viernes, 27 de marzo de 2015

Black River Caviar (El lujo de aprender)

El reto para un blogger gastronómico es el aprendizaje constante. Mejorar el diseño, poner un nuevo logo o agregar gadgets es meramente accesorio si no cumplo con la obligación de investigar nuevos sabores. Felizmente la Providencia a veces se pone de mi parte y una empresa confía en mí para presentarme su mejor producto.

Blinis, champagne y sour cream.
El caviar es la hueva del pez esturión destinada al consumo humano. En el pasado eran los pescadores rusos quienes, luego de comerciar la carne del esturión, lo comían para no dejar que se pierda. Sin embargo este producto llegó a la clases altas y debido a su producción tan limitada rápidamente se convirtió en una exclusividad para las capitales más importantes de Europa. En aquellas épocas el único medio de transporte era el ferrocarril pero el costo era muy alto. Mantener la cadena de frío requería vagones rellenos de hielo que a mitad del camino nuevamente debía renovarse.

La sobreexplotación del esturión así como la contaminación en el Mar Caspio ocasionó la depredación de la especie y se hizo cada vez más difícil obtener el caviar en estado salvaje. Es así que se prohíbe la exportación del producto y se imponen vedas para que el pez recupere el equilibrio en su ambiente natural.  Demás está decir que las cantidades producidas son muy bajas y estrictamente controladas por las autoridades competentes.

Vale la pena aclarar que así como no todo espumante es champagne, no todas las ovas de pescado son caviar. Algunas industrias obtienen ovas de otros pescados y utilizan recursos como teñirlas o agregarles sal en exceso para fabricar sucedáneos del caviar. Probablemente alguna vez hayan consumido caviar rojo que no es otra cosa que las ovas de salmón o de pez volador.

Caviar en diferentes presentaciones
Dicen que de las crisis nacen las oportunidades y ante la dificultad de obtener este producto comenzaron a experimentar con las piscigranjas en diversas zonas del mundo. Y es así que en 1990, luego de realizar los estudios de factibilidad,  la familia Alcalde decide iniciar la cría de esturiones en el río Negro, Uruguay. Aplicando métodos científicos para sexar los peces, obteniendo las certificaciones correspondientes de calidad e introduciendo poco a poco nuevas especies en el ecosistema se llegó a obtener un producto de altísima calidad que es exportado a los mercados más imporantes. Fanny Brabeck de Delicatess Import es la encargada de traer este exclusivo producto al Perú y quien se contactó conmigo para presentarme las dos variedades de la marca.

Caviar Oscietra en todo su esplendor
Llega el momento más esperado de la noche: la cata del caviar. Para servirlo hay que utilizar una cucharita de nacar o plástico pues cualquier otro material causaría afectando el sabor del producto. El caviar no pasa por un proceso de pasteurización ni tampoco es envasado. No hay ningún tipo de conservación y de ahí la necesidad de mantener la cadena de frío y consumirlo inmediatamente. Por la misma razón es más recomendable acompañarlo con ingredientes que tengan un sabor neutro, para este caso los blinis y el sour cream son lo más adecuado. Y siguiendo el estilo gourmet nada mejor que una copa de champagne para hacer el maridaje.

Caviar Siberiano y Oscietra
El aspecto del cavia Oscietra me recuerda a unas perlitas de color gris y me explican que mientras más oscuro el color más intenso es el sabor. Me lo sirvo cuidadosamente tratando que ninguna de esas costosas bolitas se caigan del blini. Lo llevo a la boca emocionado y quizá con cierta reticencia pero la verdad es que su sabor no es agresivo. Al ser una ova la textura es cremosa al paladar, el sabor es complejo y el aroma a pescado es tenue. No tengo ningún punto de referencia que me ayude a compararlo pero, y aunque parezca una exageración quería seguir comiéndolo tal cual, desdeñando incluso el limón que me ofrecieron. La experiencia me exige continuar con el caviar siberiano cuyo sabor es más intenso pero, insisto, no es desagradable. Sin embargo luego de un par de porciones noté que ya había dado buena cuenta de las dos latitas de muestra. 

La experiencia fue un éxito rotundo. No todos los días se tiene la oportunidad de catar un producto tan exclusivo y que, generalmente, se encuentra en ocasiones muy especiales. Y ese es para mí el quid del asunto, pues ahora me toca pensar cuando habrá un motivo para celebrar. Y que sea lo más pronto posible.

El caviar Black River se puede conseguir en www.delicatess.pe
El precio de cada lata de 100 gramos es 350 dólares (Oscietra) y 300 dólares (Siberiano).
Delivery gratuito en los principales distritos de Lima.
Teléfono: 6532811

Black River Caviar
Es primera y única marca de caviar del hemisferio sur. Desde hace dos décadas se dedican a la cría de esturiones, bajo el más estricto control, para producir un caviar de calidad superior capaz de satisfacer a los más exigentes paladares de todo el mundo.

(Con información de la página web de Black River Caviar y www.planetajoy.com)

2 comentarios:

Gabriela dijo...

He probado el caviar y no me gustó. Seguro que hay gente a la que le gusta, pero no me cabe la menor duda de que hay muchos que por dárselas de finos dicen "me encanta", cuando no es así.
Gracias por la información sobre el caviar.

Jaime Urbina dijo...

Gabriela te refieres a éste caviar o al caviar en general?