jueves, 17 de noviembre de 2011

Receta: Adobo de cerdo casero

Cuando era niño recuerdo que Maggi lanzó al mercado comida criolla instantánea en sobre. Puedo mencionar un ají de gallina tan picante que debieron modificar la preparación y relanzarlo con un sticker que decía "ahora con menos ají". Luego había una carapulcra con demasiada pimienta pero que era mi favorita porque ya de niño disfrutaba las comidas muy sazonadas. Finalmente estaba una salsa de color marrón que según el rótulo del sobre era la mezcla para preparar "adobo". Creo que no pasaron más de seis meses hasta que desaparecieron sin pena ni gloria del mercado.

Veinte años después cuando estuve en Arequipa, para ser exactos en la plaza de Cayma, probé el verdadero adobo de cerdo servido en plato hondo, con bastante caldo en el que se podía remojar el pan de tres puntas. Fue una experiencia sublime que me motivó a aprender más acerca de este plato. Traté de interrogar a la cocinera pero no quiso soltar prenda respecto a los ingredientes que usaba. De todos modos quiero rendirle homenaje a este plato publicando mi receta de adobo versión casera. Es cierto, jamás se igualará al de Arequipa, pero al menos les servirá de base para desarrollar su propia versión. Y si tienen algún secreto me lo cuentan.

Ingredientes
500 gramos de costillar o lomo de cerdo.
2 cucharadas de ají panca molido.
2 tazas de chicha de jora.
1 cebolla (Mitad picada, mitad cortada a la pluma)
1 cucharada de ajos molidos.
Comino y orégano al gusto.
6 bolitas de pimienta de chapa.

Preparación
-Cortar el cerdo en trozos y dejar macerar con la chicha de jora, ajos, orégano y comino por 12 horas.
-Escurrir las presas y freírlas hasta que estén doradas.
-Retirar del fuego las presas y reservar.
-Freír bien la cebolla con el ají panca.
-Incorporar la chicha de jora, la pimienta de chapa y los trozos de cerdo.
-Cocinar a fuego lento por 35 minutos hasta que la carne de cerdo esté blanda.
-Echar la cebolla picada a la pluma y cocinar por 10 minutos más.

Sugerencias
-Si el sabor de la chicha resulta muy ácido pueden echar un toque de azúcar.
-Servir con camote sancochado y arroz.
-Pregunten a la abuelita cuál es el secreto. Es en serio, cada familia tiene su propia receta con ciertas variaciones que la hacen más especial.

7 comentarios:

Gabriela dijo...

A mí no me gusta NADA el ají. Nunca entenderé por qué esas comidas preparadas lo incluyen. Le tengo terror a la frase "no pica nada", porque quiere decir que pica pero no alcanza a las expectativas del comensal. O sea, pica. ¿Tan difícil es ponerlo en un sobrecito aparte para que lo ponga el que quiera comérselo?
No recuerdo ese adobo instantáneo. Tal como dices, pasó sin pena ni gloria. Habrá que ir a Cayma a darse el gusto.

katiadocumet dijo...

Prometo hacer tu receta el día que consiga la chicha de jora !!!! y no caiga en la tentación de tomármela jaja ....aunque imposible lograr ese simple pero exquisito acompañamiento. Camote como el nuestro no hay!!

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Déjame decirte que haces bien. Por ahí que el estómago se resiente cuando uno consume platos muy condimentados.

Mejor que no lo recuerdes porque no valía la pena. Ja ja ja XD

¡Saludos!

Renzo dijo...

Estimada Katia

El camote es clave en esta versión de adobo. El dulce corta el aderezo algo recargado de la salsa del adobo. Si son camotes asoleados el resultado es bárbaro.

Saludos

Cyrano dijo...

Bueno amigo gracias por la receta.Al toque me voy comprar los ingredientes para papear rico-
Cordial abrazo

Patrisha dijo...

Hola Renzo
Hago un paréntesis con este comentario, ya que me quedé tan enganchada que me fui hacia atrás en tus posts y descubrí que tu cumpleaños fue ayer! Te deseo todo lo mejor, y apuesto a que lo disfrutaste como es debido.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada Patrisha

Muchas gracias por el saludo.

Este fin de semana fue una locura y ya estoy preparando los post para contarles acerca de los lugares visitados. Sólo puede adelantar que hay un restaurante de hotel que se lleva el número a lo mejor del año.

¡Saludos!