sábado, 30 de junio de 2012

El Grifo V: El post final.

Increíble. No pensé que este post despertaría tantas pasiones entre los seguidores de El Grifo. Lo siento mucho pero este restaurante no es la fonda de la esquina. Con tanta experiencia acumulada de años su margen de error es mínimo y me parece un desastre que sirvan estos platos tan mal preparados o usando ingredientes de baja calidad.

Hace muchos años cuando trabajaba en un sitio muy lejano, cuyo nombre ya olvidé, la hora de almuerzo era una pesadilla para mí. El credo del concesionario estaba más enfocado en la cantidad que en la calidad y ya estaba harto de consumir extras todos los días. Hasta que un día alguien me habló de El Grifo. Haciendo un esfuerzo para estirar mis magros ingresos visité su local y descubrí que era un oasis en el desierto. Sin embargo los años pasaron, yo cambié de trabajo y El Grifo también cambió. Para bien, no lo creo. Al menos después de la última experiencia que tuve con una administradora malcriada en el local original ganas de volver no me quedaban. Sin embargo aprovechando que estaba en el Jockey Plaza, y por todo lo bueno que tuvo en sus inicios, les dí el beneficio de la duda visitando su nuevo local.

Langostinos al panko
El almuerzo empezó con unos langostinos crocantes al panko acompañados de salsa de maracuyá, rocoto y limón oriental. Una de las entradas más comunes y que está presente en la carta de cualquier restaurante. No se en qué habrá estado pensando el cocinero pero se olvidó de la sal, la pimienta, el ajinomoto o lo que sea. Son los langostinos más desabridos que he probado en el año y por la textura que tenían ovio que usaron el insumo congelado. La salsa de maracuyá estuvo incomible, muy ácída. Se lo mencioné al mozo (¿o habrá sido el corredor?) pero se hizo el desentendido. Hubiera preferido de acompañamiento esos sobrecitos de mayonesa Alacena. Prescindible.

Corvina a la mantequilla
El primer plato de fondo fue la corvina a la mantequilla, corvina a la plancha sobre dos rodajas de papa dorada, cubierta de mantequilla dorada, un toque de limón y alcaparras. Imagínense un filete de pescado sumergido en mantequilla, algo así como una corvina a la meniere. Diría que fue lo más rescatable del almuerzo por el adecuado punto de cocción del pescado, crocante por fuera jugoso por dentro. De acuerdo al gusto de cada uno, yo les sugeriría que pidan limón adicional para cortar el salado de la mantequilla. El acompañamiento era un pocillo de arroz en el que encontré algunos grumos. En pleno siglo XXI y con olla arrocera, ¿y no saben preparar arroz graneado?

Fettuchini al pesto con bistec apanado
El segundo plato fue fettuchini al pesto con bistec apanado. El pesto preparado con espinaca y queso venía con pecanas picadas no molidas. Hubiera sido un detalle especial pues la pecana tiene un sabor y grasa especiales en esa prssentación. Sin embargo la textura de la salsa era muy espesa, casi un cucharón engrudo. Además tengo la impresión que la pasta no fue cocida al momento, porque cuando quise extenderla un poco estaba como apelmazada. Resultado, no pasé de la mitad del plato. Del apanado no hay mucho que decir, hizo acto de presencia en el plato y nada más. Un plato de concesionario.

Brownie con helado
El postre llegó en forma de un brownie con helado. Primer defecto, la presencia del helado D'onofrio, esa insufrible mezcla de manteca, azúcar y colorantes que no deberían utilizar en un restaurante como El Grifo. Me imagino que los costos deben ser ahora su mayor preocupación y para qué utilizar helado artesanal. Total, ningún cliente se queja, ¿no? Segundo, el brownie no tenía la textura amelcochada de rigor, parecía un quequito de chocolate común y corriente. Si lo comparo a los legendarios panqueques de viernes que servían en el local de la avenida Colonial me pondría a llorar.

Creo que ya no queda mucho por contar de El Grifo. Para alguien como yo, que salia de vacaciones exclusivamente para ir a almorzar a este restaurante, existe un abismo de diferencia entre el original de la avenida Colonial y el que se ubica ahora en el Jockey Plaza. Como dijo una amiga "parece un restaurante al paso". Y es que debe haber una línea finísima entre dedicarse a la cocina por pasión y hacerlo por negocio.  Porque si realmente gastaron US$ 400,000 para abrir un local donde se sirven estos platos, yo diría que les sobra la plata.  A mí no, y por eso llega el momento de decir ¡Adiós Grifo!.

El Grifo queda en el nuevo boulevard del Jockey Plaza.
Ticket promedio: S/.50.00 por persona.
Volvería: No. Para quien conoció el original, el de ahora está para llorar.

37 comentarios:

Cyrano dijo...

Conclusion a ese grifo ni Gasolina!!!!

VICTOR dijo...

Que pena... Había escuchado tan buenos comentarios de este restaurante y me parecia buena idea que abrieran un local en un lugar más céntrico, y sobre todo esa chica Jana Escudero que se ve tan simpática y preocupada por el buen servicio. Creo que me inclinaré por otras opciones...

mividaenundulce dijo...

Nunca fuí al Grifo original, comprenderás que me quedaba al otro lado del mundo y tan sólo con llegar ya se me acababa mi hora de almuerzo. Cuando me enteré que estaban en Jockey entonces me emocioné, pensé que por fin podía ir a ese restaurante que tanto había escuchado. No he ido aún porque me dicen que anda full. Después de leer este post, muchas ganas no me quedan. Si el langostino o tenía sabor, seguramente es el congelado; cuando vi la foto del pesto, pensé que dentro había una papa, sin duda los fideos no estab recién cocidos. En cuanto al brownie, bueno, hay dos tipos, los amelcochados y los migosos (como keke), le podemos dar el beneficio de la duda, pero ya pues, el helado? no es el restaurante de menú de 10 soles...!!!

Renzo dijo...

Estimado Cyrano

Te pasaste, que ingenioso tu comentario. Ja ja ja XD

¡Saludos!

Renzo dijo...

Estimado Victor

Para alguien como yo que conoció El Grifo en sus orígenes, este local más parece un remedo que una sucursal.

Este Grifo ya se quedó sin gasolina.

Saludos

Renzo dijo...

Estimada MVD

Pues te comentó que en sus inicios era EL restaurante. Todos los viernes servían unos panqueques extraordinarios, el servicio estaba a cargos de unas dependientes muy atentas (todas mujeres) y Jana Escudero estaba en caja.

Comprenderás mi desilusión con el de ahora y por qué considero sus errores tan graves. No es un restaurante de improvisados pero bueno todo cambia y a veces no necesariamente para bien.

Saludos

Gabriela dijo...

¿No habrá habido un cambio de dueño en el camino?

Luis Felipe dijo...

Primera vez por tu blog, así que en primer lugar, felicitaciones. Se nota que tus opiniones tienen conocimiento de causa y son bastante objetivas. Y veo que no soy el único que pide entrada, dos platos de fondo y postre!
En fin, he leído casi todas tus entradas y sólo hay una cosa en la que discordamos: carne término 3/4... años atrás lo cambié por el término 1/2 y ya no regreso.
Con respecto al Grifo, la última visita hace tres meses aprox. a su local original fue decepcionante. Sus famosos fetuchinis a la huancaína con lomo estuvieron bastante desabridos, y el cheese cake de toblerone estuvo hiper empalagoso. Por eso, ya no vuelvo a ir por allá.
Que sigan lo éxitos!

Saludos,

Luis Felipe.

P.D. Veo que te falta ir por el Pun Kay... antes de ir ten en cuenta que Fausto Lee es bastante especial, así que paciencia con él y su trato un tanto brusco. Mis recomendaciones: Chancho con Nabo, a diferencia de otros chifas no es el típico pedacito rectangular de lomo de cerdo seco. Es muy bueno. Si logras convencerlo -cosa que dudo- (llamando con anticipación) que te prepare una sopa wan tan, vas a probar algo muy rico. Su pejesapo al vapor vale la pena también. Olvídate de pedir chaufa, chijaukay, sillao o cosas por el estilo que se ofende. El considera su local un restaurant chino y no un chifa. Por eso su arroz no es un protagonista en la mesa, es un parco acompañante.

Renzo dijo...

Estimada Gabriela

Cambio de distrito, cambio de dueño, cambio de hábito...

¡¡¡Cambio de restaurante!!!
Ja ja ja XD

Saludos

Renzo dijo...

Estimado Luis Felipe

Gracias por tus comentarios.

Puedo escribir una crítica con harta pimienta porque El Grifo tiene un aura de restaurante consagrado que no va con esos platos. Además lo conozco desde sus inicios y el de ahora parece franquicia de mala muerte.

Sí, tengo una deuda con el Pun Kay hace muchos años. Pero el tiempo es mi peor enemigo.

En cuanto a la carne creo que es cuestión de gustos. Con el tiempo yo he pasado de bien cocido al tres cuartos.

¡Saludos!

Rocío CM dijo...

Anoche fue mi primera vez. Inolvidable.... Mis expectativas estaban muy altas, quizá fue eso, pero la decepción fue monumental. Mi primera vez en El Grifo. Y fue en Jockey.
De entrada unas Minicausas. Sin sabor, añoraba enormemente el sabor característico del riquísimo limón peruano en la masa. No tenía sal ni sabía a nada prácticamente. Me dolió tener que bañar con salsa de ají todas las causas para poder comerlas. Casi S/30 ese plato, no merece el precio.
De fondo pedí los aplaudidos fetuchini a la huancaína con lomo... Para qué lo pedí!!... Un mazacote de pasta que cortaba con cuchillo. La carne estaba buena pero eran cuatro trocitos muy pequeños a mi parecer. La salsa nada resaltable, demasiado suave....
De postre Cheescake de toblerone, eso me encantó, ya lo había probado en Mistura y es mi vicio.
El local estaba bonito pero las mesas no me gustaron, me recordaba más a la terraza de una heladería, de hecho mi collar se enganchó entre las tablitas de la mesa y se rompió... En fín, como se dice en mi país "Una y no más Santo Tomás"

Renzo dijo...

Estimada Rocío

¿200,000 dólares, no?
¿Plato estrella de Mistura, no?
¿Jana Escudero tiene un programa de TV, no?

Toma fama y...

Está claro que no queda nada del Grifo original.

Cecilia Sifuentes dijo...

No te das cuenta que casi todos tus comentarios son negativos? si eres un maestro del sabor, porqué no pones tu propio restaurante? Particularmente, a mi sí me gusta la comida de El Grifo y en cambio la comida de La Red me parece fatal, no sé cómo puedes recomendar sus tallarines al pesto con bisteck!

Renzo dijo...

Estimada Cecilia

El Grifo no es la fonda de la esquina. Es un restaurante con harta experiencia. Yo lo conozco desde que antes que hicieran la ampliación en el local de Colonial.

No soy un maestro del sabor pero si alguien que ha comido lo suficiente para poder identificar cuando un plato está mal preparado.

En todo caso eres libre de visitar otros blogs donde todo es delicioso, perfecto y maravilloso. Tal vez cuando te lleves un chasco te acuerdes de esos blogs.

Saludos

PS: Y en cuanto a La Red citó a Gastón Acurio: "Todos tenemos un mundo propio y subjetivo de sonidos y sabores"

Cecilia Sifuentes dijo...

Renzo,
Pues en base a lo dicho por Gastón Acurio, todos tenemos derecho a tener nuestras propias opiniones sobre sabores. Prefiero tener mis propias experiencias y opiniones y en base a eso, llegar a mis propias conclusiones, no guiarme por las opiniones de otras personas que se dicen conocedoras. Yo también he viajado mucho y me encanta comer bien pero como dice Gastón, "Todos tenemos un mundo propio y subjetivo de sonidos y sabores". Creo que deberías tener un poco de humildad en tus comentarios y dejar que cada uno forme su propia opinión y evitar comentarios insultantes como "Este Grifo se quedó sin gasolina". No eres el dueño de la verdad. Que tengas un buen día.

gregorio crespo dijo...

No entiendo si hasta gaston habla bien del Grifo por que este señor se expresa tan mal de este restaurante. Estaba leyendo los comentarios y de verdad que creo que tu paladar culinario esta a un nivel bastante pobre. para comentar de gastronomia hay que saber deleitar la comida y creo que esa no es su virtud. lastima por usted.

alisson garay dijo...

Si no eres un maestro del sabor estonces eres UN SIMPLE COMELON !!! JAJAJA....Para eso que el gordo Casareto tambien habra su blog

Renzo dijo...

Cecilia

Esa frase la escribió un comentarista en tono jocoso y me pareció apropiado citarlo.

Si ves la frase de Gastón, el dice "sabores" no se refiere a que algo esté mal preparado. No necesitas ser Ferrán Adria para darte cuenta que una salsa está muy ácida o que una pasta es un mazacote.

Saludos

Renzo dijo...

Estimado Gregorio

Insisto en lo mismo que le dije a Cecilia. Puedo comer en cualquier sitio y disfrutar la comida si está bien preparada.

Si tu crees que se puede deleitar una pasta toda pegoteada o un langostino que no tiene sal ni sabor entonces tenemos distintas perspectivas de lo que es una buena comida.

Renzo dijo...

Estimado Felipe

Sería bueno que menciones cuáles son para tí los mejores tallarines al pesto.

Tu aporte sería muy valioso para el blog.

Renzo dijo...

Estimada Alisson

Ojalá que lo haga.

La competencia nos ayuda a mejorar.

=)

Sr. Arturo Orlandini dijo...

Señor Renzo, Despues de leer varios comentarios de distintas personas en su blogg creo que usted esta muy lejos de ser un buen critico gastronomico. se lo digo con la altura que a usted le falta en sus comentarios. Se que ahora me respondera con algun comentario agresivo pero de verdad que le digo que mejor cierre su blogg porque yo entre por los comentarios burlones de amistades que hacian de usted.

Renzo dijo...

Estimado Arturo

No entiendo porque dices que respondo en forma agresiva. Si revisas el blog desde sus inicios el tono se ha moderado para brindar información más objetiva y relevante para los lectores.

Hay personas que ponen su nombre y se les responde con todo el respeto que se merecen (como tú) Hay comentaristas anónimos que no hacen ningún aporte y no tengo por qué dedicarles mucho tiempo.

Si este blog fuera agresivo borraría todos los comentarios que me critican. Si este blog se dejara guiar por comentarios "burlones" entonces sería un bobo que sólo se deja guiar por intereses de terceros. (¿Alguien dijo publirreportajes?)

Creo en la crítica constructiva (Kaypí es uno de los mejores ejemplos) pero no creo escribir con mano blanda sólo porque un restaurante es consagrado o porque todo el mundo habla bien de él.

Al final si no te agradó el contenido del post las fotos también hablan y habría que ser muy cerrado para no reconocer que un plato no se ve bien preparado.

Saludos

Antonio Sujo dijo...

Renzo, ante los comentarios escritos en tu blogg sobre el grifo decidi visitar este restaurante para tener mi propia opinion. Te soy sincero en mi comentario, muy buen tallarin verde. Sabor: muy agradable. Presentacion: muy bien. Atencion: muy bien. Sabor de la carne:muy bien.
Los felicito de verdad. Lo recomiendo. Saludos.
Antonio Sujo

Renzo dijo...

Estimado Antonio

Queda publicado tu comentario y expresada tu opinión.

De repente El Grifo tiene días en los que no viene el cocinero oficial y cocinan los practicantes.

Anónimo dijo...

lamentablemente a Jana le quedo grande esta nueva experiencia. debe regresar a sus origenes (espacios pequeños) y no pensar en construir un imperio de la comida. Si Gaston la recomienda es porque tambien forma parte de la argolla. Ahora , gastar tanto para hacer un adefesio mmmmmm......., de quien habra sido el capital

eusebio prado dijo...

que comentario tan envidioso e insultante. esas palabras solo pueden salir de gente acomplejada. si no les gusta un restaurante no regresen y ya se acabo. como se ve que tienen para no hacer nada

Anónimo dijo...

Es cierto, los restaurantes (Por no decir otros negocios) pierden su esencia al abrir mas sucursales, El Grifo es uno de ellos, de los pocos que ha sabido mantener la calidad en todos, hasta ahora es San Antonio, lo comparo con Delicass, yo era aisdua al de Dasso (El original) cuando atendia la dueña y los postres eran A1 ahora...no se que opinar, me da pena por Delicass que era un huequito muy lindo para todos los vecinos del Golf, a veces la codicia los beneficia a ellos pero no al consumidor.

Micaela

Renzo dijo...

Estimada Micaela

Lo voy a poner en términos bien crudos. Hay una gran diferencia entre un chef y un negociante.

Uno tiene pasión por el cliente, al otro sólo le preocupa los números. Es bien sencillo identificarlos.

Saludos

Renzo dijo...

Hola Pablo Neyra

La próxima vez que escribas un comentario con insultos al menos preocúpate por la ortografía. Si realmente tienes trabajo sería bien triste que les escribas así a tus jefes.

¡Saludos!

Una pregunta: ¿Que son algajores?
¿Un postre que sólo existe en tu mundo de troll?

Manuel Pierino dijo...

Renzo, creo que estas callendo de nivel o en realidad nunca lo has tenido. Que triste por ti.

Renzo dijo...

Estimado Manuel Pierino

Creo que más triste es no saber que cayendo se escribe con "Y".

Saludos

mividaenundulce dijo...

Te cuento, el domingo fuimos con mi esposo a almorzar al Grifo, tenía cupón de descuento y la verdad siempre nos habíamos quedado con las ganas de ir al de la Colonial. Decidí no llevar cámara y no bloggear porque había tenido una semana complicada y ese día quería almorzar relajada. Me arrepentí.
Pedimos causitas: el langostino rico, el cebiche rico, el cangrejo sin sal y la causa con un ligero sabor metálico, como si alguno de sus ingredientes hubiera estado en un recipiente metálico que lo impregnó. Mi esposo no se dio cuenta porque las comió con salsas.
La corvina crocante: totalmente insípida, se olvidaron de sazonarla. Mi esposo la tuvo que comer con el aliño de la ensalada.
El arroz con carne: decía que era lomo, arroz con el juguito de la carne y huevo. Esperé un bisteck de lomo, arroz medio marrón por los jugos y mi huevo frito, me trajeron un arroz con sabor a chifa, era un arroz chaufa bien húmedo, una carne sancochada (como cuando la fríes y no se dora sino que se sancocha) y totalmente salado.
El postre, nos fuimos por lo seguro: cheesecake, lo único rescatable.
Se demoraron un siglo para Como se demoraban con la cuenta, tuvimos que pararnos e ir a la caja.
Una pena...nunca más..

Renzo dijo...

Estimada MVD

Blogger criticón, envidioso, negativo. Seré todo eso pero digo la verdad y no me subo al carro de los buenoides gastronómicos.

Así es, El Grifo no es un una fonda, tampoco un restaurante de novatos. Tienen años de experiencia y para abrir un nuevo local sirviendo esa comida mejor no hubieran hecho nada.

Saludos

Edwin Moreyra dijo...

Primera vez que leo tu blog. Esta bueno felicitaciones!. Veo que hablar del Grifo acalora a la gente. Te comento yo fui para probar el lomo saltado, nada que ver con lo que me habain dicho. Yo fui al de colonial, no paso nada con el sabor y lo peor de todo cuando me llevan el plato a la mesa, este tenia un punto de ayudin en el borde, Yo :O le dije al mozo, sobre eso, se lo llevo y espere que me dirian. Luego de un rato me trajeron otro plato, supongo yo, una chica se me acerco y me dijo que lo habian retirado y vuelto a saltear, para ser sincero lo comí nomas porque queria probar el dichoso lomo saltado. Ya no quise hacer más lio xq tenia hambre!!!! pero de hecho no vuelvo a ir a ese lugar ni aunque me den gratis la comida, además que el lomo saltado estaba recontra malo!!!
Saludos y te apoyo No al Grifo!!

Renzo dijo...

Estimado Edwin

Así es. Es la manía de mirarse el ombligo y no aceptar que pueden equivocarse.

La aureola de intocable se les debió caer hace rato.

Hay antecedentes de mala atención y le escribí a la misma Jana Escudero. Para mí no hay nada rescatable en ese grifo de marras.

Saludos

Anónimo dijo...

Yo trabajé allí, y nunca me pareció la gran cosa. Y bueno llegué a este blog porque buscaba cosas relacionadas con el grifo para encontrar a una buena amiga que trabajaba también allí y de la cual no recuerdo bien su nombre. Alguien mencionó una administradora malcriada, pues tiene mi respaldo, pedante, soberbia, Jajaja... Y bueno platos ricos si hay, pero hay que tener suerte porque con el trato que reciben algunos personales, con qué amor? La cocina es Amor... Y pues nada... Quieren comer rico, hagan como yo, equipen su cocina e inviten siempre a sus buenos amigos a compartir... Chau...