domingo, 22 de agosto de 2010

La Vista (Almuerzo cinco estrellas)

Luego de haber comprobado las bondades del desayuno buffet de La Vista, me entró la curiosidad y una voz interior me pregunto: ¿Y si también probáramos el almuerzo buffet? Digo, estando en un hotel cinco estrellas, tenía que evaluar como presentaban lo mejor de nuestra comida a los turistas. Aún puedo evocar la buena experiencia que tuve en el José Antonio y me sobraban las ganas de repetirla. El buffet criollo de La Vista tiene cinco estaciones: ceviches y tiraditos, entradas frías, guisos, saltados, anticuchos y postres.

Con el clima helado que ha invadido Lima no tenía muchas ganas de probar las entradas frías así que pasé de frente a la estación de guisos calientes. Pueden encontrar carapulcra, ají de gallina, seco de carne, frijoles entre otros platos clásicos de la cocina criolla. Para mi gusto lo que más destacó fue el seco de res. La carne estaba tan blanda que no necesitaban cuchillo para cortarla y la salsa tenía esa textura que sólo se logra tras una larga cocción. También tienen una regular estación de anticuchos que disfrutarán más si lo piden a la mesa, para que se los traigan recien hechos.

Para evaluar la capacidad de la estación de saltados pedí un saltado mar y tierra (lomo y langostinos). Felizmente el cocinero no era de esos exquisitos que no aceptan sugerencias, sino de los que preparan el plato de acuerdo a las exigencias del cliente. Me gustó la sazón moderada del plato y que pudo conseguir la textura ideal del lomo y los langostinos. Sólo tengo una observación, algunos cocineros acostumbran a echarle una nuez de mantequilla al plato para que le de brillo pero a este se le paso la mano. No lo pierdan de vista.

La parte final de la aventura gastronómica cinco estrellas tenía que estar dedicada a los postres. Están allí el arroz con leche y el suspiro pero también pueden encontrar la ubicua fuente de cobertura de chocolate y una estación de panqueques preparados al momento. Les dejo dos datos. Pidan las crepes suzette flambeadas con Grand Marnier porque es un postre de lujo que no se come todos los días. Y no dejen de probar las mini tres leches. Este postre, en versión "mini" no es empalaga y lo pueden combinar con el postre de su elección. Yo lo combiné con torta de chocolate y me supo a gloria.

En resumen fue una buena experiencia la que tuve en La Vista, de principio a fin. La calidad en en la comida fue más que aceptable. Además hay gran variedad de platos para satisfacer a todos los gustos. Y por supuesto, el servicio es excelente. Los mozos están pendientes de cambiar los servicios y cualquier pedido especial. En La Vista ustedes serán tratados como clientes cinco estrellas. Muy recomendable.

El buffet criollo marino tiene un costo de S/.69.00 por persona y está disponible de lunes a sábado de 12:00 a.m. a 4:00 p.m. Los domingos el buffet es de comida internacional y tiene un costo de S/.85.00 por persona. No se olviden de hacer su reserva.

J.W. Marriot Hotel queda en Malecón de la Reserva 615, Miraflores.
Teléfono 217-7000

6 comentarios:

Maestro_RoShi dijo...

Acá es donde probaste el mejor postre de toda tu vida?

Renzo dijo...

Estimado Maestro Roshi

No. El mejor postre lo probé en otro hotel. Ya estoy preparando el post.

Saludos

katiadocumet dijo...

Bastante razonable el precio teniendo en cuenta el lugar, atención y la calidad. Acá en un lugar así, directamente tienes que dejar un sueldo...en serio.
A ver Renzo, digamos que estuvo todo impecable pero ningún Guauuuuu?
Saludos!

Renzo dijo...

Estimada Katia

Es un poco difícil que haya algún plato de la comida criolla que logre impresionarme.

Los platos cumplían pero nada fuera de lo común.

Más destacaron el servicio y el ambiente de primera.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Espero tener la oportunidad de ir!!. El del desayuno me parecio suficiente, pero el del almuerzo espectacular. Debo darme un espacio e ir. Muy bueno tu blog Renzo, ya me dio hambre jajajaja.

Besos

Ll

Gabriela dijo...

Casi se me pasa este post. Lo confundí con el del desayuno y crei que era el mismo.
Yo no cambiaba los buffets de Mangos, pero después de leer tus recomendaciones podría darme una vuelta.
¿Alguna vez escribirás de lonches buffet? Mi duda es que casi siempre veo tremendos grupos de buliiciosas mujeres. Casi nunca hombres.