martes, 6 de junio de 2017

Xin Yan (¡En modo dim-sum!)

Hace tiempo una seguidora del blog me invitó a probar desayuno al estilo chino en un mentado chifa de Lima. No me hacía gracia desayunar a media mañana pero más pudo curiosidad por saber de que se trataba. La experiencia tuvo cierto interés pero la calidad de los bocaditos dejó mucho que desear. Si revelara el nombre del chifa de marras probablemente lo identifiquen como invitado frecuente de cierto programa gastronómico que (infelizmente) ya no se emite.

Con tales antecedentes no tenía muchas ganas de seguir repetir la experiencia pero uno de los seguidores más acérrimos del blog me pasó el dato de un nuevo restaurante en San Borja donde ofrecían dim-sum a toda hora del día. La gran ventaja, está a siete minutos de mi casa y me olvido de los riesgos de ir al Centro y, sobre todo, la pérdida de tiempo que genera el infernal tráfico limeño.

Siu Mai. Bolitas tailandesas.
Min Pao de Chasiu. Jacao
Cuando entro al local me quedo impresionado por el tamaño de los salones y la decoración sofisticada. ¡Claro! Acá funcionaba el Ganbei Yakiniku Grill. ¿Cómo es posible que no haya funcionado un concepto de "all-you-can eat" en Lima? El ambiente juega entonces a favor del Xin Yan porque no tiene nada que ver con esos salones austeros y desaseados a los que nos han malacostumbrado algunos chifas. La moza se acerca muy solícita con la típica carta de 300 platos y donde no pueden faltar los infalibles "menú para grupos" pero yo lo descarto de inmediato en favor de la carta china más una papeleta para ordenar los bocaditos.

Empezamos  los clásicos siu-mai de cerdo (S/.12.00), que resultan mejores a los bocadillos recalentados que sirven en cualquier chifa promedio. Los jacao (S/15.00) siguen la misma tendencia pero las bolitas tailandesas (S/.11.00) me dejan con un "silencio llenecito de pregunta". No veo la relación que tienen estos palitos crocantes con el nombre de la carta pero como entrada funcionan perfecto. Imaginen unos rollitos primavera con el mismo relleno del siu-mai pero en una presentación más delgada. Los min pao de cha siu (S/.10.00) funcionan pues el pan al vapor sirve como catalizador del aderezo del cerdo. Si desean probar algo nuevo tienen un cumplidor nomecai (S/.14.00), el famoso tamal chino de arroz, o unas costillas de cerdo guisadas al ajo (S/.12.00). Ambas opciones no son sencillas de encontrar y vale la pena darles una oportunidad.


Nomaicai. Albóndiga de res.
Costillas de cerdo al ajo. Lasagna de chasiu.
Obviamente no todo fue acierto, paso de las albóndigas de res (S/.15.00) porque no logro conectar con esa textura gelatinosa. Igual me va con la lasaña de chasiú (S/.14.00) aunque eso va más por un gusto personal. La masa fresca del sahofan y yo nunca seremos buenos amigos. 

Pero como el blogger no sólo vive de bocaditos tenía que dar un vistazo a los platos de fondo. Empiezo con una gallina salada (S/.48.00, media porción), que resulta la sorpresa de la noche. Aquí la carne es jugosa, la sazón es prolija y el sabor motiva a coger el trozo con los dedos y no desperdiciar ni una sola brizna de carne. El estofado de carne (S/.50.00) no ganará un premio a la mejor presentación pero cumple como novedad. Es un guiso de carne bien logrado con el nabo que le da un toque especial. Paso de los calamares aderezados a la plancha (S/.60.00), un plato árido y sin ambiciones. El cerdo picante con verduras (S/.40.00) se queda en el nombre. Si bien el recurso de armar un sanguchito con la panceta y el pan al vapor tiene algo de gracia (algo parecido se ofrecía en Madam Tusan) me niego a aceptar que el nivel de picante sea nulo. Vamos, si en la carta dice "platos picantes" yo esperaba encontrarme con ese infernal ají seco, típico de la comida de Sichuán. Termina la cena con fruta para refrescar el paladar aunque me voy con la espina clavada de no haber ordenado bocaditos dulces.

Gallina salada. Calamares aderezados a la plancha.
Estofado de carne con nabo. Cerdo picante con verduras.
Xin Yan me dejó buen sabor de boca en las dos visitas que le hice. La carta china está llena de sorpresas, la propuesta de bocaditos es variada y tiene una adecuada relación precio-calidad. Quizá el servicio a la mesa es algo relajado pero no es un aspecto en el que ningún chifa se destaque. Aún no he evaluado la carta cantonesa y tampoco pienso hacerlo en el corto plazo, la idea es bucar algo diferente a lo que ofrezcan otros chifas. Yo les recomiendo que acudan en grupo y se diviertan ordenando los dim-sum  para encontrar el favorito de acuerdo al gusto de cada uno. De paso que prueban algo nuevo también pasarán un buen rato.

¿Ya ven? Si antes pensaban que sólo en el centro están los chifas más tradicionales (léase vacas sagradas) pues resulta que existía una alternativa para ahorrarse el trabajo de ir hasta Lima por los bocaditos de marras. Punto para el blogger.

Xin Yan queda en San Luis 1950, San Borja.
Teléfono: 496-9065
Ticket promedio S/.50.00 por persona. Bocaditos S/.9.00-S/.15.00
Estacionamiento: En el sótano.
Volvería: Sí, exclusivamente por la carta china.

3 comentarios:

phevos dijo...

Hola justo estoy siguiendo tu blog hace un par de meses, y fui a este chifa porque me pareció una propuesta interesante (sin ir a capon) y porque lei a otro critico gastronómico que valía la pena, pero te confieso que fui un sabado y pedi media carta de dim sums, ya que mi familia come dim sum desde que yo era muy pequeño, pero no llegan ni a 2 en la escala del 1 al 10 en lo que podrias encontrar en Lima, te doy un dato prueba los dim sums del Restaurante Fung Yen en Capon esta al costado de Ferco, pide los clasicos (jacao, siu mai, sigue con las costillitas al tausi, el chancho chausi con una porción de nabo, Chi Chon Fan de langostino) ese restaurante es un 8 de 10, lo unico que es malisimo es la atencion. pero la comida vale la pena.

Gabriela dijo...

¡300 platos! Eso sí que es variedad.

Lydia Vega dijo...

muy interesante y esta cerquisima a casa 😍