miércoles, 9 de marzo de 2016

Días de blogger XVIII (Acurio Corps)

Hace tiempo, mientras deambulaba por el aeropuerto, entré a la tienda de recuerdos y vi un enorme libro con el rostro de Gastón Acurio en la portada. No me pregunten de qué se trataba, sólo puedo recordar que en la parte final había una descripción, con foto incluida, de los restaurantes que él planeaba abrir en los próximos años. Por más que agudizo la memoria sólo puedo evocar las imágenes de una propuesta de pollo a la brasa con diferentes acompañamientos. Planet Chicken, te hablan.

Mucha agua ha pasado bajo el puente y algunas de sus restaurantes se han multiplicado (Madam Tusan, Papachos), otros cambiaron de dueño (Pasquale) y otros desaparecieron en poco tiempo (La Pepa) pero lo cierto es que todos han evolucionado para adaptarse a los gustos del mercado. Aprovechando los descuentos de un banco local decidí visitar cuatro restaurantes de esta marca en los primeros meses del año. Va la primera parte. 

Bachiche (Pasta wars)
Confieso que volví a Los Bachiche sólo por su mondonguito. ¿Qué? ¿Acaso no es un restaurante italiano? Paciencia.

Mondonguito a la peruviana
No entraré en detalles sobre la propuesta de Bachiche porque ya ha aparecido antes en el blog. Sigue manteniendo la tendencia de ofrecer platos de comida italiana con un toque peruano sin llegar a la fusión exagerada. Eso sí, no dejan de renovar la carta año tras año, y siempre tendrán un as bajo la manga.

Empieza mi jornada con el mondonguito a la peruviana. Es un plato muy conocido pero donde se han producido ciertos cambios que me recuerdan más a unos callos a la madrileña. Por tal motivo se me ocurre que tal sabría si ordeno pan campesino en lugar del arroz blanco de acompañamiento.  Pero vamos a lo importante, aunque se ve pequeño en la foto no es un plato para estómagos débiles. El condimento (ají panca) y la grasa de los fiambres (Chorizo español y morcilla) le dan mucho sabor pero también lo hacen una opción contuidente que tranquilamente podría estar en la sección de platos de fondo. Cumple si están con hambre. Sólo de puro novelero ordeno las piadinas, pan plano y suave hecho de harina de trigo que se presenta con diversos rellenos. Salvo la de prosciutto, arúgula y mozarrella donde destaca la calidad de los insumos el resto no llama mi atención. Suficiente para sacarme el clavo, sobre todo porque los panecillos de cortesía satisfacen mi ración diaria de harinas. A propósito, ¡que regrese el aceite de oliva!

Maltagliati con ragú de cordero
Es momento de atacar los platos de fondo. Los maltagliati ("fideos mal cortados")  son una pasta de forma irregular y satisfacen mis ansias de probar algo nuevo. Cumple la pasta con su punto al dente, cumple el ragú de cordero por la cocción prolongada que le da tanto sabor a la salsa. Nuevamente insisto en que esta porción alcanza de sobra para dos personas o para la cena de más tarde. Pruebo el pollo de leche al mattone, demasiado nombre para un filete de pollo a la parrilla. Aunque la arúgula y las papas rostizadas al aglio-olio cumplen un papel adecuado como acompañamiento. Para terminar unos bucatini a la amatriciana, como para hacer una comparación. ¿Serán tan buenos como los que probé en Eataly de Chicago? Es difícil hallar esta pasta en Lima. Quizá el comensal no se anima a salir de su zona de comodidad de spaghetti y ravioles pero los bucatini son una alternativa por su forma tan especial que permite a la pasta absorber más sabores. Está presente la grasa de la panceta y esa textura especial que le da el queso pecorino más no logro percibir el gusto del peperoncino, detalle que le hubiera dado otra dimensión al plato.

Bucatini a la amatriciana
Esta vez no hubo espacio para postre más sí para un café americano, suficiente para bajar tremenda comilona. Queda como tarea para mi siguiente visita evaluar las pizzas que, según un reconocido crítico, son las mejores de Lima. ¿Mejores que Spizza? ¡Esto es guerra!

Bachiche no es el mismo restaurante que conocí hace varios años y que tanta alharaca despertó. Es obvio que luchar contra el sempiterno gusto del comensal peruano por los tallarines verdes y la lasaña involucra todo un trabajo de a conciencia reforzado por la variedad de la carta. Desde los que quieren recordar la polenta de la abuelita hasta los que desean aventurarse por sabores italianos fusionados con recetas peruanas. Ya depende de cada uno encontrar su favorito.  

Los Bachiche queda en Av La Paz 1025, Miraflores.
Ticket promedio: S/.75.00 por persona
Volvería: Por sus pizzas. Es lo úncio que me falta probar de su carta.


Papacho's (Fast-blogger)
Soy asiduo visitante del Papacho's del Jockey Plaza. Queda cerca a mi casa, no tengo que pelearme por el estacionamiento y comparado a las ofertas de fast-food del centro comercial es casi un oasis en el desierto. Casi, he dicho.

Alitas Barrio
Visto que en cada visita la lucha por acabar solo una hamburguesa causa perdida aproveché que estaba en grupo para evaluar otras opciones de la carta, léase entradas o piqueos. Las papas bravas representan el sueño de todo amante de las frituras. Una fuente de papas fritas bañadas con tres tipos de salsas ideales para acompañar una cerveza o un trago. Personalmente no soy amigo de comer un plato que venga regado “con todas las cremas” porque las papas pierden rápido lo crocante. Además, tengo una duda ¿En qué momento los peruanos empezamos a comer papas fritas con topping de queso parmesano? Mejor me va con las alitas barrio, la sazón de ají panca juega en pared con la frescura de la chalaquita, más es la salsa de ají la que se merece unas palabras. Pruébenla y entenderán a que me refiero. 

Pye de manzana
Los chinitos, versión de spring roll de la casa, vienen relleno de carne y con un dip oriental de gusto dulcete que me deja convencido. Paso con la Salchipapacha porque en esta última versión la cantidad asume el protagonismo. Por más que venga con cinco "cremas" es más una choripapas sin mucha gracia y no puedo dejar de evocar la legendaria versión de Panchita con cinco tipos distintos de salchichas. En fin, no le hace ni sombra a mi favorita de República.

Ya he hablado antes de sus postres de chocolate (Chocomelt y Chocodosis) que están entre lo mejor que se puede encontrar en el mercado pero esta vez se me ocurrió aventurarme con el pye de manzana horneado al momento (demora 20 minutos en llegar a la mesa). Ustedes saben de mi fruición de los productos hecho al momento pero este no me convence ya que el relleno es tan empalagoso que ni con un café americano lo pude terminar. Lo mismo va para esos sundaes en tamaño familiar. Si les gusta el dulce en extemo están servidos, sino de frente a los postres con chocolate. Después no digan que no les advertí. 

Papacho's queda en CC Jockey Plaza s/n
Ticket promedio: S/.50.00 por persona
Volvería: Sólo por las hamburguesas. Y también por la Pollada & Co.


Panchita (Retroceder nunca, rendirse… lo pensaré)
Hace algunos meses circuló un meme donde le echaban la culpa a Gastón Acurio por servir porciones diminutas en sus restaurantes. Es obvio que el ingenuo autor del meme nunca ha ido a Panchita. 

Piqueo Doña Pancha
Si existe una propuesta de comida criolla que no me decepciona es la de Panchita. No la he visitado tantas veces como hubiera querido por una sencilla razón: es imposible acabar solo cualquiera de sus platos. Así sea un plato de fondo o un piqueo las porciones son más que generosas y la cuenta final termina siendo un número simbólico si uno la divide entre varios asistentes.

Anticuchada bailable
Comienza la jornada con el piqueo Doña Pancha. Siete platos criollos bien preparados en porciones para degustar. Probablemente alguien me diga: "¿Blogger que tiene de especial el choclo a la huancaína? ¿O la ocopa?" Pues nada, simple y llanamente es un piqueo bien armado. Si tuviera un visita del extranjero no dudaría en pedirlo porque es una excelente carta de presentación a la comida criolla: variada y servida como en casa. El único punto débil es el chicharrón donde la textura de la carne estaba algo seca. Nada que no se pueda solucionar con un poco de zarza de cebolla.

Sigo con la Anticuchada bailable "para toda la familia" Sí, seguro ¿qué tan grande podría ser? Claro, hasta que veo al mozo trayendo un parante especial para colocar tremenda bandeja. Creo que la foto habla por sí sola pues cinco variedades de anticuchos más morcilla y chorizo conforman un plato sólo para valientes. Lo mejor de todo que a pesar de ser distintos cortes todos llega en el punto perfecto de cocción y la sazón equilibrada no le quita el gusto que le da el paso por la brasa. El anticucho de res es el protagonista sin duda pero saludo la inclusión del hígado de pollo, un gusto adquirido que no muchos restaurantes pueden enfrentar.Igual para los de trozos de pollo porque llegaron jugosos, en su punto. Ojo que la morcilla es cremosa, receta tradicional de la casa, por más que la pidan bien cocida no se las van a dar.

Panchita pasa la prueba de la comida peruana servida como si estuvieran en casa. Porciones generosas para compartir en familia o con amigos. Me alegra ver que se apegan a lo tradicional sin entrar en fusiones estrambóticas con quinua o alpaca como hacen otros restaurantes turísticos. Y antes que me olvide no dejen de probar su chicha morada que es realmente adictiva.

Panchita queda en calle 2 de mayo 298, Miraflores.
Ticket promedio: S/.80.00 por persona
Volvería: Siempre en domingo y con toda la familia.

2 comentarios:

Gabriela dijo...

De todos, solamente he probado Panchita. De los demás, me hace salir corriendo la cantidad de gente que veo afuera siempre esperando entrar. Y almorzar a las 10 a. m. solamente para decir que almorcé en tal o cual lugar, pues, no va conmigo. A ver si algún día tengo suerte.

Carlos Garcia dijo...

He ido varias veces al Papacho's de Salaverry y no me decepciona. Sin embargo unos amigos fueron al del Jockey y pidieron los mismos platos (Chaufa Charapa y alguna hamburguesa) y se decepcionaron enormemente. Incluso fueron en 2 ocasiones y nada. Vere como me va con las alitas, no soy fan de la hamburguesa pero de los sánguches mi favorito es el Asaltado.
¿Sabes si se puede reservar mesa en Panchita?