domingo, 16 de agosto de 2015

Hou Wha II (De las listas y otros demonios)

Acabo de llegar a casa y sólo hay malas noticias. Djokovic perdió la final del Master de Toronto, tengo que salir nuevamente para resolver un asunto familiar y además debo escribir un post sobre un chifa que no me convenció para nada.

Hoy me levanté con ganas de sacarme un clavo y comprobar cuánto había mejorado el Hou Wha desde aquel fatídico 28 de enero de 2012 cuando se me ocurrió visitarlos con pésimos resultados. No estaba para aventuras, mi plan era probar su tallarín vegetariano y nada más. Sin embargo, con una llamada de última hora mi hermano y mi madre quisieron participar del almuerzo. A pesar de mis advertencias ("es feo, se van a arrepentir") insistieron en acompañarme. Mi familia debe quererme mucho para haberse sacrificado de esa manera.

Como llegamos temprano no hay inconveniente para encontrar mesa libre. Pido mi tallarín vegetariano y mi hermano se encarga del resto de la orden sin que yo le haga ninguna recomendación. A esperar se ha dicho pero, sorprendentemente, la comida llega en menos de diez minutos. Prepara tu optimismo blogger porque esto no es una buena señal. No hay que ser un experto en gastronomía china para intuir lo que se viene: comida recalentada o preparada a granel.

Sopa wantan "especial"
Comienzo por la sopa wantan. El caldo me recuerda al tonkotsu ramen de Naruto, con ese color característico que denota el uso de huesos y grasa de cerdo. Pero el sabor no me lo recuerda en absoluto, se asemeja más a una sopa de dieta y creo entender la razón. De nada vale preparar un caldo sabroso si los clientes tienen la manía de echarle sillao apenas llegue a la mesa. El mozo, muy optimista él, dice que esta sopa contiene todas las carnes, pero yo hubiera preferido ver un filete de pollo antes que esos trozos recocidos de carne de res y uno perdido de calamar. Prueba de fuego, saco un wantan de la sopa para comerlo solo. La pasta está toda deshecha y cuando veo el relleno descubro una masa de color rosado en la que es difícil identificar algún ingrediente. Si pague el doble para que me traigan esto no quiero imaginar como será la sopa wantan normal.

Kru-Yoc ¿En serio?
Cuando llega el Kru Yoc mi hermano pone expresión de incredulidad. Cuando lo prueba su expresión es de furia. Llamo al mozo y le muestro que esos trozos de cerdo no tienen textura crocante sino de pan mojado (sí, tan horrible como suena) Corto una porción y le enseño que es pura masa y que no hay nada de cerdo. Con mi mejor sonrisa le sugiero que indague en la cocina  si han cometido un error. Se va en silencio, regresa con la misma expresión indiferente y me informa que así es la preparación y que posiblemente no está crocante porque lo fríen en cantidad. Además según él "ya lo comunicó a la gerencia". Verdades a medias creo que ya descubrí el problema. Cuando todo se cocina en montones obvio que el resultado final será un adefesio. El plato se queda intacto y así regresa a la cocina sin ninguna reacción del personal. Si yo fuera cocinero, al menos por orgullo, me preguntaría por qué un cliente devuelve un plato sin consumirlo. ¿O acaso esperaban reciclarlo?

"Chaufa especial"
Cuando llega el arroz chaufa me siento al borde de la depresión. ¿Es en serio? ¿A eso le llaman un chaufa especial? Por el aspecto y la falta de sazón esto fue preparado al granel por un chaufero antes de abrir el local. Probablemente cuando hice el pedido se limitaron a freír la carne aparte y mezclarlo. OK, hagamos un esfuerzo y pensemos que si la vida nos pone mala cara siempre hay otra alternativa. Me acuerdo de mis épocas de universitario cuando solo almorzaba salchipapas y acudo al recurso infalible de "con ají pasa todo". Un poco de sillao y mucho ají sirven para reinventar este chaufa en algo medianamente comestible. Si bien hace tiempo no consumo chaufa con carne me queda claro que mejor hubiera sido pedir una taza de arroz blanco. Al menos me imagino que eso harán bien.

Tallarín vegetariano
Finaliza la jornada con un plato hartas veces recomendado en el blog: el tallarín vegetariano. ¡Canastos! Esto es algo que no he probado antes pero su mayor virtud a la vez se convierte en su mayor defecto. Vamos por partes, la textura es semi crocante, no llega al punto "galleta" que le encanta a mi familia y tampoco es el fideo sancochado que sirven en la mayoría de chifas. El sabor se me antoja una mezcla de salsa inglesa con tamarindo, dulce y salada al mismo tiempo y además el ajonjolí le da un agradable toque crocante. No necesito carne para ser feliz pero hay un pequeño problema, con cada bocado siento un exceso de aceite que rápidamente me embota. Suficiente para sacarme el clavo y nada más. Recomendable con un buen mate digestivo y no se les ocurra combinarlo con otra fritura.

Tal cual pasó hace varios años, Hou Wha sigue estando en deuda con esta página. Ya no se trata solo de la descuidada preparación de los platos sino de la incompetencia del personal para resolver un reclamo. No me esforzaré por entender su presencia constante en listas de "los mejores chifas" y menos por sumarme a las furibundas discusiones que se desatan al respecto en foros de gastronomía. El "vox populi, vox dei" nunca será una guía adecuada para escoger un restaurante pero me intriga saber como un sitio al que se le denomina "el mejor" no puede manejar platos tan simples. Mi hermano jura furiosamente que no volverá a pisar este restaurante y, por más irresponsable que suene, me dan ganas de hacer lo mismo.

Hou Wha queda en Carlos Tenaud 490, Miraflores.
Horario: Lunes a domingo de 12.15 a 3:30 p.m y 7:15 p.m a 11:00 p.m.
Ticket Promedio: S/.80.00 por persona.
Teléfono: 440-0442
Volvería: Ni de broma.

4 comentarios:

el blog de Shaniqua dijo...

La presentación de ese chaufa me hace recordar a los chifas de mi barrio, de esos que son "al paso"

Gabriela dijo...

Yo no volvería, así de simple, menos después de leer tus comentarios.

金城健二 dijo...

Ohhh bueno, como me dijiste en Facebook, ya leí la reseña y no me equivoqué, la foto de la sopa engaña, se ve bien el caldo pero queda en eso, el resto de los platos... Pucha, ese chaufa especial me llama la atención, sin carne? sin langostinos? sin chancho? sin pollo??? que chifa para "engaña muchachos" una pena...

Antonio Chávez dijo...

A juzgar por los lugares de Lima que recorre, no creo que se aventure al Rímac. Sin embargo hay un viejo restaurante Hoo Wa al que le perdono el mal aspecto (de barrio) y la mala atención. Pero es mi opinión, como la de que no comprendo ninguna de las recomendaciones en la web, sino que este supera a todo lo que medianamente conozco sobre chicas. Con lo que veo aquí, pues el Hoo Wa lo destroza. Sería interesante que lo visite, como aventura. Av Alcazar https://goo.gl/maps/nBBZC6geD362