domingo, 23 de marzo de 2014

10K: El blogger corre contra el tiempo

El tiempo y yo siempre estamos en una feroz competencia. A veces me gana y no puedo publicar las reseñas con la frecuencia deseada. A veces le gano yo y logro programar una semana épica, con visitas diarias a restaurantes. Cuando empatamos sólo me queda publicar los posts recopilatorios.

Así de Simple (Almuerzo simple para un blogger complejo)

Vista del local
Hay días en los que me levanto tarde y no me queda tiempo ni siquiera para abrir una lata de atún. En consecuencia a la hora de almuerzo no tengo más remedio que dar una vuelta por la zona y como ya conozco todos los restaurantes difícil encontrar alguno que me alegre el día. (En realidad tengo al Swissôtel a la vuelta de la esquina pero almorzar semanalmente allí me llevaría a la quiebra y, obvio, también al cierre del blog) Aprovechando que no tenía muchos pendientes para la tarde me dí tiempo para visitar Así de Simple, el nuevo proyecto de José del Castillo, propietario de La Red. El local es pequeño pero aprovecha al máximo su excelente ubicación en esquina. Hay un mostrador con barra donde se pueden ver las diferentes opciones: choritos a la chalaca, escabeche, tortilla de mariscos y sándwiches entre otros bocadillos. Comencé con un tamalito verde, sabor de casa con su aceituna, huevo duro y un trozo de pollo. La textura no sufrió por el recalentado en microondas pero ese día el cocinero habrá estado distraído porque se pasó completamente del punto de sal.

Agua de manzana, sándwich de jamón del país
Luego probé el sándwich de jamón de la casa. Su sabor puede ser un referente para alejarse de aquellos sándwiches de franquicia recargados de salsas pero me sentí decepcionado por el tamaño. Quizá como antojo de mediodía funcione pero, tal como pueden ver en la foto, no me parece que justifique el precio (S/.10.00).  El postre fue un cumplidor arroz con leche, suficiente para cambiar el sabor de boca pero si lo comparo con mi favorito del Parque Kennedy está muy lejos del gusto casero que prometen. Además cuando pedí una cucharita me indicaron con expresión adusta "que busque en el baldecito de cubiertos". Gracias chicos, primera vez que como postre con una cuchara sopera. Lo que si me alegró el día fue probar el agua de manzana, espesa, con harta canela, con puro sabor a fruta. Una bebida que nos ayuda por un momento a olvidar esos refrescos hechos con bolsas de concentrado que han invadido los restaurantes.

Así de simple me deja satisfecho en esta primera visita y considero que hacen lo justo y suficiente para saciar un antojo de media mañana. Tengo dudas respecto al tamaño de las porciones pero lo comprobaré en una segunda visita. Dato final, el pedido se cancela por anticipado y los llamarán cuando este listo. ¿Ya ven? Así de simple.

Así de Simple queda en Av. La Mar 309, Miraflores
Ticket promedio: S/.6.00 -  S/.10.00
Volvería: Sí. Me intrigan las otras opciones.


Don Fernando (Adiós verano II)
De como el blogger reta a una bloggera canadiense a tocar las puertas del cielo.

Vanessa Huet escribe en Blog Voyage Perou, una página canadiense especalizada en viajes y reseñas de restaurantes y hoteles. Ella me contactó a mi correo para avisarme de su llegada y que le gustaría conocer alguno de mis restaurantes favoritos. Nada mejor que llevarla a Don Fernando, para mí un referente en cuestión de pescados y mariscos.

Vanessa Huet en acción
Para hablar de Don Fernando no es necesario poner etiquetas de "el mejor cebiche" o "el mejor arroz con pato". Basta decir que en la cocina o el salón siempre estará presente uno de los hermanos Vera-Horna dispuesto a cocinar para los clientes como si fueran sus invitados. No contaré todos los platos que nos invitaron porque algunos ya han sido reseñados en este blog. Es suficiente  mencionar lo que dijo Vanessa cuando probó los mariscos al pil-pil: "Este plato sabe a felicidad". Entre bloggers gastronómicos nos entendemos. Como ya estoy más involucrado en el tema para el maridaje llevé un Sauvignon Blanc Reserva 2013 de Tapiz, vino fresco y joven con aromas cítricas ideales para la comida marina. 

Helado de tuna y de palta
Pensé que ya lo había visto todo hasta que llegamos al momento del postre. Fue cuando mi estimado amigo Fernando Arturo sacó un as bajo la manga: sus helados artesanales hechos por el mismo, resultado de su genuina curiosidad de chef combinando ingredientes para conseguir el sabor perfecto. Los helados fueron tuna verde, palta y espinaca y tuna roja, fresa y beterraga. Yo que siempre he renegado de "esas combinaciones inverosímiles que nunca probaré" tuve que aceptar que estaban a cada cual mejor. Antes de sentir un helado dulce o recargado de toppings aquí destaca el sabor de la fruta y la textura cremosa. Eso es lo que siempre alabo de mis restaurantes favoritos. No se trata de ponerles una etiqueta sino que son constantes en su calidad, se esfuerzan por dar lo mejor a todos lo clientes por igual y nunca dejan de sorprenderme. Por algo los escojo para estas ocasiones.

Don Fernando queda General Garzón 1788, Jesús María.
Ticket promedio: S/.55.00 por persona
Volvería: Es mi segunda casa. Para que decir más.


Saqra (Blogger peruano vs. Bloggera canadiense)
Continúa la aventura gastronómica versión Perú-Canadá.

Luego de la aventura marina en Don Fernando, Vanessa Huet tuvo la cortesía de invitarme a acompañarla en su visita a Saqra. Nos recibió Joaquín de La Piedra, el dueño quien nos contó la historia del local, el reto de como sacarlo adelante y el origen del nombre Saqra (en quechua, diablillo travieso) Su propuesta se enfoca en jugar con los insumos y los ingredientes para darle una vuelta de tuerca a platos muy conocidos de la comida peruana. Definirlo como restaurante fusión sería mezquino porque lo incluiría al nivel de ciertos locales que convierten un arroz con pato en risotto o que a todo le echan quinua de colores para justificar su carta sobrevaluada.
 
Dados de morcilla al panko, chimichurri de ají amarillo
Comenzamos con un tataki de bonito, un filete cubierto de azúcar rubia quemada con soplete sobre jugo de tiradito y aceite de huacatay. Es el tradicional plato nikkei pero con un giro inesperado a través de la frescura que le da el jugo del tiradito y el toque del huacatay. Punto aparte para el crocante que le da el azúcar quemada, es cuestión de gustos pero a mí no me convenció. Luego nos sirvieron unos dados de morcilla de pollo apanados al panko sobre crocantes de camote con chimichurri de ají amarillo. Aquí no hay ciencia, es un piqueo tradicional, donde la sazón pronunciada de la sangrecita se equilibra con la crema de ají amarillo. Fíjense en el detalle de los camotes que es una reminiscencia al clásico sándwich de relleno.

Anticucho de lomo fino
Para los platos de fondo comenzamos con unos panzotti rellenos de rataotuille andino bañados en salsa de queso de cabra. El relleno de los panzotti puede convertirse en la delicia de los vegetarianos pues está hecho con pimientos, ollucos, maca, cebolla blanca, perejil, huacatay y muña. Tal como dice Joaquín: "Todas las verduras que no te querías comer de niño". Luego nos sirvieron unos anticuchos de lomo fino con papas confitadas, camotes al hilo y salsa de ocopa arequipeña. Es una versión más sencilla de nuestro plato bandera porque el lomo se cocina más rápido y no necesitar estar tanto tiempo en la salmuera. El debate se lo dejo a terceros y no me corresponde afirmar si es mejor o peor que el original de corazón de res. Eso sí, por algunos malos antecedentes al huacatay siempre lo miro con respeto y bien de lejos.

Picarones rellenos de piña con miel de higo
En cuanto a los postres los bombitas crujientes rellenas de algarrobina y pasas con salsa de sauco fueron toda una sorpresa. La presentación me encantó porque la salsa de sauco viene en un shot de caramelo que se rompe para servirla. Uno se lleve la bombita a la boca y cuando se muerde puede sentir la algarrobina en toda su expresión. El segundo postre es uno de los más conocidos del restaurante, los picarones rellenos de piña con miel de higo acompañado de helado de coco y cristalinas de piña. Otro ejemplo de como reinventan el postre tradicional, no necesariamente hacia un enfoque gourmet. Al contrario, esta porción tranquilamente alcanza para dos personas. La miel no llega a ser empalagosa sino que se equilibra muy bien con el helado de coco.

La invitación a Saqra me sirvió para conocer su carta y su ambiente nocturno bastante movido. Probablemente regrese a al hora de almuerzo para evaluar otras opciones de su carta. Me he quedado con la sensación que sólo he visto la punta de la madeja.

Saqra queda en La Paz 646, Miraflores
Ticket promedio: S/.60.00 por persona.
Volvería: Sí. Hay algunos platos que llaman mi atención.

6 comentarios:

Genesis Huerta dijo...

He leido ya varios post en el que hablas de Don Fernando y aunque sé que es un lugar bastante conocido y respetado mis visitas han sido nada mas que insatisfactorias aunque ya no estoy segura si es por algún tipo de pésima suerte de escojer los peores dias de la cocina o mala eleccion en los platos. Asi que, dado que por alguna extraña concidencia siempre termino volviendo ¿Que me recomendarias pedir?
Dejando eso de lado, me encanta tu blog :)

Renzo dijo...

Estimada Génesis

Sería genial si pudieras darme más detalle de tus visitas (¿Cuándo fuiste y qué platos pediste?) para reenviarle el mail al dueño.

Saludos

Renzo

Mi Vida en un Dulce dijo...

De los tres lugar el único que conozco es Saqra. la vredad me gustó mucho el lugar y la comida...me encataría regresar, pero yo sí preperiría en la noche...ja,ja,ja...

Genesis Huerta dijo...

Bueno creo que han sido una visita al año en total tres veces. La vez que mas recuerdo fue cuando perdieron nuestra orden y tuvimos que esperar fácil una hora. De ahi la ultima vez pedi un piqueo que no tenia nada malo, solo que no tenia nada especial, esperaba mas supongo. Por eso queria tener una sugerencia para ver si tengo suerte la proxima vez que vaya.

Renzo dijo...

Estimada MVD

Yo prefiero los almuerzos porque de noche mi cámara se pone chúcara. =(

Por eso es que hasta ahora no visito IK ni Rafael.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Génesis

Pide los mariscos al pil-pil y el arroz con pato. Luego me cuentas que tal te fue.

Saludos