domingo, 8 de septiembre de 2013

Días de blogger V

Sofa Café (Las buenas intenciones)
Larcomar no es un centro comercial que suela visitar seguido. Hay demasiada gente, todo es más caro y considero que hay sitios mucho mejores para disfrutar de la vista al mar. Por eso, restaurantes como La Vaca Loca, Café Café, etc. no tienen una reseña dedicada en este blog y dudo que la tengan en el futuro. Sin embargo, así como antes mi meta era encontrar el mejor pollo a la brasa ahora estaba en busca de la mejor torta de chocolate.

Chocolate y capuccino
Estando en un café es redundante mencionar que debía evaluar primero sus bebidas calientes. Para comenzar un capuccino servido en una bonita taza decorada y en un tamaño XL que no se ve muy seguido. Buena señal pero lastimosamente todo fue apariencia. No es necesario ser experto para notar cuando al momento de pasar café el agua ha estado demasiado caliente y  lo han quemado dándole un sabor desagradable. El chocolate mejoró la situación pero le faltaba ese sabor y cuerpo que le da el uso de cobertura bitter. Tampoco digo que hayan utilizado cocoa en polvo pero dudo mucho que alguna vez lo incluya en mi lista de favoritos.

Sándwich Chivito
Para los sándwiches empecé con  algo ligero. El capresse divano preparado con mozarella, tomate deshidratado y salsa de albahaca en chiffonade. (Nota del blogger: chiffonade es una técnica culinaria empleada para cortar ciertas verduras de hojas grandes en tiras alargadas muy finas. ¡Gracias Wikipedia!) Creo que ese detalle fue el que marcó la diferencia porque así la albahaca se mezclaba mejor con el aceite de oliva y le quitaba ese sabor fuerte que tiene. Luego pedí el Chivito: lomo fino, jamón inglés, gouda, tocino y huevo. Bastó un simple detalle para echar a perder el sándwich: ¡término de la carne! Como eran medallones muy delgados se les había pasado el punto de cocción y estaban incomibles. También me reservo la opinión respecto a si frieron el tocino al momento. Al menos se salvaron las papas huamantanga fritas con cáscara, crocantes por fuera y arenosas por dentro.

Torta de chocolate
De postre elegí su torta de chocolate, la razón principal de mi visita ya que fue elegida en una encuesta como la mejor que se puede encontrar en Lima. Pero yo me pregunto ¿Qué características debería tener la mejor torta de chocolate? ¿Textura húmeda? ¿Tamaño? ¿Cantidad de fudge? La de Sofa Café se distingue por ser extremadamente empalagosa al punto que una porción tranquilamente alcanzaría para tres personas. Difícil que pueda terminarla sin un vaso de agua o un café americano al costado. No me malentiendan, no digo que sea mala sino que de acuerdo a mi gusto (y a mi bolsillo porque costaba S/.16.00) pensaría dos veces antes de volver a pedirla.

En términos de servicio Sofá Café me dejó con buena impresión porque el mozo fue muy cortés y estuvo atento a las necesidades de la mesa. Además también se ofreció a cambiar el café cuando noto mi desagrado. Pero todo quedó en buena intención porque considero que la calidad de sus platos no va de acuerdo a los precios de la carta. Por el momento prefiero visitar otros café (siempre y cuando no estén en Larcomar)

Sofá Café queda en Centro Comercial Larcomar.
Ticket promedio: S/.50.00 por persona.
Volvería: Quizá en el mediano plazo.

Naruto Japanese Food (¡Todo por el ramen!)
Naruto abre sus puertas en plena avenida Aviación para competir con la hegemonía de los chifas. ¿Podrá vencerlos?

Confieso que una de la razones que me motivó a visitar Naruto fue un artículo que leí en una página web y que destacaba el uso de ingredientes tradicionales importados de Japón. Pero hay otros detalles que vale la pena mencionar.  Apenas abrí la puerta de local y noté que estaba el oso de Ranma 1/2 en el salón evoqué aquellas épocas en la Universidad de Lima cuando veía animes en el pabellón "H". Siempre me acuerdo de los personajes sorbiendo los fideos del ramen y esperaba con ansias el día que pudiera tomar esa sopa.

Tonkotsu ramen
Obvio que debía comenzar probando la estrella de la casa, el ramen. Primero con el Tonkotsu ramen. Noten el color y la textura del caldo, resultado de hervir huesos y grasa de cerdo durante largo tiempo. Los fideos no tienen nada que ver con esas falsos ramen de sobre que inundan los supermercados, tampoco los confundan con los fideos chinos. También probé su shoyu ramen, un caldo a base de sillao japonés. Digamos que la primera cucharada nos remite a la sopa wantan con sillao pero a medida que avancen el gusto resulta algo empalagoso. Vale la pena indicar (y para que no se desilusionen) que estos ramen sólo incluyen una pequeña tajada de carne de cerdo, los protagonistas son los fideos. Si desean algo más contundente pidan el chashu ramen pero tengan en cuenta que el precio también aumenta.

Yakismeshi
Mi obligación como blogger es dar una mirada al resto de la carta. Las gyoza son las clásicas empanaditas al vapor, como entrada quedan perfectas pero nada espectacular que no haya encontrado en otro restaurante. De puro terco probé "la especialidad de la casa": el yakimeshi, arroz frito envuelto en una tortilla de huevo con salsa de shiitake. Tan cual la descripción: un arroz mojado en el que se perdían algunos trocitos de pollo y una salsa de shiitake salsa común y corriente. Lo mismo da que hubieran utilizado salsa de ostión o hoisin. ¿Dónde habra quedado la textura melosa del verdadero yakimeshi? Lamentablemente al ser la especialidad de la casa uno espera un plato soberbio y no algo que se puede encontrar en cualquier chifa al paso.

Mi primera visita a Naruto me dejó con un muy buen sabor de boca. El tema es pedir el ramen y nada más que el ramen. Distraerse con otros platos es un riesgo que no pienso volver a correr. No creo que sea un tema de calidad sino de ejecución. No esperen mucho del servicio. Hacen lo que pueden pero no creo que alguna vez destaquen en ese punto. Vale la pena la recomendación: vayan temprano porque es un local pequeño y como la gente va en grupos encontrar una mesa puede ser algo complicado.

Naruto Japanese Food queda en Av. Aviación 2982, San Borja.
Horario: Lunes a sábado 12:30 a  4:00p.m. y de 7:00 p.m. a 11:15 p.m.
Ticket promedio: S/.30.00 por persona
Volvería: Sí. Exclusivamente por el ramen.Y nada más por el ramen.


5cina (Blogger bajo cero)
De como escapar en cinco minutos la eterna pregunta ¿Qué cocinaré hoy?

No les ha pasado que han tenido un día de marras en el trabajo y saben no tienen en casa nada para la cena. Ir a comer a un restaurante entre semana es un lujo que no aguanta ningún presupuesto. Comprar comida chatarra puede afectar la salud en el largo plazo. Felizmente existe una alternativa que puede salvar el día. O la noche. O el fin de semana.

Las dos opciones que probé
5cina, la primera marca peruana de comida congelada, nos da la opción de tener en cinco minutos un plato de comida listo y saludable para disfrutar. La comida es preparada en una planta bajo estándares de calidad y sanidad para luego ser sometidos a un proceso de congelamiento. Eso garantiza que la comida sale de la olla a la bandeja sin utilizar ningún tipo de preservante. Sus platos van desde lo más simple (arroz chaufa) hasta lo más elaborado (lomo strogonoff) Mejor aún, se vende a un precio módico y está disponible en los principales supermercados. Con tantas cualidades, ¿Por qué no darles una oportunidad?


Spaghettis con albóndigas
Por cortesía de 5cina pude probar dos de sus platos para evaluar su calidad y sabor. Que quede claro, olvídense que por ser comida congelada tiene un sabor "diferente". Es la misma comida tal cual podrían encontrar en un catering o en un restaurante de diario. Los spaghettis con albondigas en salsa de tomate son los clásicos tallarines rojos de la abuelita. La porción adecuada para una sola persona y con mi toque personal de queso parmesano estuvo perfecta. En cuanto al seco con frijoles lo que más me gusto fue el punto de cocción de la carne y que el aderezo no cayó muy pesado. Se nota que se han preocupado por brindar una alternativa saludable. Como toda comida que se calienta en microondas es conveniente removerla a media cocción para que el calentamiento sea uniforme. Prometo evaluar pronto su lasaña de carne. Palabra de blogger.

Los platos de 5cina se encuentran en Tottus, Vivanda y Plaza Vea.
Precio: Entre S/.12.00 y S/.15.00
Visiten su página web www.5cina.pe para mayor información.

4 comentarios:

Gabriela dijo...

Solamente he ido una vez a Sofá Café, y la atención me pareció francamente mala. Fueron como 10 minutos pidiendo la cuenta en vario tonos y términos de paciencia. Hasta tuve ganas de levantarme e irme.
Ni aunque hubieras hecho LA reseña de su torta de chocolate regresaría por allá.
Lo de la comida congelada... eso sí que me gustó.

Renzo dijo...

Gabriela

Que raro. El servicio hubiera sido la única razón por la que regresaría a este café.

Lo de 5cina fue toda una sorpresa. Sabor casero, porción adecuada y precio módico.

Saludos

Gabriel Sosa dijo...

El emparedado se ve muy bueno, otro toque ademas de la albahaca no seria los tomates deshidratados?

Jamas he tenido la oportunidad de probar el ramen y me considero un gran fantástico de naruto jajaja

en fin excelente aporte, si puedes echa un vistazo a mi nueva entrada http://gabodice.blogspot.com/2013/09/tunas-restaurant-lounge.html

saludos cordiales de venezuela

Daniel Gonzalez dijo...

No soy un devoto de la comida congelada, es más nunca la compro, francamente me parece que no hay como algún menjunje recién salido de la olla, vaporeante y fresco. Entiendo que haya gente que vea en ésta una opción práctica y respeto ello, pero realmente odiaría ver pasillos enteros de supermercados plagados de conservadores ofreciendo cuanto platillo exista en forma congelada, sería un insulto a nuestra tradición gastronómica.