domingo, 6 de julio de 2014

Unas palabras del blogger.

A lo largo de estos años he conseguido repartir el tiempo entre mis responsabilidades profesionales y el manejo del blog. Aprovechando al máximo los fines de semana he mantenido un ritmo constante de visitas así como una frecuencia para la publicación de las reseñas. Pero, siempre hay uno, sé que no le dedicado más tiempo al aspecto visual. ¿Qué le vamos a hacer? Ya en el colegio sufría en la clase de arte y ese aspecto siempre será mi talón de Aquiles. De manera autodidacta he ido agregando uno que otro cambio pero considero que todavía hay espacio para mejorar.

Por eso ha llegado el momento de presentarles el logo oficial del blog: "El vicio de comer, experiencias gastronómicas" El logo es formal de acuerdo al estilo del blog, ya habrán notado que aquí el lenguaje coloquial no tiene cabida. El tenedor y el cuchillo representan mis herramientas de trabajo y el subtítulo resume la característica esencial que me distingue de otras páginas. Aquí se cuentan todas mis experiencias malas y buenas, todo lo que sucede cuando visito un restaurante. Y esto es algo que han destacado diferentes lectores, cuando leen mis reseñas sienten como si estuvieran comiendo en el restaurante.


Ha llegado el momento de mencionar los valores del blog. Hace mucho que están presentes pero quería aprovechar la oportunidad para describir cada uno de ellos.

1. Puntualidad
El mayor reto de un blog es mantener el contenido actualizado para que ustedes, estimados lectores, siempre tengan algo nuevo que leer. A lo largo de estos años considero que publicar un post a la semana ha sido lo más conveniente y por eso me he esforzado en mantener ese ritmo. Pienso que en un blog, al igual que los restaurantes que visito, más importante es la calidad que la cantidad. Está claro que publicar una foto sin ninguna descripción diciendo "está buenazo, vayan" no tiene sentido. Eso lo hacen ya miles de personas en Twitter o Instagram sin mayor esfuerzo.

No negaré que en el futuro podrían haber épocas difíciles en las cuales existirán obligaciones laborales y contingencias que me obliguen a hacer una pausa pero ustedes serán los primeros en enterarse. Palabra de blogger.

2. Integridad
Este blog es autofinanciado. No existen auspicios, alianzas con medios y ningún tipo de canje con alguna empresa. Si hablo de un producto en el blog es porque lo he comprado y porque confío en su calidad. Cada visita anónima se hace sin avisar previamente y de acuerdo a un cronograma elaborado con semanas de anticipación. Si los resultados de la visita son negativos ese presupuesto se pierde. Entenderán la razón de mi fastidio con esos restaurantes que aprovechan su presencia obligada en medios para cobrar lo que quieren aunque su calidad no lo justifique.

Cuando recibo invitaciones para evaluar restaurantes o productos siempre lo menciono en la primera línea de la reseña. Es política del blog aceptar invitaciones sólo de restaurantes cuya propuesta esté de acuerdo a los parámetros del blog. No podría aceptar invitaciones o hacer publicidad, por ejemplo, a una franquicia que no visito hace años. Tampoco esperen ver menciones a productos de fabricación masiva donde más destaca el uso de saborizantes o colorantes antes que la calidad de la materia prima. Asimismo suelo regresar sin avisar a los restaurantes que me invitaron para comprobar que mi experiencia no fue algo preparado para la ocasión.

Es relevante indicar que las invitaciones me sirven para reasignar el presupuesto a visitar restaurantes de un costo superior o salir de Lima para hacer rutas en provincias. Al final ustedes siempre serán los más beneficiados.

3. Consistencia
No se sorprendan si algunas reseñas antiguas ya no están disponibles. He revisado exhaustivamente los 400 posts escritos para descartar aquellos que no contienen información relevante. He modificado lo escrito para eliminar apreciaciones subjetivas y el uso de superlativos. Escoger el "mejor lomo saltado" o "el mejor pye de limón" es una tarea poco menos que imposible (excepción, el Titi que tiene el mejor wantán frito del universo)

Asimismo aplico un exigente control de calidad a todas las reseñas en busca de errores de ortografía o redacción. En este punto no hago concesiones, he llegado a descartar párrafos enteros si me dejan la impresión de no aportar al contenido de la reseña. Escribir no se trata de poner lo que "fluye". Está bien ser auténtico pero sin sacrificar la corrección del idioma.

4. Responsabilidad 
Tener un blog no es un medio para ser famoso, aparecer en la foto o recibir invitaciones. Al contrario, es una responsabilidad muy seria porque la información publicada servirá como un referente para evaluar qué lugares visitar. Parte de esta responsabilidad implica escribir críticas objetivas. Sin embargo quiero hacer una salvedad. El recurso amistoso y "buena onda" de las críticas constructivas está muy devaluado. Nunca me ha interesado quedar bien con todos e incluso en mis restaurantes favoritos ya saben que no les voy a perdonar un error.

Si algunos chef se quejan de no ver críticas "constructivas" de la misma manera yo les exigiría que apliquen medidas correctivas. Me canso de enumerar los innumerables pretextos que esgrimen los restaurantes ("Tuvimos un mal día") así como su pobre capacidad de respuesta ("Tomaremos en cuenta sus sugerencias") cuando he presentado un reclamo. Aquí yo me limito a contar lo que sucedió para bien o para mal y ante cualquier duda siempre está la foto como prueba. 

6 comentarios:

Tito dijo...

Prueba el wantan frito del humilde chifa Taiwán en Arnaldo Márquez con José María plaza y te olvidarás del titi

mividaenundulce dijo...

Bueno, felicitaciones por nueva cara, me gusta.
Tratar de mantener un blog no es tarea fácil, mucho menos cuando se trata de restaurantes, verdad? hay toda una inversión de por medio.

El toro sentado dijo...

Saludos y felicitaciones por el logo y el blog.

Tengo una única pregunta: vi que la lista de "lugares favoritos para comer" sufrió modificaciones, pero los posts siguen allí y tal como los recuerdo. ¿Cual fue el motivo que te impulsó a realizar la modificación?

María Cruz Arce Martínez dijo...

No es nada fácil mantener un blog, está claro
http://trujal-almazara-aceitedeoliva.blogspot.com.es/

Alexis Ramirez dijo...

quiero suscribir a Tito sobre la sugerencia del wantan frito, le sumo su sopas, su chaufas, su enrollado y mas. Visitalo

Gabriela dijo...

Me gusta tu nuevo diseño. Es perfecto, sobre todo porque soy una ferviente creyente del "menos es más".