domingo, 23 de febrero de 2014

¡Hoy es el día! (6 años)

6 años recorriendo Lima, provincias y el extranjero en busca de los mejores lugares para comer. 6 años años escribiendo y ni un día he sentido que pueda dejar de hacerlo. 6 años y aún sigo acá. Dicen que no hay quinto malo. ¡Pues yo agregaría que el sexto es mejor aún!

Cheesecake de canela de Patty, pastelería artesanal
A inicios de año conversaba con un amigo de colegio y me dijo: "Me sorprende como sigues escribiendo. Nunca lo hubiera esperado de tí" Mi amigo nunca dice las cosas por gusto y su comentario tan sincero no me sorprendió. A ver, hagamos cuentas y desde el 2008 revisemos cuántos blogs de gastronomía sobreviven. (Cucharas Bravas no cuenta porque su objetivo actual es distinto, aparte que sus contribuciones se han ido espaciando cada vez más)  No es sencillo equilibrar vida personal y profesional, destinar una agenda exclusiva para salir a comer y sobre todo invertir dinero visitando restaurantes nuevos para conocer otros sabores y estilos de cocina. Si bien en ocasiones he tenido que hacer pausas por motivos laborales o académicos he regresado cuanto antes porque entiendo la responsabilidad que implica mantener esta página.

¿Por qué sigo escribiendo? Muy sencillo, porque este blog ha crecido tanto que se ha convertido en punto de referencia para que ustedes, mis estimados lectores, elaboren sus propias aventuras gastronómicas. Nada me satisface más que recibir correos preguntando qué restaurante escoger para una celebración familiar o para sorprender a su pareja con una cena romántica o hasta dónde encontrar la mejor torta de cumpleaños. Por eso siempre digo y repito que este blog existe por y para ustedes.

Torta IPad de Cupcakes Marconi
Del blogger simple que en sus inicios no tomaba vino, no probaba makis y creía que comer buffet era la mejor experiencia del mundo no queda mucho. Pero del blogger que se fija en todos los detalles y está atento a lo que pasa alrededor de él (en la cocina y en las mesas contiguas) queda todo. Sigo pensando que ir a comer tiene que ser una experiencia satisfactoria en todo sentido. Y en ese aspecto nunca haré concesiones. Peor aún cuando se trata de un restaurante que pertenece a un top ten o a un "chef consagrado" pues en ese caso no aceptaré pretextos mediocres como que "tuvieron un mal día"  ¿Qué tal si al momento de pagar la cuenta yo digo que tuve un mal día y no traje dinero? Mínimo llamarían a serenazgo o al loquero.

Dicen que para ocasiones especiales, restaurantes aún más especiales. Por eso me decidí a celebrar mi aniversario en Nanka. Este restaurante es el sueño hecho realidad de Jason Nanka y Lorena Valdivia, pareja que tuve oportunidad de conocer hace un par de años y con la que compartí algunas rutas gastronómicas e incluso una entrevista en una radio por internet. Ellos ya no están con nosotros pero su legado todavía perdura en su local de La Molina. Ahora el restaurante está dirigido por Juan Carlos Valdivia, papá de Lorena, quien no sólo ha mantenido la idea original con éxito, sino que también está planificando la expansión de la marca y trabajando en la imagen del restaurante ¿Han visto ya la publicidad de Momentos Nanka?

Torta de chocolate orgánico de Nanka
Para comenzar elegí un clásico de su carta, el arroz con pato acevichado, una fusión del plato norteño con cebiche de pato de Casma. Si ustedes prefieren los arroces melosos este podría convertirse en su favorito. Para acompañar, obligatorio las papas huamantanga cocidas en tres tiempos que ahora vienen acompañadas de cinco salsitas: rocoto carretillero, uchucuta, huacatay, crema de rocoto y tártara. Estos platos ya los he reseñado antes así que no me extenderé mucho de ellos. Suficiente con decir que cumplieron mis expectativas. Pero la estrella del almuerzo, y que me dejó sin palabras,  fue la torta de cacao orgánico al 72% La Orquídea, un postre que en anteriores visitas había desdeñado por su alto precio. ¿Qué le vamos a hacer? A veces los bloggers también se equivocan y me alegro de haber esperado tanto para probarlo. Esta torta de chocolate está hecha de cuatro capas: ganache, trufa, fudge y el clásico queque. A pesar del alto porcentaje de cacao no resultan empalagosa, al contrario se disfruta ese gusto que deja en boca el verdadero chocolate. Es una torta única, digna de una celebración.

Me siento feliz de todos estos años. Sé que todavía hay mucho que contar y ustedes estarán acompañándome en esta aventura gastronómica sin fin. ¡Ahora sí, sigamos celebrando!

Nanka queda en Los Bambúes 198, La Molina.
Para hacer pedidos a Cupcakes Marconi pueden comunicarse al 995209473/984246588
Para hacer pedidos a Patty Pastelería Artesanal pueden comunicarse al 241-3059

6 comentarios:

M dijo...

Vicio, mi novio y yo amamos tu blog, hemos conocido restaurantes donde la comida es riquisima,gracias a ti! te debemos tanto, ya es como la 3era vez que te comento.
Te recomiendo hacer una aventura por los restaurantes de la ciudad de Cuzco, demasiado rico todo.
Te queremos!!!!!!!

Anónimo dijo...

Felicitaciones por el aniversario, que sean muchos años más!!!
Gracias por la continuidad y la honestidad en las críticas, que creo son los factores fundamentales para que el blog siga vigente.

Pepe


Claudia dijo...

Felicidades por tu Sextiversario!!! , en realidad son tantos los restaurants que haces referencia que no se por donde empezar...!!!

Insomnio dijo...

Felicidades genios!!!

Karina dijo...

¡Muchas Felicidades! Pronto iré a probar los lugares que recomiendas.

mividaenundulce dijo...

Ay, que no te había felicitado por tus 6 años, que horror!!!
Sabes que cuando decidimos salir con mi esposo a comer siempre le digo, espera un ratito, vamos a ver si Renzo tiene algo de ese sitio...