lunes, 18 de octubre de 2010

Swissôtel I: Le Café

Finalizada la ruta empresarial de San Isidro consideré que era momento de emprender otros rumbos, sin embargo seguiré escribiendo sobre este distrito todavía a lo largo de cinco posts. El motivo es muy simple. Hace mucho que frecuento el Gourmet Deli, la pastelería del Swissôtel, y siempre tuve la curiosidad de conocer sus otros restaurantes. Alguna vez también tomé un pisco sour en el Lobby Bar, el bar del Swissôtel, y pude disfrutar del ambiente exquisito y elegante que ofrece este hotel cinco estrellas. Por eso no dudé en escogerlo para celebrar un par de ocasiones especiales y, al mismo tiempo, ponerlo en la mira para escribir la reseña respectiva en el blog.

Decidí empezar la ruta por lo más simple: Un desayuno en Le Café. Desde que probé el desayuno buffet del hotel Sol de Oro me dí cuenta que existía todo un mundo nuevo por descubrir en este rubro. Le Café tiene seis estaciones: Jugos, frutas frescas, embutidos y quesos, desayuno internacional, desayuno peruano y panecillos. En la estación de jugos les recomiendo que comiencen probando un "shot" de Birchemuesli, una receta desconocida, al menos para mí, del doctor Bircher Benner (el mismo de la comida vegetariana) compuesta de avena, frutas secas, miel y leche. De la estación de frutas no hay mucho que decir salvo que hay una gran variedad y su frescura es insuperable. La estación de embutidos y quesos también me pareció cumplidora, ofrecían lo suficiente. Pasé a la estación de bocadillos calientes donde disfruté de opciones muy buenas. Me quedo con los frijoles rancheros servidos con salchicha picante. Acepto que no es un desayuno muy saludable pero me supo a gloria. Punto a favor también para sus huevos benedictinos servidos con una deliciosa salsa de tomate. Tampoco pierdan de vista los huevos revueltos preparados con una textura jugosa, acompañados de un par de lonchas de tocino. Si los sirven sobre panecillos sentirán que no existe un desayuno mejor.

El punto débil de este buffet es la estación peruana. A pesar de estar bien presentada palidece si la comparo con la variedad que ofrece el J.W.Marriot. El caldo de gallina tenía muy buen sabor y textura, pero se les había pasado el punto de la sal, por lo que no pasé de un par de cucharadas. Los tamalitos y humitas eran de muy buena calidad pero estaban envueltos en mini pancas lo que dificultaba su consumo. Sin embargo los mozos son muy atentos y tienen unas tijeritas con las que cortan la tirita que los mantiene cerrados. El chicharrón de cerdo tampoco era nada extraordinario y tenía el agravante que no estaba caliente. En cuanto a desayunos buffet de hotel considero que hay para todos los gustos. Por el momento el J.W.Marriot ha puesto la valla en un lugar muy alto y tengo que aceptar que el Swissôtel no lo supera. Creo que le falta variedad y darle más presencia a la estación peruana para ser un competidor de cuidado. Igual creo que todo está compensado por el ambiente elegante y la excelente atención.

El desayuno buffet está disponible de lunes a domingo de 6:00 a.m a 10 a.m.
Ticket promedio: El costo es de S/.65.00 por persona.

Swissôtel queda en Vía Central 150, San Isidro.
Teléfono 421-4400

8 comentarios:

Un Mortal Mas En Este Mundo dijo...

Master! Muy interesante, Pero creo que tambien nos interesaría saber el Precioso ;) Ud Sabe, a todos nos gusta engordar, pero sin dejar muy flaca a la billetera jajaja...

Salud!

Renzo dijo...

Estimado Mortal

Gracias por la observación.
Ya incluí los datos en el post.

Saludos

katiadocumet dijo...

No te privaste de nada Renzo!! Uno valora la variedad y frescura de las frutas que tenemos, todo un lujo! Además, por ese precio, acá no consigues nada medianamente parecido...que rico se come en Lima!!!
Provecho!

Renzo dijo...

Estimada Katia

Cuando me contaste que en Argentina no se podía conseguir una monse papaya me dejaste sin palabras...

Uno no valora lo que no extraña, esa es la única verdad.

¡Saludos!

Gabriela dijo...

Mi única opción de desayuno buffet es Mangos, pero en la variedad está el gusto. El precio no es barato, pero tampoco es carísimo (como me imaginé que sería).
Me causó gracia el comentario del Mortal.

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Me voy acercando al Mangos. La otra vez rondé la zona pero terminé en un sitio que no logró superar al omnipotente buffet del J.W.Marriot.

¡Pronto la reseña!

Saludos

Anónimo dijo...

exacto, el sinsabor de tu blog es no tener idea de los precios ya que no los mencionas y esto es super importante para visitar un restaurant ya sea para un fin de semana cualquiera o en alguna fecha especial. no crees?

Renzo dijo...

Estimado Anónimo

El tema de los precios podría ser considerado una falencia del blog pero no quiero calificar a los restaurantes en económico, promedio, prohibitivo.

Quizá en un futuro encuentre una manera más adecuada para la calificación.

Saludos