domingo, 21 de octubre de 2012

Pescados Capitales (El blogger se confiesa)

Actualización 21.10.2012
Para relajarse un poco y distraerse de sus preocupaciones académicas el blogger se decide por un almuerzo dominical. Una segunda visita a Pescados Capitales sólo podía dejar buen sabor de boca. ¿O no? Para resumir la historia, el postre salvó la jornada.

Pasividad
El almuerzo empezó con la Pasividad: quinuotto de mariscos, clásico risotto de arroz arbóreo mezclado con dos variedades de quinua en una crema de pimiento y tabasco, coronado con mariscos marinados en curry a la parrilla. Los mariscos (pulpo, calamar y langostinos) le robaron el protagonismo al quinuotto porque venían en una porción generosa y estaban cocinados en el punto adecuado. Sin embargo donde fallaron fue en la textura porque estaba muy alejada de lo que debería ser un risotto. En lugar de cremoso el arroz estaba como apelmazado, más cerca de una quinua atamalada casera. Será error mío por pedirlo o error del cocinero pero igual no lo volvería a pedir.

Sudado de chita
Luego pedí un sudado de filete de chita despojado de su piel en un sauna de verduras y vino con un toque de coral. Un plato poco ambicioso pero el blogger tiene una máxima: "Lo más simple es lo más difícil de lograr". En muchas cebicherías, algunas incluso de renombre, se contentan con servir una especie de sopa roja en la cual se pueden encontrar unos trozos de pescado recocinado. Felizmente este sudado resultó lo que siempre he añorado encontrar, sazón ligera que no ahogue el sabor del pescado, un caldo concentrado y el punto de cocción ideal del pescado. ¿Ya ven? No era tan difícil. 

Cheesecake de algarrobina
El postre, cheesecake de algarrobina con flan de nata en salsa de moras, me devolvió la fe en este restaurante. La base de galleta finísima, el cheesecake, nada empalagoso y con un tenue sabor a algarrobina, el flan suave y esponjoso como no lo he probado en ninguna otra parte. Nada más criticaría que pecaron de avaros porque pusieron muy poca salsa de moras. Vale la pena mencionar, el servicio nuevamente resultó espléndido. El mozo fue muy cortés y atento y se sabía hasta el último ingrediente de todos los platos que sirvió. Punto para él. Pescados Capitales, me debes un risotto.
 

Mi hermano no tiene buena fama cuando se trata de recomendar películas. Pero cuando se trata de restaurantes sus aciertos pueden resultar sorprendentes. Debería hacerle caso más seguido.

Abreboca: anchoveta caprese
Pescados Capitales. Cuantas veces he pecado de flojera y no he querido ir hasta la avenida La Mar porque está muy lejos de mi casa. Si a eso le agrego mi desconfianza por aquellos lugares "consagrados" por los medios de comunicación como que no había muchas esperanzas. Pero cuando supe que había abierto un local en Surco no había excusa posible para no visitarlos. El almuerzo empezó con la cortesía de la casa, una anchoveta caprese. Hace mucho que pasé la edad de "mamá no me gusta" así que haciendo de tripas corazón probé este piqueíto que resultó una agradable sorpresa.

Cebiche frito
Con este clima no tenía muchas ganas de probar entradas frías y después de una rápida mirada a la carta me decidí por un cebiche frito, un cebiche mixto ligado con ají amarillo, empanizado y frito. Mi explicación puede sonar muy simple pero imagínense unas croquetas de cebiche, crocantes por fuera, jugosas por dentro. Estaban acompañadas de una salsa de rocoto al estilo "de carretilla", molido y con cebolla china picada. De sazón me convenció pero la clave está en el kión rallado frito. Olvídense del sabor picante que puede tener este ingrediente. Acertada opción para comenzar.

Pez espada a la parrilla
El segundo plato fue el pez espada a la parrilla, un filete con toques de mantequilla aromática al grill acompañado de risotto de champiñones, hongos y vino tinto. El pez espada estuvo muy correcto, cocido en su punto y con una sazón ligera para disfrutar el sabor del pescado. El risotto  estaba hecho con un fondo de carne acompañado de algunos champiñones solitarios. Me hubiera gustado ver una mayor cantidad de hongos pero es una preferencia subjetiva que no afecta en nada la calidad del plato. Al final de cuentas el protagonista era el pescado. Como para variar un poco.

Creme brulee de arroz con leche
Para terminar pedí la creme brulee de arroz con leche acompañada de helado de coco. Alguna vez he leído que la carta de postres de los mejores restaurantes puede ser su aspecto más deslucido. Total si uno queda satisfecho con los platos principales. ¿Para qué esforzarse más? Permítanme decirles que este postre haría llorar a cualquiera por lo bueno que estuvo. Un arroz con leche muy ligero preparado al estilo de la creme brulee cubierto de caramelo quemado. Excelente punto a favor, el uso de helado artesanal. Ojalá aprendan ciertos "consagrados" que a pesar de utilizar helado barato en sus postres cobran unos precios que dan miedo.

Vista del local
Pescados Capitales me dejó una muy buena impresión en esta primera visita. El nivel de atención fue soberbio, los mozos fueron muy corteses y estuvieron  pendientes de las necesidades de la mesa a pesar que el local estaba con salón lleno. También los puse a prueba haciendo preguntas sobre los platos y supieron describir hasta el último ingrediente de cada plato. El local es bastante amplio con tres tipos de ambiente pero ahora en invierno les recomiendo elegir el salón principal bajo techo. Completamente recomendable pero no se olviden de hacer reserva e ir temprano porque la espera para conseguir una mesa podría ser muy larga.

Pescados Capitales queda en Av. Primavera 1067, Surco.
Horario: Lunes a domingo de 12:30 a 7:00 p.m.
Ticket promedio: S/.90.00 por persona.
Telefóno: 717-9470
Volvería: De hecho. Aún falta mucho por revisar de esa carta.

10 comentarios:

Maryta dijo...

Definitivamente tengo que ir! felizmente el local de surco me queda cerca :)
Me encanta el pescado,acompañarlo con arroz y un camote dulce mmm!. Al risotto le debo dar su oportunidad...
Me encanta tu blog, simplemente lo amo, he ido a algunos lugares que has recomendado y te doy mil gracias!

mividaenundulce dijo...

Me pasa lo smismo con el tema de La Mar, me queda realmente al otro lado del mundo y me da muchísima flojera ir hasta allá.
Qué bueno que la comida te gustó, la verdad es que es horrible ir a un restaurante a gastar tu billete y quedar desencantado.
Lo tendré en mi lista, Surco ya no es taaaaaaaaan lejos.

Gabriela dijo...

Qué bueno que quedaste satisfecho. Y ojalá no sea flor de un día, solamente porque son nuevos, sino que conserven esa calidad.

Cyrano dijo...

Buena recomendación. Habrá que ir a probar. Lo del cebiche me ha dejado estupefacto.

Renzo dijo...

Estimada Maryta

Gracias por tus comentarios. Es lo que me motiva a seguir escribiendo.

Fíjate que antes yo le ponía reparos al risotto pero ahora no puedo dejar de comerlo. Pruébalo y verás que tu opinión cambiará. =)

Saludos

Renzo dijo...

Estimada MVD

Así es pez. Por eso tampoco he visitado al Pan de la Chola. Se me hace un mundo...

Pescados Capitales es caro pero vale la pena. Creo que todavía hay mucho por probar de su carta.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Ese es el reto que tienen. Mantener la calidad y no ser escobita nueva.

Saludos

Renzo

Renzo dijo...

Estimado Cyrano

Ese cebiche frito es tan bueno como los sinlogismos que escribes.

¡Saludos!

La Ratita Cuqui dijo...

¡Es bueno saber que están manteniendo la calidad en el local de Surco! Iré a probar ya que me queda mucho más cerca que el de La Mar.

Anónimo dijo...

Demasiado caro, no puede ser q el bloger diga q el postre le salvo el almuerzo en una cevicheria.