jueves, 24 de septiembre de 2015

Yakitori (Perdidos en Tokyo)

En los inicios del blog nunca le presté mucha atención a la avenida Aviación. Será porque el imperativo de los restaurantes en la zona es darle prioridad a la cantidad de las porciones antes que la calidad de la propuesta. No es culpa de ellos, total su público objetivo lo exige pero...

Brochetas de langostinos y de mollejas
Es difícil recordar como llegué a Naruto Japanese Food. ¿Fue una recomendación de un seguidor? ¿O alguna publicación en Facebook?  Lo cierto es que mi visita a ese local fue el inicio de mis aventuras sanborjinas. Además imposible olvidar que gracias a ellos descubrí el abismo que existe entre un verdadero ramen y esas horrendas sopas de sobre que había consumido durante años. Claro, también me volví fan de otros platos, entre ellos el espectacular Naruto chicken y las gyoza. Pero todo no quedo allí. El siguiente golpe lo dio Four Seas International House y su carta especial con platos del norte de China. Todavía tengo presente su infernal cacerola de pescado que me hizo aceptar entre lágrimas una dura derrota. (Sí pues, los bloggers también lloran) Pero el tiro de gracia vino con Yakitori, restaurante que ya se ha ganado un lugar entre las sorpresas del año. Probablemente si algún lector apurado ve la foto piense qué de interesante hay en comer brochetas pero mejor que lea el post completo. Y ver cuánto tiempo se contiene antes de ir corriendo a visitarlos.

Yakimeshi
¿Cuál es la novedad de Yakitori? Muy sencillo, sin caer en el esquema de las odiosas barras libres de makis o ceder al manido recurso del ramen peruanizado, este local nos trae una amplia variedad de platos japoneses calientes y fríos así como el yakitori (brocheta) al estilo tradicional. Y si a eso le agregamos una cuidadosa selección de cervezas japonesas y sakes entonces tenemos un restaurador que ha hecho muy bien su trabajo.

Mi jornada se inicia con la especialidad de la casa. Es interesante ver la diferencia que existe entre el yakitori peruanizado con pollo y verduras y el estilo japonés, mucho más sencillo. Mariscos, carne, vegetales, menudencias en fritas en pequeñas porciones y ensartadas en palitos. Para el que le gusta picar de todo un poco es un parque de diversiones. No hay límites y cada uno decide hasta donde quiere llevar su creatividad. Mis favoritas hasta el momento son las de portobello y las de mollejitas. Ojo que lo pueden comer al natural o con salsa teriyaki, como para satisfacer la manía peruana de remojar todo en salsas.

Kushikatsu
Pero lo que me sacó de cuadro fue el yakimeshi que está a años luz de esos chaufas ahogados en sillao que pululan en los chifas de Lima. ¿Cuántos de ustedes pedirían un arroz frito sólo con verduras y un toque de shoyu? Si fuera vegetariano estaría en mi séptimo cielo. Pero no lo soy y aún así me siento muy satisfecho porque es el acompañamiento ideal para las brochetas. Ojo con el toque de sabor y textura que le da el ajonjolí tostado. Y lo mejor de todo el precio es bastante módico y la porción puede compartirtse.

Pero como no sólo de brochetas vive el blogger también probé otros platos de la casa. El Kushikatsu (Brochetas de cerdo al panko) es una milanesa clásica de cerdo que combina muy bien con la salsa de la casa y la ensalada de col. Las Kushiage Hotate (Conchas de abanico al panko con salsa picante) siguen el mismo estilo aunque deben trabajar mejor el empanizado porque se desprende como una cáscara al primer bocado. Otros platos con cerdo como el Buta Miso y el Buta no Kakuni ameritan una revisión porque no es posible que un corte de cerdo sea tan difícil de cortar. Vamos chicos, atentos al tiempo de cocción, no es tan complicado.

Volví durante la semana y ¡oh sorpresa! a la hora de almuerzo tienen una opción de Teishoku menú. En Japón se conoce como "teishoku" a la combinación de arroz, sopa de miso, ensalada y un plato a elección que puede ser una fritura, una carne a la parrilla, etc. Pequeño detalle, en Yakitori también agregan fruta y un vaso de mugicha (refresco de cebada sin azúcar). ¿Se llenaron sólo de leerlo? Yo también pero es una buena opción económica de comida completa. No tenía ganas de correr riesgos y me decidí por el bife de cerdo al panko con salsa al curry. Sí, otra vez fritura pero si agrego la ensalada y la fruta mi conciencia se queda tranquila. Ojo que el arroz lo sirven al estilo japonés con esa textura pegajosa y sin ningún tipo de aderezo para que sirva como un catalizador de los diversos sabores.

Vista del salón
Debiera ya cerrar el post pero no puedo dejar en el tintero un evento del que fui testigo. El día que fui a almorzar noté que en la mesa del costado estaba sentada una señora de edad con un semblante muy inquieto. Aparentemente era parte de una cita para un almuerzo grupal pero nadie había llegado. El encargado de salón se acercó, habló con ella en un tono muy cortés y le ofreció ayuda. Usando el teléfono del local se comunicó con sus parientes y se enteró que se había producido una confusión con el día de la reserva. La señora se quedó más tranquila pero igual le ofrecieron algo para consumir y también ponerla en contacto con la movilidad del restaurante sin ningún tipo de recargo. Fue una de esas pocas ocasiones en las que no se trata de calidad de servicio sino de solidaridad con el prójimo y el respeto que se merecen las personas de edad avanzada. Sólo puede hacerle llegar palabras de felicitación al personal de este restaurante porque esa actitud no suele verse en nuestra "ajetreada" vida diaria.

Me voy feliz de Yakitori. Si usara la expresión "restaurante al paso" sería bastante injusto de mi parte. Prefiero decir que es un lugar para relajarse, para ir después del trabajo a comer algo ligero, tomar una cerveza (Sapporo, obvio) con los amigos mientras se pica algo ligero. No es fácil encontrar restauradores que se arriesguen con una propuesta nueva, fiel a la esencia tradicional y sin caer en el facilismo de adaptarla al gusto peruano. Queda como tarea probar sus sakes y cervezas japonesas pero será en otro momento. Eso sí, pasará mucho tiempo hasta que deje de incluir yakimeshi en mi orden.

Yakitori queda en Av. Aviación 2854, San Borja.
Horario: Lunes a sábado de 12:00 a 23:00. Domingos 12:00 a 16:00
Ticket promedio: S/.35.00 por persona.
Teléfono: 682-3285
Volvería: Una y otra vez.
Estacionamiento: Sólo si llegan temprano. En plena avenida Aviación es complicado.

3 comentarios:

anapaula dijo...

Muy buen post, ya me provocó ir!!!

Gabriela dijo...

Qué buena reseña. Me conmovió la historia de la señora que se confundió de fecha, pero felizmente no la dejaron abandonada a su suerte.

alejandra gonzales lucana dijo...

Fui a Yakitori, después de leer tu post,realmente la comida estuvo deliciosa, la atención correcta y el ambiente agradable
¿Blogger has tenido la oportunidad de ir a Izacaya?,también queda en la av. Aviación, fui con una amiga japonesa allí,la comida estuvo rica aunque la atención pudo ser mejor.
Saludos