viernes, 27 de septiembre de 2013

Buenos Aires XII: Blogger bites

Cuando hay tanto por contar nada mejor que los posts recopilatorios. ¡Regresan los blogger bites!

Loi Suites (Angry Birds)
Breve reseña de un desayuno buffet con una compañía inesperada.

Los pajarillos de marras
Loi Suites es un hotel ubicado en Recoleta, zona turística por excelencia. Después de abrir las maletas y comprobar que todo está completo nada que mejor un duchazo caliente para relajarse. Luego una vuelta para conocer los alrededores donde están el famoso cementerio de La Recoleta, restaurantes tradicionales (¡Obligatoria una visita a La Biela!) tiendas de souvenirs y todo lo que un turista desea visitar. A diferencia del Hilton, Loi Suites tiene una imagen más tradicional con una arquitectura clásica pero no se queda atrás en temas de comodidad y calidad de servicio. En esta ocasión lamentablemente el tiempo me ganó y sólo pude evaluar su desayuno buffet. Auque podría agregar que también comí un tiramisú pero no es suficiente para escribir una reseña completa.

Estación de panecillos dulces
El desayuno se servía en el Jardín de Invierno,  un ambiente muy bonito con iluminación natural y bastante vegetación. Había cinco estaciones: cereales, fruta fresca, bocadillos calientes y panecillos dulces. En la estación de frutas no hubo sorpresas. Había naranja, frutilla (fresa), kiwi y también la infaltable macedonia. No había estaciones "en vivo", las frituras (huevos revueltos, tocino, salchichas) estaban colocadas en calentadores. Nuevamente me desquité con los panes dulces: medialunas, quequitos, facturas y también (¡sorpresa!) panetón. Como verán lo justo y  necesario para disfrutar de un desayuno completo. Lo más divertido (y que da el título al post) fue observar que había unos pajarillos revoloteando por las mesas en busca de las migajas sobrantes. Parece que ya están acostumbrados a la gente porque ni se inmutaron cuando traté de alejarlos. Pajaros latosos.

En fin, si están de viaje por Buenos Aires Loi Suites es un hotel con excelente ubicación, habitaciones muy cómodas y un servicio muy correcto. En cuanto al desayuno ya saben que no hay pierde.

Loi Suites queda en Vicente López 1955, Buenos Aires.
Para mayor información visiten su web www.loisuites.com.ar


Friday's (Angry blogger)
Después de mi estadía en Buenos Aires ahora puedo decir que detesto esta franquicia a nivel internacional.

Almorzar en grupo (sea de trabajo o de amigos) es toda una experiencia. No se trata sólo de escoger un lugar que le guste a todo el mundo, también hay que rezar para que todos pidan al mismo tiempo y peor aún, que el mozo no confunda las órdenes. Sin embargo, cuando la mayoría se inclina por almorzar en una franquicia no tengo más salida que ensayar mi mejor cara de poker.

Chicken Fingers
No hay mucha ciencia en el Friday's. Tanto en Lima como en Buenos Aires es lo mismo, comida rápida servida por unos sujetos que intentan ser amigables. Tan amigables que para tomar el pedido el mozo se sentó orondamente en la mesa como si fuera un comensal más. Para no complicarme la existencia sólo pedí unos chicken fingers, dedos de pollo rebozados con papas fritas y mostaza dulce. Al final es una fritura y para comerla sólo se necesita gaseosas y alguna salsa. Y ese fue el detalle que faltaba, sólo me pusieron ese pocillo minúsculo de, dizque, mostaza dulce. ¿Quién come papas fritas sin ketchup? Le pedí al mozo y cambió su expresión amigable para decirme que volvía al rato. Nunca más supe de él.

No entiendo por qué se hicieron tanto problema, si había que pagar extra por un sobre de kétchup lo hubiera hecho feliz. En fin, una franquicia de marras nunca va a estar en mi top ten pero ya saben, si viajan para allá lleven su sachet de Tarí. De verdad que les va a hacer falta.

Friday's queda en Vicente López 2086, Recoleta Mall.


Anuva Wines (Happy hour)
El maridaje es un tema algo descuidado en el blog. Por ahora, por ahora.

Acompañamientos para el vino
Viajar a Buenos Aires y no comprar un par de botellas de vino sería impensable, claro siempre y cuando uno sea un conocedor. Felizmente la Providencia me llevó hasta Anuva Wines, un local que a un precio módico y previa reserva ofrece un servicio de cata. La anfitriona pondrá a disposición cinco diferente vinos argentinos e irá explicando la historia del vino, su composición, sus características y el maridaje que le corresponde. Para los aficionados como yo, que recien están aprendiendo del tema, es una excelente introducción ya que todo es explicado de una manera muy didáctica y amigable. Por fin me quedó claro que hacía en el plato un chocolate Aguila al 70%. Ya era tiempo ¿no?

Las cinco variedades de vino
Como no soy un experto sólo me limitaré a mencionar aquellos vinos que más disfruté de acuerdos a mi gusto personal. Para  un Hom Espumante Sparkling White, extra brut 70% Chardonnay y 30% Chenin Blanc. Es un espumante extra brut, muy ligero, fácil de tomar con aromas a frutas cítricas y sabores ácidos. De ahí que lo acompañaron con una galletita untada con sour cream, manzana verde y apio. Luego vino un Mairena Reserve Bonarda. La Bonarda es una uva no muy conocida que se cosecha en altura a 1,100 m.s.n.m. en la zona de Luján de Cuyo, Mendoza. Debido a esas condiciones el vino es de cuerpo muy fuerte con aromas de madera y tabaco y sabores de chocolate y cereza. Por eso eligieron el salamín, la longaniza y los quesos como acompañamiento. También debo mencionar el Caluna Blend, 48% Malbec, 42% Cabernet Sauvignon y 10% Merlot. Según el enólogo Fabián Gardino "El objetivo de un blend es crear una bebida única en la que los distintos varietales que la componen logren expresar una plenitud de sabores y descriptores"  Es un vino que ha pasado 14 meses en roble francés con aromas  de pimienta negra y chocolate, en boca sabores de ciruela y cereza negra. Que no les extrañe porque el maridaje fue una barrita de chocolate dark de Ecuador y Costa de Marfil al 60%. 

Anuva Wines es una opción ideal para turistas que desean hacer algo diferente a visitar Caminito o tomarse una foto delante del Obelisco. Obvio, es sólo una cata pero luego de cinco copas de vino no faltará quien esté muy alegre de haber participado.

Pueden leer más información en su página web www.anuvawines.com

3 comentarios:

Gabriela dijo...

Ejem... yo como papas fritas sin ketchup. No me gusta. En cambio, me encanta la mostaza y veo con asombro que casi nunca la incluyen en las opciones. Siempre hay ketchup y mayonesa. La mostaza tengo que pedirla.

mividaenundulce dijo...

Ohhh...el blogger hablando de vinos, eso sí es una sorpresa...!!!
Me encanta tomar mis copitas de vino, pero soy cero experta en eso, para mi simplemente es me gustó o no me gustó.
Me encanta la zona de Recoleta, sí, es turística, pero me gusta más que el centro, aunque es ahí adonde me solían mandar por la cercanía a mi oficina.
Estas cadenas de comida rápida servida a la mesa tiene sus cosas, y como a veces uno termina ahí, tengo un plato en cada uno de ellos que siempre pido porque para mi gusto son los más pasables y la verdad no aventuro a pedir alguno diferente. Pero claro, de ahí a que no te den un ketchup...eso es otra cosa...

Norma2 dijo...

Lo que ocurre es que en Buenos Aires casi no existe el consumo de ketchup en los restaurantes o casas. Eso sí, el mozo debería haberte avisado que no había.
Saludos desde Argentina
http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar