lunes, 9 de agosto de 2010

O-Mei (El otro chifa)

Siempre he dicho que situaciones radicales ameritan soluciones radicales. Aplicando este criterio al tema gastronómico puedo afirmar que situaciones especiales requieren restaurantes especiales. Para celebrar el anuncio de una buena noticia escogí un restaurante que hace mucho tiempo me guiñaba el ojo para que vaya a visitarlo. Un restaurante (decir chifa es una herejía) con una oferta de comida oriental muy diferente a la que estamos acostumbrados. La carta es tan amplia que este post quedará demasiado corto para reseñar todo lo que pueden encontrar.
Mi idea inicial era probar su, muchas veces recomendado, pato pekinés preparado a dos tiempos. Sin embargo pensé que llegar a un restaurante tan caro y probar un plato hubiera ido en contra de la filosofía de este blog. Por eso elegí el menú degustación que incluía entrada, dos platos principales y un acompañamiento. Con cuatro alternativas era difícil equivocarse. El primer plato fueron unos langostinos de oro, langostinos empanizados servidos con una salsa dulce. Yo que no estoy acostumbrado a comer mariscos devoré este plato en un santiamén. La combinación del sabor dulce y salado, el punto perfecto de cocción y el crocante que tiene encima lo convierten en una entrada de oro.
Los platos principales fueron un pato crocante al estilo Sichuán y un chancho con tamarindo. No soy muy aficionado a la carne de pato pero lo que me sirvieron estuvo muy bueno. Eran trozos de pura carne asada de pato muy crocante y con una sazón bastante ligera. Como para disfrutar del verdadero sabor de la carne de pato sin aderezos. En cuanto al cerdo después del kru-yoc (carne de cerdo crocante en salsa de tamarindo) que probé en el Titi la valla quedó muy alta y lo que me sirvieron acá no le llegaba ni a los talones. Un plato muy regular y con poco o nada que destacar.

De acompañamiento me
sirvieron una de las especialidades de la casa: el arroz chaufa O-Mei, preparado sólo con clara de huevo y sin utilizar sillao. Acostumbrado a los arroces de chifa, con variedad de carnes y muy sazonados, se me hace complejo escribir una reseña objetiva. Quise ser fiel a la esencia de este plato y no ordené sillao adicional pero no le sentí mucho sabor o algo especial que me motive a recomendarlo. Pídanlo sólo si tienen ganas de quitarse el clavo.
Luego de tan opíparo almuerzo me sentía satisfecho pero no iba a perder la oportunidad de probar un postre oriental y me decidí por sus bananas doradas. Son trozos de plátano cubiertos con una masa dulce para luego ser fritos y bañados en caramelo. Es un postre muy agradable que les puede hacer evocar a los picarones porque tiene una textura crocante por fuera y suave por dentro. Compártanlo porque son tan buenos que cuando menos se da cuenta se acabó la porción.

En resumen fue una velada muy satisfactoria la que pasé en el O-Mei. Tienen un servicio muy atento y está garantizada la buena calidad de los platos. Los precios son ligeramente elevados pero justifican la gran variedad de la carta y el ambiente formal.
O-Mei es el lugar ideal para conocer otra faceta de la comida oriental.

O-Mei queda en Javier Prado Este 5902, La Molina.
Teléfono 437-0188
www.omeiperu.com

12 comentarios:

Gabriela dijo...

Todo se ve muy rico, y seguramente el sabor (y el olor) es mucho mejor de lo que las fotos reflejan.

katiadocumet dijo...

Sobre todo para nosotros los peruanos que tenemos el clásico chifa tan dentro, encontrarnos con cosas distintas como ese arroz chaufa puede ser chocante.
Ya me provocaron unos wantanes :(
Saludos!
Katia

jca dijo...

Buena pincelada

Anónimo dijo...

Renzo

Se ve espectacular!!! todo esto hmm que ricooo.
El pato crocante hmmm.
Y el arroz chaufa, que paso? hmm alguna vez escuche que era buenisimo pero si no tiene nada interesante hmmm. Sabes? creo que me quedo con el TITI jajaja.
Bueno ya tendre la oportunidad de ir al OMEI y darte mi opinión.

Besos

Ll

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

El aroma de esos langostinos de oro si que me sacó de cuadro. Estuvieron buenísimos.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Katia

Dudo mucho que la auténtica comida china incluya el "combinado" pero dudo aún más que a un peruano no le guste ese plato.

¿Sabías que La Bistecca (de Lima, obvio) ahora tiene una estación de bocaditos chinos?

Saludos

Renzo dijo...

Estimado JCA

Gracias por tu apreciación

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Ll

Es difícil comparar al O-Mei con el Titi. Sobre todo después de haber probado el extraordinario Kru-Yoc que sirven.

O-Mei es para los aventureros que buscan sabores nuevos.

Saludos

pepe dijo...

Ya que te gusta el chancho agridulce, prueba el cruyoc del Chifa Mi Amigo que esta al costado del grifo primax de la Av. Del Ejercito esquina con Salaverry, el cual ha merecido más de un programa del gurú Gastón. Yo he probado este plato hasta en el Royal pero creo que aun así no lo supera. Saludos

Renzo dijo...

Estimado Pepe

Conozco de vista el Chifa Mi Amigo. Suena a blasfemia pero tengo más fe en las opiniones de los comentaristas que en las reseñas de Gastón Acurio.

Creo que me daré una escapada la próxima semana por ese chifa.

Saludos

Anónimo dijo...

noooooooooooooo!!!!!! el arroz es lo maximo, es super sabroso, todo es muy rico, con ingredientes de primera pero el arrozzzzzzzzzzzzzz es fantastico, no entiendo que paso.

EDITH DJ dijo...

los langostinos de oro si que estuvieron deliciosos.