jueves, 8 de mayo de 2014

¡El Titi está de vuelta!

"TITI empezó a mediados del siglo XX, para estar aún muy vigente en el cambio de siglo y milenio, reinventarse en el 2014 y seguir bregando con el espíritu de lucha que suele caracterizar a los Hakká, al fin y al cabo sólo han transcurrido 55 años."

Fan-si al estilo Sichuán
Los aficionados a la comida china por fin respiramos aliviados. Luego de algunas semanas de ardua resignación el chifa Titi abre sus puertas para recibirnos con un salón completamente renovado y una nueva carta con lo mejor de la comida de Cantón, Sichuán y Tailandia. Quien diría que este restaurante comenzó su historia hace 50 años en el centro de Lima, un local pequeño con sillas y mesas de madera hechas por el mismo dueño con un objetivo muy claro: mantener a su familia y prosperar. Con esfuerzo y siendo constantes en la calidad han llegado a ocupar un lugar de renombre en la historia de la gastronomía peruana. Sin embargo había llegado el momento de evolucionar y atender oportunidades de mejora. Junto a otros medios fui invitado al Titi para conocer los nuevos platos de su carta y otros que son unos verdaderos clásicos.

Pato asado
De entrada sirvieron las costillas en salsa Thai, un plato que resalta desde que llega a la mesa por su extraordinaria aroma. Ya lo he reseñado antes en el blog y es una epifanía para todos aquellos que gustan de las costillas de cerdo a la BBQ. Si las comparo la diferencia es abismal por la textura de la carne horneada y el uso de ingredientes naturales (nada de salsas recargadas de saborizantes) Olvídense por un minuto de las buenas costumbres y cójanlas con la mano, para disfrutar hasta la última brizna de carne. También sirvieron otra joya de la carta: el pato asado, preparado con técnicas especiales que aseguran la textura y sabor adecuados ¿Han notado como en otros sitios el pato sólo tiene gusto a sillao? Punto aparte para la correcta presentación con el corte parejo de la presa. Confieso que es uno de los pocos chifas, sino el único, donde me he animado a comer nabo encurtido.

Conchas de abanico al tau-sí
Si les gustan los mariscos los platos que vinieron a continuación pueden ser una revelación. Las almejas salteadas y las conchas de abanico con tau-si son platos que ya tienen un lugar asegurado entre los mejores del año. ¿Secretos? Ninguno, es el uso de insumos de primera calidad, el nivel exacto de cocción y los acompañamientos correctos. Si alguien piensa que las porciones son pequeñas es porque en otros chifas llenan el plato con verduras para dar la falsa impresión que están comiendo una "fuente". En ambos platos destaca el gusto ahumado, resultado de una técnica propia de salteado, no moviendo el wok como lo hacen otros chifas sino utilizando una paleta para saltear los ingredientes manteniendo el wok inmóvil.

Sopa Thai
Después vino el turno de las sopas. Hace muchos años me dijeron que en un chifa de Miraflores se servía la mejor sopa de siu cao. No me gusta poner etiquetas porque es difícil satisfacer a todos los gustos y hay personas que prefieren la cantidad antes que la calidad. La sopa siu cao en realidad no tiene secretos, se hace al momento o el fideo relleno se pasa de cocción y quedará todo desarmado. Un punto más a observar, el color del caldo y entenderán a lo que me refiero. La novedad fue la sopa Thai preparada con langostinos, champiñones y hierbaluisa asiática. Es un plato muy popular en Tailandia donde se le conoce como Tum Yum Goong. A diferencia de las sopas tradicionales preparadas sobre la base de un fondo de gallina, esta tiene un sabor más herbal por la presencia del lemongrass, hojas de limón y curry. Tengo entendido que en Tailandia se sirve aún más picante pero ya es cuestión de gustos de cada uno.

Ajíes rellenos
Siguiendo con las especialidades de la casa sirvieron los barquitos sobre el estanque de peces. Son ajíes rellenos de cerdo y langostinos, casi el mismo relleno que el siu mai con la diferencia que se también se agrega castaña de agua. Vale la pena destacar otra característica del chifa Titi, los rellenos se hacen con ingredientes picados no molidos, de modo que uno puede distinguir el sabor y la textura de los mismos. Este plato funciona como novedad pero considero que se puede aprovechar mejor el picante del ají verde. Otra novedad fueron los fan-si estilo Sichuán (picante) con carne de cerdo. Los fan-si son unos fideos hechos con harina de habas que en la mayoría de chifas sirven con una textura pejagosa, consecuencia de no cocerlos adecuadamente. Fíjense en la foto al inicio de la reseña como acá los sirven al punto correcto. La sazón funciona y se complementa perfecto con la carne de cerdo.

Pollo kung pao
Siguiendo con el mismo estilo trajeron el pollo kung pao, un plato para valientes porque es bastante picante. Noten en la foto el uso de ají verde y de la pimienta de Sichuán. De acuerdo a la receta tradicional el pollo debería saltearse sólo con ajíes pero aquí no llegan a ese extremo. De todos el plato funciona para aquellos que gustan de las emociones fuertes. Para terminar estuvieron los langostinos Kin Tu, plato que yo considero una respuesta a esos falsos langostinos al panko que abundan en los restaurantes de Lima. La diferencia entre utilizar los langostinos frescos contra los congelados salta al primer bocado.

Tartaleta de almendra con crema de frambuesa.
Pero mis restaurantes favoritos siempre guardan un as bajo la manga y este vino en forma de una nueva carta de postres. La tartaleta de almendra con crema de frambuesa y el aro de agar de chocolate con galleta de sésamo son postres que están al nivel de hotel cinco estrellas en términos de preparación y presentación. Son creaciones de Lina Holly, pastelera de nacionalidad sueca, que ha volcado toda su experiencia para desarrollarlos combinando ingredientes y cuidando de una presentación diferenciada. Si alguien pensó que la carta de postres de los chifas no pasa de las naranjitas chinas y los lai-chi en conserva

¿Para qué decir más? Ustedes ya saben todo lo bueno que opino del Titi. Oficialmente lo conozco hace cuatro años y nunca me han decepcionado. Si quieren deleitarse con lo mejor de la comida cantonesa (y ahora también thai), el Titi está con los fogones listos para recibirlos. Palabra de blogger.

Recomendaciones
-Reservar mesa con anticipación (sobre todo si van en grupos grandes) y ser puntuales con la hora indicada.
-Sean pacientes porque todos los platos se cocinan al momento. Es mejor pedir una entrada para aliviar la espera.
-Platos recomendados: Wantán frito, chicharrón de pollo, kru yoc, pato al sillao, langostinos kin tu, chaufa vegetariano, fan-sí al estilo Sichuán.

Chifa Titi queda en Av. Javier Prado Este 1212, San Isidro.
Horario: Martes a domingo de 1:00 a 3:30 p.m y de 7:00 a 11:00 p.m.
Ticket promedio: S/.80.00 por persona.
Teléfono 224-8189
¿Volvería?: Por supuesto, Titi es el mejor restaurante de comida china que conozco.
Estacionamiento: En los alrededores y con vigilancia.

1 comentario:

Gabriela dijo...

Ni siquiera sabía que el Titi había entrado en receso, ni tampoco que tenía 50 años. Para mí fue un descubrimiento de comienzos de los 90, pero ya veo que para ese momento era todo un veterano.
Es realmente un chifa muy innovador que conocí gracias a ti.