinaria?

Paso completamente de esta sandwichería.

Saludos

Maestro_RoShi dijo...

Buen dato para no ir. El baño es básico en cualquier restaurante, por más "humilde" que sea el sitio. Si así está el baño (que está a la vista) imagínate la cocina...

Renzo dijo...

Estimado Maestro Roshi

Otro lugar más que se aprovecha de su nombre y de la propaganda que le hace el más grande marketero de la televisión peruana.

Saludos