domingo, 19 de agosto de 2012

La Red II (Y volver, volver, volver...)

¡La Red! Hace tres años hizo acto de presencia en un post que cuando lo releo me produce cierta insatisfacción. Por eso el blogger regresa para darle otra mirada a su propuesta de comida casera.

"Déjese atrapar por las redes del sabor". Así titula una guía su reseña sobre este conocido restaurante. El blogger se considera un escéptico de nacimiento y sobre todo cuando se trata de lugares consagrados en esas famosas recopilaciones de publirreportajes que se venden como guías gastronómicas. Pero la última palabra no le pertenece a nadie y yo debo cumplir con brindarles la información más actual y objetiva posible. Hechas las precisiones del caso aquí van los resultados de las visitas que le hice a La Red recientemente.

Tallarines verdes con apanado
Para comenzar pedí la recomendación de mi hermano: los tallarines verdes con apanado. Espaguetis bañados en crema de espinaca, albahaca, leche, queso fresco y pecanas acompañados de una soberbia sábana de bistec de cadera empanizado. Olvídense del pesto, los piñones y las fusiones, estos son unos auténticos tallarines verdes de casa con ese caserísimo sabor de espinaca y con esa generosa sábana de bistec encima. Me hizo recordar los mejores momentos de mi niñez cuando comía apurado porque quería seguir viendo dibujos animados o jugando con mis Playgo. Merecen llamarse la especialidad de la casa.

Tacu-tacu con mariscos
Luego le tocó el turno al plato protagonista de las historias más nefastas en este blog: el tacu-tacu con mariscos. Después de tantas malas experiencias por fin me toca probar uno satisface mis expectativas. El tacu-tacu llegó caliente a la mesa, con una textura crocante por fuera y cremosa por dentro, de sazón equilibrada y una  generosa mixtura de mariscos (pulpo, langostinos, conchas, caracoles y calamares) en el punto correcto de cocción. Un plato completo por donde se lo mire y sólo de puro cargoso le eché un toque de rocoto molido para conseguir la sazón ideal para el blogger. Sólo por este tacu-tacu retiraría todo lo malo que dije alguna vez de este restaurante.

Mondonguito a la italiana
En cuanto a su comida casera primero pedí un mondonguito a la italiana. Pequeño detalle no tenía nada de sal. Ok, acepto que uno debe cuidar su dieta pero no estoy en el restaurante del Dr. TV. Felizmente nada que no se pueda solucionar, además esas papitas amarilla extremadamente crocantes estuvieron a pedir de boca como acompañamiento. También probé el combinado de seco con frijoles que fue una decepción absoluta porque la carne estaba más dura que una suela. ¡Vamos! ¿Cómo desperdician esos frijoles tan ricos con un acompañamiento tan pobre? ¿Error de cocción o mala calidad de los insumos? Preocupante.

Pye de limón
Como era de esperar para el blogger no hay almuerzo familiar completo si no termine con postre. Este pye de limón tenía una galleta suave, una crema dulce pero no empalagosa y un merengue que tenía un defecto que hace mucho no veía: la clara se había separado. No es ningún delito pero si algo que deberían mejorar de inmediato porque le quita méritos a este postre que tenía un delicioso sabor de casa. Además no es un secreto a voces que el merengue debe batirse a baño María para que luego no "llore". Díganselo a su proveedor porque me di cuenta que llegaron en una camioneta a dejarlo.

Me fui de La Red con buen sabor de boca. Por ahí que se les escapan algunos detalles que podrían mejorar la experiencia. Por ejemplo la atención, que fue muy distinta en cada visita que le hice. La primera vez fue una moza muy atenta, cordial y pendiente de las necesidades de la mesa. La segunda vez fue un mozo "lleva y trae". De esos que sólo dejan el plato en la mesa y se van corriendo sin que uno pueda decirle que le pareció el plato. Como para un almuerzo de domingo pero vayan muy temprano para evitar inconvenientes porque sí que se llena.

Comentarios de La Red.
"En primer lugar gracias por las críticas, estás son siempre bien recibidas sean estas positivas o negativas.
En el caso del seco con frijoles, los mozos tienen la obligación de comunicar cuando un cliente no está conforme con el plato que le han servido, para que alguien de la familia se acerque inmediatamente a ver que sucedió y darle una satisfacción al cliente, tenemos que retroalimentar al personal con algunas disposiciones que a veces ellos pasan por alto. (...)
Y las cartas, estamos terminando las fotos para las nuevas cartas que deben salir a luz en la quincena del mes de setiembre.
Nuevamente muchas gracias por tus comentarios."

La Red queda en La Mar 391, Miraflores.
Horario: Martes a sábado de 12:00 a 11:00 p.m. Domingo a lunes de 12:00 a 5:00 p.m.
Ticket promedio: S/.45.00 por persona
Teléfono:441-1026
Volvería: Sí. Cuando tenga antojo de comida casera.

6 comentarios:

Gabriela dijo...

Qué bueno que este restaurante se reivindicó contigo. Y además, qué bien que sepan aceptar de buena manera las críticas constructivas. Ojalá les sirva para mejorar los puntos flojos.

mividaenundulce dijo...

Vaya, que bueno que esta vez salgas satisfecho de La Red. La verdad nunca he ido, mi esposo fue una vez luego de ver en Aventura Culinaria un rocoto relleno con camarones (creo), lo pidió y nunca más volvió.
Pero digamos que es bueno saber que unr estaurante acepta las críticas y trabaja para mejorar.

Cyrano dijo...

¿Cómo estás, querido amigo? Hace tiempo que no sé de ti.
Me quedo con los tallarines verdes con el apanado, aunque el tacu tacu me hace ojitos.
Lo que si no aguanto ni auque me lleven al paredón es el modongo, ya sea a la italiana, a la peruana ni a la sevillana. ¡Eso si que no!
Cordial abrazo.

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Es lo justo. Mi hermano fue él que me convenció de regresar así que La Red le debe las gracias.

Ja ja ja...

Renzo dijo...

Estimada MVD

Antes que nada me parece una afrenta que no hayas estado entre los nominados al concurso de los 20 blogs.

No hay que ser iluso, en Aventura Culinaria siempre mostraran la mejor cara de un restaurante lo que no es ninguna garantía que a uno le toque lo mismo.

Saludos

Renzo dijo...

Estimado Cyrano

Son unos días de locos. Por más que trato de estirarlo llego al fin de semana con uno ojo abierto y otro cerrado.

Te debo algunas visitas al blog pero estaba pensando ¿Y qué tal si organizamos un desayuno con Gabriela?

Saludos